Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Junta y alcaldes de ‘Sabinares del Arlanza-La Yecla’ avanzan en la gestión del nuevo parque natural

Junta y alcaldes de ‘Sabinares del Arlanza-La Yecla’ avanzan en la gestión del nuevo parque natural

BURGOS
Actualizado 24/05/2021 16:17

La Consejería de Medio Ambiente quiere lograr el mayor consenso posible para la redacción del PRUG, Plan Rector de Uso y Gestión, instrumento de planificación y gestión del parque, para lo que será esencial la participación de todos los sectores implicados.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones –acompañado por el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez-, ha valorado muy positivamente el encuentro con los alcaldes de los municipios incluidos en el parque como punto de encuentro para planificar la gestión futura de este parque natural, siguiendo los objetivos y directrices marcados en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales, aprobado en 2018, paso previo a su protección recogida en la ley 4/2020 aprobada en diciembre. Al acto, celebrado en el patio del Monasterio, han asistido, además de los alcaldes afectados por el nuevo parque, entre ellos el de Santo Domingo de Silos, Emeterio Martín; el presidente de la Diputación de Burgos, César Rico; el abad de Silos, Lorenzo Maté; el presidente de la Fundación Silos, Antonio Miguel Méndez; el delegado territorial de la Junta, Roberto Saiz; y el director general de Patrimonio Natural y Política Forestal, José Ángel Arranz.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente está poniendo en marcha los instrumentos establecidos por la normativa, entre ellos el nombramiento de la directora-conservadora y la constitución del patronato, órgano colegiado de carácter consultivo para la participación de la sociedad en la gestión del parque natural, donde estarán representados al menos el Estado, la Comunidad de Castilla y León y las entidades locales, las organizaciones cuyos fines estén vinculados a la protección del patrimonio natural, las organizaciones agrarias y los propietarios de terrenos incluidos en el espacio natural protegido, y cuya entrada en funcionamiento se espera para los próximos meses.

El consejero destacó especialmente la incorporación de los términos municipales del parque natural ‘Sabinares del Arlanza-Yecla’ a las Ayudas para las zonas de influencia socioeconómica (ZIS). Con la declaración de este parque natural a fínales del año pasado, los 21 ayuntamientos que lo integran se incorporan a los municipios que tienen derecho a percibir este tipo de ayudas. Está previsto que este año 2021 reciban un total de 132.2489 euros. Para ello, durante el mes de junio se pedirá a los ayuntamientos correspondientes que redacten los proyectos que desean ser subvencionados, para en el menor tiempo posible poder tramitar la correspondiente orden de ayudas, y comunicarles la concesión en los meses de julio-agosto.

Sobre la elaboración del plan rector de uso y gestión (PRUG), Suárez-Quiñones quiso dejar claro que de nuevo será esencial la participación de todos los sectores vinculados al espacio natural: “La creación del parque natural no supondrá la sustitución de nadie, más bien al contrario, tratará de sumar y crear valor añadido a todas las acciones que se acometan, con el objetivo de que el territorio sea más que la suma de las partes (ayuntamientos, asociaciones, empresas, particulares,…) y tenga una perspectiva de conjunto”.

Marca turística, de desarrollo y de futuro en el medio rural

El consejero concretó que para ello se trabajará en dotar al territorio de una marca: “El parque natural debe ser no sólo una marca de destino turístico, que también, sino marca de territorio de emprendimiento, de desarrollo, de futuro, una marca que genere sentido de pertenencia a la población local, y que sea reconocible para el resto de la sociedad, a través de proyectos e iniciativas de muy diversa índole y magnitud”, señaló.

Además, la Consejería trabaja para implantar en el parque natural la Carta Europea de Turismo Sostenible con el objetivo de acreditar en breve plazo al parque natural y posibilitar que se acrediten empresas; en el desarrollo de programas de educación ambiental, y en dotar de la correspondiente señalización, que se encuentra entre las actuaciones aprobadas en diciembre de 2020 dentro de la segunda fase del Programa de Infraestructuras Turísticas en Áreas Naturales de Castilla y León, que cuenta con más de 5 millones de euros, de los cuales 4,6 son financiados por la Junta de Castilla y León. Dicha señalización incluye las principales vías de acceso, carreteras, panelería, web, etc.

Parque Natural Sabinares del Arlanza-La Yecla

Con la aprobación de la Ley 4/2020, de 14 de diciembre, el parque natural “Sabinares del Arlanza-La Yecla” pasó a ser el trigésimo tercer espacio natural protegido de Castilla y León. Su declaración ha sido fruto de un proceso de participación pública muy intenso y dilatado en el tiempo, que comenzó en el año 1992. La redacción y aprobación del PORN concluyó el 3 de diciembre del 2018 para culminar dos años más tarde con la ley declarativa.

