Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Recordando la mítica Copa 95/96 del Numancia

Recordando la mítica Copa 95/96 del Numancia

TELEVISIóN Y SERIES
Actualizado 11/05/2021 17:52

En el fútbol español tenemos la suerte de disfrutar de partidos interesantes casi cada fin de semana. Las diversas competiciones que se disputan semanalmente ofrecen duelos que son seguidos por millones de personas alrededor del globo.

Las dos más populares son, obviamente, la Primera División Española y la Copa del Rey: La primera con un formato basado en la regularidad, y la segunda, mucho más frenética, donde se enfrentan en las primeras fases equipos de potencial desigual.

La Copa del Rey suele ser una de las competiciones más imprevisibles del panorama futbolístico internacional. La tipología de los enfrentamientos, basados en eliminación directa, siempre deja sorpresas. Normalmente los debates, tertulias, predicciones y análisis de las diversas casas de apuestas, suelen quedar solapados por la aleatoriedad del juego cuando rueda el balón. Todos los seguidores de un equipo menor recuerdan con especial ilusión y nostalgia el rendimiento de su club en un año determinado. Hoy queremos realizar este ejercicio retrospectivo y viajar hasta la temporada 95-96, donde el Numancia disputó una Copa del Rey espectacular. Fue el equipo revelación de aquel curso, como lo ha sido el Alcoyano en la presente temporada, o lo fueron el Mirandés, el Novelda o el Alcorcón en años anteriores. La ciudad de Soria vibró con el avance de su equipo, y se generó un mimetismo entre el municipio y el equipo cuando en 2021 se cumplen 25 años de la efeméride.

Hay que recordar que en ese contexto el Numancia también luchaba entre los abismos de la Segunda División B, pero los campos que existían hace 25 años no tienen los estándares de calidad que se exigen en 2021. De hecho, el estadio del equipo numantino también difiere mucho del de su estado actual. Curiosamente, la odisea del equipo de Soria podría haber finalizado de manera abrupta en la primera ronda de la competición, una serie de partidos que se disputaron entre el 7 y el 21 de septiembre de 1995. El Numancia quedó emparejado con el San Sebastián de los Reyes. El partido de ida finalizó con un 2-2 en el marcador, y el de vuelta con 0-0. Fue el valor de los goles en campo rival que había anotado el Numancia lo que provocó que superase la eliminatoria. Un gol del San Sebastián nos habría dejado sin esta mágica historia deportiva. Esta es la aleatoriedad inherente del fútbol, motivo por el que esta disciplina es tan popular y seguida en todo el mundo.

Si la primera fase había sido complicada por el potencial similar del rival al que se enfrentó el equipo de Soria, la segunda lo fue por la desigualdad existente sobre el papel. El rival fue la Real Sociedad, un equipo de Primera División que contaba entre sus filas con jugadores de renombre. Futbolistas que seguramente os sonarán, como es el caso de De Pedro, Luis Pérez o Valeri Karpin. En el partido de ida los numantinos se impusieron por 2-0 en el marcador, todo un golpe de autoridad ante un rival de entidad.

En el partido de vuelta la dinámica fue diametralmente diferente; la Real Sociedad ganó por 2 goles a 0 y la eliminatoria se resolvió en la tanda de penaltis. El honor y el coraje de los visitantes se impuso a la sobriedad de los vascos, y el Numancia superó la ronda. Este hecho hizo sonar la señal de alarma en muchos rotativos deportivos, y el nombre de la ciudad comenzó a aparecer en algunas piezas breves de los periódicos.

La tercera fase de la competición emparejó al equipo rojillo con el Racing Club de Santander. El Numancia, entrenado en aquellos momentos por un joven Miguel Ángel Lotina, supo hacerse fuerte en la línea defensiva. No encajó ningún gol y Jorge Barbarin anotó un tanto en el duelo de vuelta. Rompiendo los pronósticos y de manera totalmente repentina, el equipo se plantó en los octavos de final de la segunda competición más potente de todo el calendario español.

La plantilla casi semiprofesional del equipo numantino ya esperaba un rival de entidad en la nueva eliminatoria. La suerte quiso que se enfrentase a otro club de Primera División, el Sporting de Gijón. Los asturianos cayeron en el partido de ida por 2 goles a 1, un resultado que dejaba el cruce muy abierto. Conscientes de sus debilidades y sobre todo de sus fortalezas, el Numancia supo defender de manera impecable y el partido terminó 0-0 en el marcador. El resultado conseguido en el duelo de ida los clasificaba para los cuartos de final de la Copa del Rey. Una hazaña en mayúsculas. En el postpartido ya no se analizaba el triunfo de la modesta entidad como un hecho anecdótico, sino que ya se valoraban cuáles eran las virtudes de una plantilla que había conseguido eliminar a tres rivales de Primera División. Todo ello militando en la tercera categoría del fútbol estatal.

En los cuartos de final de Copa solo había 7 posibles rivales, todos ellos con un potencial que se escapaba a años luz del del Numancia. El equipo que visitaría los "Viejos Pajaritos" fue nada más y nada menos que el FC Barcelona. Un Barça que en aquellos momentos todavía estaba entrenado por Johan Cruyff y que cuatro años antes había ganado la primera Copa de Europa de su historia.

El 1 de febrero de 1996 quedó grabado para siempre en la historia deportiva numantina. Prácticamente toda la provincia de Soria se acercó al estadio donde tuvo lugar el partido. Fue necesario instalar gradas supletorias para poder dar cabida a todas las almas que allí se habían congregado. El partido terminó con empate a 2 en el marcador, y los goles del Numancia llegaron curiosamente en el primer y último minuto del encuentro. El empate se celebró como un título, y fue un resultado que ocupó -ahora ya sí- portadas de toda la prensa especializada en fútbol. Una hazaña atípica que se alargó con los primeros minutos del partido de vuelta. Barbarin colocó el 0 a 1 en el Camp Nou, era posible soñar. Desgraciadamente para los intereses sorianos, el Barça acabó ganando tras anotar tres goles como local.

En aquel Numancia jugaba el popular comentarista Raúl Ruiz, quien gracias a su trato cercano y a su capacidad analítica del juego se convirtió en una figura mediática del ámbito periodístico.

En 2009 el Numancia se vengó de los azulgranas tras imponerse en el partido debut del Barça de Guardiola. Por lo tanto, el equipo rojillo puede sumar también en su palmarés particular que ganó a uno de los mejores equipos de toda la historia. La superación y el sacrificio siempre han formado parte de su idiosincrasia; 25 años de una historia mítica.

Comentarios...