Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
20 palabras que solo conoces por las Sanjuaneras

20 palabras que solo conoces por las Sanjuaneras

SAN JUAN
Actualizado 28/06/2021 09:51
Sergio García

¿Eres un barbián o tienes mucha cachaza? Repasamos una veintena de términos que conoces de las sanjuaneras y que nunca utilizas. Además, tratamos de descubrir quiénes son el Caifás y la Tupe.

Si usted pensaba que porque las fiestas de San Juan se hayan suspendido se iba a librar de nuestros ya clásicos artículos sanjuaneros ya puede comprobar que se equivocaba. Desde la mesura, tratamos de recordar y celebrar los Sanjuanes a nuestra manera y que mejor que con la banda sonora de las Fiestas.

Aunque algunas tienen más de 80 años, las sanjuaneras de Don Paco y Don Jesús siguen reflejando a la perfección la esencia de las fiestas. Pero el tiempo no perdona y más allá de las 30 pesetas algunas palabras y expresiones han desaparecido o son residuales en el lenguaje cotidiano actual. Por ello, hoy repasamos algunas palabras que solo conocemos por las Sanjuaneras y que usamos poco por no decir nada.

Barbián: Que es desenvuelto, arriscado y simpático. Palabra totalmente desconocida fuera de la canción Los Cuatros de 1960 que dice “Yo feliz le he prometido, pues es cuatro el muy barbián…”

Requiebro: Palabra o expresión de admiración, halago o elogio que se dirige a una persona. Esa definición pega mucho mejor en Verbenas de San Juan “Y brillan también sus ojos y alegre su risa suena al requiebro de los mozos que pondrá dulces sonrojos en sus caras de azucena…” que la que hace alusión a los recortes.

Fulgor: Resplandor, luz, brillo. De embrujo sanjuanero: “La belleza de las mozas brilla con mayor fulgor”.

Porfía: Lucha o disputa que se mantiene con insistencia y tenacidad. En Con la Bota “No falta en ningún festejo y todo el mundo a porfía disputa su compañía, aunque es un vulgar pellejo”.

Gallardo: Desembarazado, airoso y galán. En Mozas de Cuadrilla: “ni el tipismo seductor, gallardo y bullidor, del viernes en la Plaza…” donde también aparece albor como “Comienzo o principio de algo”

Airón: Mechón de plumas levantadas que tienen ciertas aves en la parte superior de la cabeza. En El Cachirulo (“Airón que al viento flamea a lomos de brava fiera”).

Cachaza: Tranquilidad excesiva cuando se desarrolla una actividad. En el pasodoble Los Sanjaunes: "Y si estuviera de humor, con aguante y con cachaza, el viernes podrá en la barrera si no desespera, probar su valor”. En ese mismo tema aparecen otras palabras poco usuales actualmente como murria (tristeza, abatimiento o melancolía) o convites (invitar, Rogar a otra que la acompañe a comer).

Grupa: Parte posterior del lomo del caballo y demás équidos. En A la Saca: “y verás como a la grupa tus encantos lucirás…” Palabra difícil de utilizar fuera del mundo ecuestre.

Vergel: Lugar con gran abundancia y variedad de plantas, flores y árboles, especialmente un huerto o jardín. En Domingo de Calderas: “Y en este jardín de ensueño vergel de aromas y maravillas…”. En este caso es probable que conozcas su significado, pero ¿Cuánto hace que no la usas?

Pinturero y Pizpireta: Que, con afectación, se jacta de ser guapo, fino o elegante. Y que es simpática y de carácter vivaz y alegre. Ambas de Rosas Sanjuaneras, Dos de esas palabras preciosas ya solo se usan en las sanjuaneras.

Volanderos: Que va de un sitio a otro sin detenerse o asentarse en ningún lugar. De los Amores Sanjuaneros que “No son falsos ni livianos, fugaces ni volanderos”. En este caso es sencillo intuir el significado, pero difícil de usar.

Tarambanas: Persona que es alocada o demuestra poco juicio en sus acciones. En Con la bota: “Es la que arma las jaranas en los días sanjuaneros y convierte en tarambanas a los hombres más enteros”. Sí, es lo que diría tu abuelo si te viera llegar a casa a las 6 de la mañana.

Bullangera: Que gusta mucho de fiestas y sitios animados donde hay mucha gente. En El pin, pon, pan “El pin, pon, pan” sanjuaneros, es un ritmo bullanguero…”. Otra de esas fáciles de entender, pero difícil de utilizar hoy en día. El término aparee 4 veces en las sanjuaneras, una de ellas en Que son 5 días (“Que son cinco días de ruido y bullanga…”) donde también aparecen otras como arrebolada (“Conjunto de nubes enrojecidas por los rayos del sol”) o candor (“Sinceridad, sencillez, ingenuidad y pureza del ánimo”)

La Tupé y el Caifás: Seguramente sea en Las tajadas donde encontramos las dos palabras más curiosas de todas las sanjuaneras. Escritas hace 70 años no sabemos quiénes eran “Mi vecino el buen Caifás” ni “su costilla (esposa en lenguaje coloquial) la Tupe”. Resultan curiosas porque es la única vez (junto al famoso Salta Isidoro) en todas las letras de Don Paco y Don Jesús que aparecen referencias directas a unas personas y no los genéricos jurados, cuatros o “el gaitero que yo prefiero”.

Lo cierto es que Caifás es un nombre propio que hace referencia a un sacerdote de hace 2.000 años que tuvo un papel clave en favor de la condena a muerte a Jesucristo. Como nombre propio se hace raro que unos padres pusieran semejante referencia bíblica a su hijo en la España de los años 50. Podría tratase de un apodo, e incluso de un insulto del tipo de ‘judas’.

También podríamos lanzar aquí la teoría de que se debe a una palabra coloquial de México. No sería Caifás sino Caifán. Una mezcla de la frontera de Estados Unidos con México y de ambos idiomas para crear la expresión “cae fine” (cae bien) que acabó derivando en un adjetivo poco usado. Un Caifan es una persona que se maneja al límite de la ley pero que ha logrado el respeto y el liderazgo en su barrio.

Luego estaría “su costilla la Tupé”. En este caso sí parece evidente que se trata de un mote que hace referencia al peinado de la señora. Así pues, el Caifás y la Tupé bien podrían ser dos personajes reales famosetes en la Soria de los años 40 por las tajadas que cogían durante las fiestas de San Juan.

Comentarios...