La superficie afectada por el Plan de Ordenación de sus Recursos Naturales, PORN, es de 39.459 hectáreas de la provincia de Burgos, que incluyen siete términos municipales en su totalidad, Carazo, Contreras, Mamolar, Quintanilla del Coco, Santibáñez del Val, Santo Domingo de Silos y Retuerta; y 14 parcialmente, Arauzo de Miel, Barbadillo del Mercado, Cascajares de la Sierra, Ciruelos de Cervera, Covarrubias, Cuevas de San Clemente, Espinosa de Cervera, Hortigüela, Mambrillas de Lara, Mecerreyes, Pinilla de los Barruecos, La Revilla y Ahedo, Tejada y Villanueva de Carazo. La población es 2020 era de 2.417 habitantes.

El territorio presenta valores a proteger incluidos en Red Natura, especialmente la diversidad de las formaciones de sabinar, de gran relevancia tanto en Castilla y León como en la península Ibérica y en el continente europeo, así como la enorme riqueza del resto de las formaciones arbóreas presentes en el espacio, tales como encinares, pinares, rebollares y quejigares, configuradas en torno al aprovechamiento del monte, como ejemplo valioso y representativo de los sistemas tradicionales de gestión de los recursos.

Igualmente se protege la configuración geomorfológica del espacio natural, en especial el relieve plegado desarrollado sobre el sustrato calcáreo, que es el protagonista indiscutible del paisaje, destacando nítidamente por su espectacularidad visual (cañones, sinclinales…). Su gran diversidad, representada además en un espacio reducido, confiere a este lugar un excepcional valor didáctico vinculado al patrimonio geológico.

Destacan como especies de interés: Alimoche, buitre leonado, águila real, halcón peregrino, escribano hortelano, milano real, martín pescador, chova piquirroja, curruca rabilarga, desmán ibérico, murciélago grande de herradura, murciélago pequeño de herradura, murciélago ratonero pardo, sapillo pintojo meridional, Austropotamobius pallipes (cangrejo de río), mariposa hormiguera de lunares.

La protección del espacio natural también hace referencia a la enorme riqueza vinculada a su patrimonio cultural, entre ella Sto. Domingo de Silos, San Pedro de Arlanza, Covarrubias, pinturas rupestres, castros, etc. que completan los valores naturales y que justifica la dotación de un marco jurídico propio que garantice su preservación.

El PORN divide la superficie en diferentes zonas, atendiendo a sus características y valores naturales, así como por su mayor o menor vulnerabilidad. De este modo, se pretende compaginar la consecución de los objetivos de conservación y protección de los recursos naturales y el paisaje y el uso y disfrute público, con el desarrollo de otras actividades productivas, como los usos agrícolas, ganaderos y forestales que de manera tradicional se dan en estos espacios naturales.

Las zonas son las siguientes: zonas de reserva, para aquellos espacios poco transformados y de gran interés; zonas de uso limitado, esto es, zonas de notable riqueza paisajística, vegetal y faunística, cuya gestión requiere una intervención de carácter sostenible y extensivo; zonas de uso compatible, que incluye aquellos terrenos de vocación agrícola en los que el uso agrícola y ganadero es predominante; y zonas de uso general, donde la condición de espacio urbanizado es o será predominante.

24 de mayo, Día Europeo de los Parques

Esta celebración rememora la declaración en 1909 en Suecia de los primeros parques nacionales en Europa y la Federación EUROPARC, organización paneuropea creada en 1973 que reúne a instituciones dedicadas a la conservación de la naturaleza y a espacios naturales protegidos de 38 países, promueve, desde el año 1999, la celebración del Día Europeo de los Parques. En el año 1993 se creó la Sección española de la Federación Europea, EUROPARC-España, siendo Castilla y León socio fundador.

Este año, el lema europeo “Nature is our business”, traducido al español como “La Naturaleza. nuestro negocio, nuestro compromiso” para hacer énfasis en el papel fundamental que los parques juegan en la conservación de la naturaleza así como las oportunidades que ofrecen para el bienestar social de todos los ciudadanos.

Castilla y León en una de las regiones con mayor índice de biodiversidad de la Unión Europea, y esa gran biodiversidad hay que buscarla en su ubicación, a caballo entre el mundo atlántico y el mediterráneo, su enorme extensión, la elevada altitud media de la cuenca del Duero –900 m.-, su aislamiento del exterior por la importante barrera montañosa que la enmarca y que favorece el carácter continental del clima que, en el centro de la cuenca, se caracteriza por los acusados contrastes térmicos y las escasas precipitaciones. Además de por su propia configuración geomorfológica, rodeada por un cinturón de cadenas montañosas que lejos de ser una barrera para la flora y la fauna, han constituido un refugio para multitud de especies que encuentran aquí su medio óptimo.

Sobre esta base se asienta la Red de Áreas Naturales Protegidas de Castilla y León (RANP), conformada a partir de tres redes complementarias: la Red Natura 2000, la Red de Espacios Naturales Protegidos (REN) y la Red de Zonas Naturales de Interés Especial. La primera deriva de los compromisos comunitarios; la segunda del desarrollo de la normativa nacional y autonómica, y la tercera incorpora aquellas figuras cuya protección se recoge en otras normas o en convenios internacionales.

