Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Castilla y León intensifica su plan de actuación contra la siniestralidad laboral

Castilla y León intensifica su plan de actuación contra la siniestralidad laboral

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 02/07/2021 11:25

El número de accidentes laborales vuelve a situarse en la media de los últimos años tras el fuerte repunte de la mortalidad registrado en el año 2020. Ante esta situación, se incrementarán en más de un 20% las visitas a los centros de trabajo y se intensificarán las campañas de información y sensibilización en los sectores con mayor siniestralidad.

La Junta de Castilla y León va a intensificar a lo largo del segundo semestre de este año su plan de actuación contra la siniestralidad laboral con el fin de reducir el número de accidentes laborales y la gravedad de los mismos en los centros de trabajo de la Comunidad. Así lo anunciado hoy la consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, tras analizar la evolución de los accidentes laborales registrados en Castilla y León durante los primeros 6 meses del año.

Entre enero y mayo de este año se han registrado en la comunidad un total de 10.335 accidentes con baja en jornada de trabajo, 83 de ellos de carácter grave y 16 mortales. Cifras que la consejera ha calificado de inaceptables aunque vuelven a situarse en la media de los últimos años, tras el fuerte repunte de los accidentes mortales experimentado durante el año 2020.

En este sentido, ha recordado la consejera, el pasado año fue un especialmente trágico en materia de siniestralidad laboral con un balance de 65 accidentes mortales, 22 de ellos entre enero y mayo.

Los accidentes de tráfico siguen representando un elevado porcentaje de los accidentes laborales graves y mortales. De los 83 accidentes graves registrados hasta junio, 6 se produjeron en desplazamientos durante la jornada laboral; mientras de los 16 accidentes mortales, 5 se produjeron en este tipo de desplazamientos. Asimismo, se registraron 4 accidentes mortales en los desplazamientos de ida y vuelta al trabajo (accidentes “in itinere”), todos ellos debidos también a accidentes de tráfico.

Otros 7 accidentes mortales en jornada de trabajo fueron accidentes de carácter no traumático, causados por infartos u otro tipo de patologías sobrevenidas durante la jornada laboral.

Los sectores que han experimentado un mayor volumen de accidentes laborales de carácter grave o mortal son los sectores de la construcción y el transporte, con 15 graves y 2 mortales en construcción, y con 7 graves y 5 mortales en el sector del transporte. De ahí que las medidas preventivas que se van a llevar a cabo en los próximos meses vayan a centrarse fundamentalmente en estos dos sectores.

La mayoría de los accidentes mortales están directamente relacionados con las condiciones de trabajo, tales como caídas desde altura, atrapamientos, aplastamientos o golpes. Lo que podría estar relacionado con una relajación en las medidas de protección. En este contexto la Consejería de Empleo e Industria va a intensificar el programa de visitas de asesoramiento a empresas y trabajadores especialmente en aquellos sectores con mayor mortalidad en los últimos 12 meses.

Está previsto realizar más de 2.200 visitas en estas Campañas, lo que supone un incremento de más del 20% de las visitas que se vienen realizando de forma habitual. El programa se llevará a cabo a través del Centro de Seguridad y Salud de Castilla y León y los técnicos de prevención de la Oficinas Territoriales de Trabajo.

Por otra parte, se van a intensificar las campañas de información y sensibilización a través de los medios de comunicación, redes sociales, centros de trabajo y determinadas organizaciones y asociaciones empresariales, sobre todo asociaciones de autónomo teniendo en cuenta que este colectivo está resultando especialmente afectado por la siniestralidad laboral.

En la actualidad se está desarrollando una campaña de sensibilización sobre trabajos en altura y se está programando una jornada técnica con las organizaciones de autónomos.

Junto a estas medidas, que se llevarán a cabo con medio propios, se va a proponer a la Inspección de Trabajo en Castilla y León la evaluación y revisión del programa de actuaciones e inspecciones previsto para este año con el fin de reforzar y aumentar el control y la vigilancia de las condiciones de trabajo en aquellos sectores que registran una mayor mortalidad.

Igualmente, con el fin de centrar y coordinar esfuerzos en aquellos sectores que están resultando más vulnerables, se pretende crear un grupo de trabajo específico con los agentes económicos y sociales del Diálogo Social para analizar y planificar las actividades que llevan a cabo las organizaciones empresariales y sindicales en materia de prevención de riesgos laborales.

Estas actividades, que cuentan con el respaldo de la Junta de Castilla y León mediante una aportación económica de 2.419.776€, son fundamentales a la hora de prevenir accidentes ya que permiten formar, informar y sensibilizar a trabajadores y empresarios.

Por último, de acuerdo con lo que establece en el VI Acuerdo en Prevención de Riesgos Laborales de Castilla y León, aprobado recientemente, se potenciará el trabajo de colaboración con todos los agentes e instituciones implicados en la actividad preventiva tales como mutuas, servicios de prevención, colegios profesionales, sociedades científicas, Dirección General de Tráfico, Fiscalía o Guardia Civil.

La consejera ha reiterado que la lucha contra la siniestralidad laboral constituye una prioridad para la Consejería de Empleo e Industria, que seguirá buscando estrategias y herramientas que permitan avanzar hacia la siniestralidad cero y la mejora de las condiciones laborales de todos los trabajadores contribuyendo también a mejorar la competitividad de las empresas.

No podemos olvidar, ha reiterado la consejera, que la siniestralidad laboral se traduce en costes muy elevados tanto en vidas humanas como en consecuencias sociales y económicas para los afectados y para la sociedad en su conjunto. De ahí que la prevención en salud y seguridad laboral no deba plantearse como un gasto sino como una inversión que ahorra costes para las empresas y mejora su competitividad al contar con ambientes y trabajadores más saludables.

Amigo ha insistido también en la necesidad de profundizar en la cultura preventiva introduciendo la seguridad laboral y la prevención como parte esencial y transversal en toda la gestión empresarial.

Comentarios...