Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La procesionaria, uno de los peores enemigos de los pinos sorianos

La procesionaria, uno de los peores enemigos de los pinos sorianos

PROVINCIA
Actualizado 22/05/2021 21:03

Esta oruga se alimenta de las hojas de los pinos limitando su crecimiento. Los humanos y los animales también se pueden ver muy perjudicados por la procesionaria, en el caso de las mascotas, causando incluso su muerte.

La provincia de Soria cuenta entre su rica naturaleza con una gran cantidad de especies de pinos. Su majestuosidad y su altura se ven amenazadas por un enemigo muy peligroso, la procesionaria. Estas orugas se alimentan de las hojas de los pinos provocando importantes limitaciones en su posterior crecimiento.

El ciclo de vida de la procesionaria comienza en verano cuando las polillas ponen sus huevos. A lo largo del otoño y del invierno las larvas se desarrollan y una vez llega la primavera las orugas bajan en procesiones (de ahí viene su nombre) al suelo donde se entierran hasta que vuelve a comenzar el proceso.

El experto en procesionaria del pino e investigador Juan de la Cierva de Ingenierías Agrarias del Campus de Soria de la Uva, Gabriel Sangüesa, explica en qué momento causan dificultades a los pinos: “El principal impacto a los pinos se producen cuando, pierden las hojas por la actividad de las orugas de procesionaria, y el crecimiento posterior de los árboles se ve afectado por la necesidad de invertir las reservas en volver a brotar. Todas estas reservas que han perdido no las pueden destinar en su crecimiento en grosor”.

¿Cómo afectan en la provincia?

En Soria, algunas zonas como Tierras Altas o el oeste de la provincia, con repoblaciones de pino laricio, se han visto afectadas por la procesionaria. En cambio, la mayor parte del territorio no es muy vulnerable, ya que en los inviernos que se alcanzan menos 10 grados de temperatura, las orugas no sobreviven y no pueden causar impactos importantes en los pinares.

La procesionaria está presente prácticamente en toda la zona de la cuenca mediterránea, donde su mayor enemigo son las bajas temperaturas de algunos inviernos.

Personas y animales también en peligro

La procesionaria también pueden afectar a la salud de personas y animales en diferentes medidas. Sangüesa indica que uno de los grandes problemas llega cuando las orugas son adultas ya que tienen pelos urticantes que “pueden causar urticarias” en la piel de las personas.

Por otra parte, estos pelos también son volátiles. En este caso, pueden afectar a las personas, aunque tienen un mayor peligro para los animales. “Las mascotas pueden morderlas cuando las orugas se van a enterrar y al presentar estos pelos urticantes, pueden inflamar las vías respiratorias de los animales, causándoles en el peor de los casos la muerte por asfixia”, explica Gabriel Sangüesa.

Estos casos, a pesar de ser muy puntuales, se suelen producir cuando hay ataques de procesionarias en parques y jardines. Aunque lo más habitual es que esta plaga se den en bosques.

Soluciones

Uno de los remedios que se utilizaban antiguamente para acabar con la procesionaria eran las fumigaciones masivas. Con el paso del tiempo esta solución fue prohibida por una directiva europea. Actualmente, una de las soluciones eventuales es la suelta de especies que se alimentan de esta oruga.

El experto en procesionaria, Sangüesa, indica que un remedio a medio largo plazo es la promoción de bosques con varias especies como encinas o robles, junto con los pinos, ya que, según estudios científicos, la procesionaria del pino “tiene una movilidad reducida”, y las estructuras de bosques más complejas, son “menos apetecibles” para la procesionaria.

Por esto, cuando existen bosques homogéneos repoblados con pinos mediterráneos los ataques son mayores.

Proyectos

Gabriel Sangüesa manifiesta que en estos momentos están llevando a cabo un proyecto de investigación que les fue concedido por La Junta. En él se estudia cómo han afectado los efectos del cambio climático sobre la procesionaria del pino y en qué zonas se están incrementando los ataques a través de distintas técnicas. Entre ellas, se utilizan sistemas de teledetección con satélites para saber cómo ha sido la evolución de esta especie a lo largo del tiempo.

Comentarios...