Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Abel de Vicente, un auténtico maestro de la madera

Abel de Vicente, un auténtico maestro de la madera

NOTICIAS DE COVALEDA
Actualizado 02/07/2021 20:52

Abel de Vicente lleva prácticamente toda su vida vinculado a la madera, ya que con 15 años comenzó a trabajar con ella. Su amor por este material fue la clave para crear ‘Equipo Hacha’. Miles de sus esculturas realizadas con motosierra decoran numerosos lugares de España y del mundo. Su destreza en las exhibiciones y ferias le han permitido ser reconocido a nivel nacional e internacional.

Hay ciertas cosas que marcan la vida de las personas y que ocupan una parte muy importante de ellas. El crecer desde pequeño unido estrechamente a algo suele provocar que ese vínculo dure hasta el futuro, y que incluso se convierta en un trabajo. Ese es el caso de Abel de Vicente y la madera.

El covaledense es, a sus 48, años uno de los escultores con motosierra más conocidos en el país. Desde muy pequeño comenzó su estrecha relación con la madera. Con tan solo 15 años empezó a trabajar en el monte, hasta que con 30 dio el paso de dedicarse a realizar esculturas.

Abel de Vicente explica lo que supone este material en su vida: “A mí me quitan la madera y no sé qué hacer. Desde que salí de la escuela fui a trabajar al monte”.

Estos lazos de unión también llegan hasta su familia. La madera ha estado vinculada a ella, desde que su abuelo y su tío materno se dedicaban a cortar troncos en los montes. Posteriormente, la tradición fue seguida por su padre y su hermano, que trabajaron como carpinteros.

De Vicente muestra cómo le gustaría que siguiese la tradición en su familia, aunque también apuntilla la dureza y peligrosidad del oficio. Por otro lado, expresa que no le agradaría que su hijo “metiese tantas horas como él”, ya que afirma que trabaja 12 horas diarias.

El Negocio

El covaledense cuenta actualmente con dos empresas relacionadas con este material. Una vinculada con el trabajo en los montes y otra con las esculturas de motosierra y exhibiciones.

Algo que comenzó como una afición se ha convertido en su empresa ‘Equipo Hacha’. La marca ‘Stihl’ es la patrocinadora principal del negocio. Con ella recorre toda la península y países sudamericanos realizando exhibiciones y visitando ferias. En cada una de ellas suele realizar dos figuras en una hora y media.

Su otra parte del negocio consiste en elaborar obras de arte con motosierra a encargo, ya sea a través de la web de su empresa, equipohacha.com, o por pedidos que le hacen en persona. Muchos de los encargos proceden de Covaleda y de Soria, aunque su empresa es conocida a nivel internacional.

Obras de arte

Abel de Vicente comienza a elaborar estas obras de arte con motosierras grandes para quitar la parte sobrante de la madera. Seguidamente utiliza otras máquinas más pequeñas para ejecutar los detalles. La forma que le da a cada escultura depende de su imaginación o de los ejemplos que encuentra en internet.

Un aspecto fundamental en este proceso de elaboración es el manejo de la máquina. En este sentido, el covaledense explica su evolución a la hora de desenvolverse con ella: “Conozco el lugar que quiero alcanzar con la motosierra. Aunque no vea la posición a la que está llegando sé dónde está”.

La elección del tipo de madera es otra de las claves en este negocio. En las exhibiciones, la de chopo es la más indicada, ya que le permite ser más rápido y fijar mejor los detalles a esculpir. Para las esculturas que realiza por encargo las maderas de cedro, roble o sabina son sus favoritas.

La calidad de estas maderas es tal, que De Vicente muestra su rechazo a pintar algunas figuras, aunque lo lleva a cabo si lo pide un cliente: “No me gusta pintarlas porque parece que le quitas el valor a la madera. En algunas esculturas es un crimen”.

Por otro lado, el artista afirma que “pintar en algunos casos con aerógrafo” les da “un tratamiento y cuidado mejor”, sobre todo si están situadas en el exterior. Un amigo suyo es el encargado de pintarlas.

Después de tantos años no recuerda el número exacto de esculturas, aunque asegura que en una época normal puede llevar a cabo 200 figuras durante las exhibiciones.

El tiempo que dedica a cada una varía en función del tamaño y de la forma que requiera la obra. En ese sentido, afirma que puede tardar desde media hora o 45 minutos en la que menos, hasta 80 horas que dedicó al leñador situado en Cabeza Alta. El precio es otro de los puntos que cambia en función de la escultura. De Vicente afirma haber vendido figuras por 200 euros y otras por 15.000.

A pesar de no acordarse de la cantidad, sí recuerda la más importante de su carrera: un águila que realizó el año pasado. Al inicio del Covid su padre estaba ingresado por el virus, y decidió comenzarla para quitarse los malos pensamientos. Lamentablemente su padre falleció. No obstante, la escultura sigue teniendo un significado inmenso para él.

Competición

Por otra parte, Abel también ha demostrado sus dotes con la madera al ser 6 veces campeón internacional de esculturas con motosierra en España. Ahora, su papel consiste en buscar jóvenes que participen en los campeonatos mundiales Stihl Timbersports World Championship y en el internacional solo con motosierra.

Él es el encargado de localizar a las nuevas promesas del país para que compitan con el equipo español de corte con hacha y con máquina.

La madera ha marcado su vida hasta convertirlo en un referente a nivel internacional. El esfuerzo muchas veces sí tiene recompensa, y este covaledense es un claro ejemplo de ello.

Comentarios...