La superficie total de la Red Natura 2000 en Castilla y León es de 2.464.943 ha, y ocupa el 26,2 % del territorio regional, supone el 16,63 % de la Red Natura 2000 de España y el 2,37 % de la superficie a nivel europeo.

La Red de Zonas Naturales de Interés Especial, formada por diversas figuras de protección donde sobresalen por su especial significado: zonas húmedas de interés especial, zonas naturales de esparcimiento y árboles notables. Actualmente el Catálogo de zonas húmedas de interés especial está formado por 297 humedales. De ellos 16 se localizan en la provincia burgalesa.

La Red de Espacios Naturales Protegidos (REN), formada por 33 espacios protegidos: 2 parques nacionales, 2 parques regionales, 14 parques naturales, 5 reservas naturales, 8 monumentos naturales y 2 paisajes protegidos, con una superficie total aproximada que se eleva a 814.549ha. El último espacio en incorporarse ha sido el parque natural de Sabinares del Arlanza-La Yecla, en diciembre de 2020.

El modelo de desarrollo sostenible que defiende la Junta de Castilla y León trata de poner en valor los recursos naturales de estas áreas de manera compatible y sostenible con su conservación. Para lograrlo, desde la administración autonómica se están desarrollando múltiples iniciativas:

  • La 'Red de Casas del Parque de Castilla y León' que se configura como el punto de referencia tanto para las poblaciones locales como para los visitantes. En la actualidad están abiertos al público treinta y cuatro de estos centros, entre casas del parque (26), centros temáticos (6) y dos centros de visitantes asociados a los parques nacionales, que no solo constituyen el elemento clave para la recepción de los visitantes y la interpretación del patrimonio del espacio, sino que además están llamadas a convertirse en una pieza singular del entramado social y cultural de la comarca, que están de forma permanente al servicio de sus vecinos y donde se desarrollan e impulsan diversas actividades de dinamización sociocultural, normalmente relacionadas con los valores naturales.
  • La implantación de la Marca de calidad turística en espacios naturales protegidos, la “Q” de Calidad Turística, cuyo objetivo es reconocer la calidad de los sistemas de uso público de los espacios naturales protegidos. Diez espacios de la comunidad poseen esta marca de calidad, dos de ellos en Burgos: Hoces del río Duratón, Cañón del río Lobos, Valle de Iruelas, Ojo Guareña, Montaña Palentina, Monte Santiago, Montaña de Riaño y Mampodre, Sierra de Gredos, Las Batuecas-Sierra de Francia y Hoces del río Riaza.
  • 'Carta Europea del Turismo Sostenible en Espacios Naturales Protegidos', iniciativa que tiene por objetivo promover el desarrollo del turismo en clave de sostenibilidad en las áreas protegidas de Europa. Se trata de un método y un compromiso voluntario para aplicar los principios de turismo sostenible, orientando a los gestores de los espacios naturales protegidos y a las empresas para definir sus estrategias de forma participada. Actualmente poseen este distintivo de calidad cinco espacios: Las Batuecas-Sierra de Francia, Sierra de Gredos, Valle de Iruelas, Hoces del río Riaza y Montaña Palentina. Y recientemente se ha empezado a trabajar para que el parque natural Sabinares del Arlanza-La Yecla también se incorpore a esta iniciativa.
  • En el año 2007 se creó 'Marca Natural', un distintivo de excelencia de origen geográfico exclusiva para los espacios de la REN, que certifica que determinados productos o servicios de diversos tipos (agroalimentarios, artesanales o turísticos), reúnen determinados requisitos de calidad y se generan en el territorio de estas áreas naturales. Además, los productores a los que se otorga esta marca acreditan haber asumido el cumplimiento de algún compromiso medioambiental, relacionado con los valores del espacio en que se asientan. En la actualidad son 18 los productores acogidos, más 4 alojamientos de turismo rural.
  • Actuaciones de señalización y balizamiento de senderos. Se pretende mejorar la accesibilidad en los espacios naturales de Castilla y León, permitiendo su uso y disfrute a todo tipo de visitantes. Merced a esta iniciativa la totalidad de las “casas del parque” son accesibles y hay también ya senderos adaptados a esas circunstancias, acciones fundamentadas en criterios de “Diseño universal”.
  • Líneas de ayudas técnicas, económicas y financieras en las zonas de influencia socioeconómica de los espacios naturales protegidos. Con ellas se ponen en marcha diferentes actuaciones destinadas a aumentar las condiciones de habitabilidad y la calidad de vida de las poblaciones situadas en estas áreas, posibilitando una gestión ordenada del territorio e impidiendo el abandono progresivo de los núcleos rurales. Desde el año 1996 en que se pusieron en marcha estas ayudas hasta el año 2020 la Junta de Castilla y León ha concedido ayudas por un importe total de 57.940.298 euros, de ellos 5.080.696 euros corresponden a Burgos.
Comentarios...