Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La crónica: Paciencia(s), referentes y ‘un don’ para los empresarios sorianos

La crónica: Paciencia(s), referentes y ‘un don’ para los empresarios sorianos

PROVINCIA
Actualizado 28/05/2021 00:47
Sergio García

Una confitería que cumple 200 años y quiere cumplir otros 200, el sector del turismo, la cercanía con los clientes y el recuerdo para los que ya no están, marcan el primer acto social celebrado en Soria en 15 meses.

La Gala de los Premios FOES 2019, tantas veces pospuesta en el calendario por motivos obvios, ha sido el primer gran (para los parámetros actual) evento social celebrado en la provincia de Soria en 15 meses. Un lugar al aire libre (la finca Las Albardillas de Garray), muchas medidas de seguridad (control de temperatura, mascarilla, distancia social) y un aforo reducido (apenas 50 personas, en su mayoría galardonados y familiares) han sido el marco de un evento emotivo y con un claro carácter reivindicativo. Los empresarios sorianos están orgullosos de serlo y este año tienen más motivos que nunca.

Salvar la crisis económica provocada por la pandemia es el más obvio. Crisis que ha afectado especialmente a algunos de los premiados. Pero también los empresarios han celebrado hoy la autorización de Bruselas para que España conceda ayudas del 20% al funcionamiento de las empresas en las provincias de Soria, Cuenca y Teruel. Pero si algo ha quedado demostrado hoy en la gala de FOES es que mucho más importante que los números son las personas.

El recuerdo más emotivo ha sido para Arsenio Ortega Crespo quien falleció por Covid el marzo pasado a los pocos días de conocerse su galardón como Premio Empresario Soriano y Cecale de Oro. Un galardón que han recogido sus hijos con “sentimientos encontrados”. Emilio, Ricardo y Noelia han destacado la faceta emprendedora de su padre quien no paró de pensar y crear nuevos proyectos hasta sus últimos días.

“No esperen que te den las gracias ni ningún premio por hacer lo que es tu obligación”. Con esa frase resumían los hijos el espíritu de un Arsenio que fue multidisciplinar; Comercial Hermanos Ortega, Embutidos Numancia, Alimentación Ortega y Maquinaria Agrícola Sial son su legado para Soria y su familia.

El turismo ha sido protagonista en dos de los galardones, el de empresa innovadora y el de empresario soriano en el exterior. Millán Enciso, de Condor Vacaciones, ha explicado que se trata de un momento duro para el sector, “estamos pasando las de Caín”, aunque confía en una rápida recuperación porque la gente “necesita vacaciones”. Analiza que costará más recuperar el ritmo en las grandes ciudades y en el turismo empresarial, ligados a grandes eventos. Una oportunidad, señala, para Soria

Millán se ha reivindicado como soriano, “no he dejado de venir ni un año” y ha señalado los valores sorianos. “La honradez, la seriedad y el compromiso de los sorianos nos hacen triunfar donde vayamos”, señalaba para concluir que “ser soriano es un don”.

Por parte de la empresa innovadora, también dedicada al turismo, Jesús Esteras ha señalado que la pandemia ha triado muchas cosas que han llegado para quedarse. El CEO de Poraltur ha destacado el valor del asociacionismo empresarial y ha pedido a los políticos presentes que luchen por las empresas y los ciudadanos de la provincia.

Susana y José Beltrán Latorre, premio Empresa Soriana, han señalado que el premio es un reconocimiento al “trabajo, el esfuerzo y la ilusión” de su padre para crear y consolidar Construcciones Beltrán Muñox. “Era hombre de pocos saraos pero hoy se hubiera sentido muy orgulloso por este premio”, señalaba, para dejar uno de los momentos más emotivos de la gala al destacar el papel de su madre.

Adolfo y Alfonso Rejas han recibido el premio Joven Empresario Soriano para su empresa de seguros creada hace más de 60 años por su padre. Ellos han destacado las dificultades de trabajar “sin contacto social y cercanía” con los clientes porque eso es lo que les diferencia del resto. “Siendo sorianos es un placer trabajar por y para los sorianos”, destacaban para hacer un llamamiento a trabajar todos juntos por el bien de la provincia.

Por último, Confitería Almarza, ha recibido la Medalla de Oro por los 200 años del negocio en Almazán. Celina Almara, en representación de las 7 generaciones que han pasado por el negocio, señala la alegría por el premio y bromea con la clave para alcanzar los dos siglos; “mucha paciencia”. Celina señala que hacer los productos de manera artesana es la clave para mantener los sabores tradicionales. “Una empresa pequeña, artesana y familiar empresa, pero grande en ilusión, trabajo y esfuerzo”, señalaba orgullosa.

Más allá de los premios, el evento ha contado con la presencia de algunos importantes políticos provinciales. En una semana en la que se ha cuestionado por parte de la oposición el compromiso del Ayuntamiento de Soria con FOES el PP ha ganado 3-1 en representación en los premios empresariales. El acto ha estado presidido por la delegada de la Junta, Yolanda de Gregorio, el presidente de la Diputación, Benito Serrano, y la alcaldesa de Garray, María José Jiménez. No han estado presente ni delegado del Gobierno ni el alcalde de Soria, aunque sí se ha dejado ver por el acto el concejal Muñoz Expósito, responsable del área económica en el equipo socialista del consistorio.

El acto se ha cerrado con un pequeño ágape, siempre con los invitados sentados, y un concierto de la violinista rockera Judith Mateo.

Comentarios...