Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
¿Cuáles son los excesos de velocidad que pueden llevarte a la cárcel?

¿Cuáles son los excesos de velocidad que pueden llevarte a la cárcel?

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 28/07/2021 08:38

Se sancionará con multas de hasta 600 euros y con la pérdida de 2 a 6 puntos del carné de conducir si no se cumplen con los límites de velocidad establecidos.

La normativa de Tráfico recoge que la velocidad genérica máxima para turismos y motos en autopistas y autovías es de 120 km/h; en carreteras secundarias, de 90 km/h y en vías urbanas de 30km/h en vías de un único carril y a 50 km/h en vías de dos o más carriles por sentido.

Por tanto, y teniendo en cuenta estas velocidades, los conductores que las incumplan estarán cometiendo una infracción grave o muy grave, sancionada con multa de 100 a 600 euros y la pérdida de entre 2 y 6 puntos, dependiendo del exceso de velocidad cometido, tal y como se puede apreciar en el cuadro de sanciones recogido en la Ley de Tráfico y Seguridad Vial.

En el caso de que el exceso de velocidad fuera superior en 60 km/h en vía urbana o en 80km/h en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, el Código Penal lo tipifica como delito y es castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Salva vidas

Pero más allá de las multas, el principal motivo para pisar el freno es la seguridad, la nuestra y la de quienes nos acompañan en la carretera. Lo primero que deberíamos hacer es conducir a una velocidad adecuada para evitar gran parte de los fallecidos en siniestros.

Cuando circulemos por una vía urbana, tendremos que ir a 30km/h. Si circulamos por ejemplo, a 80km/h y atropellamos a un peatón, la probabilidad de que se salve es casi imposible. Sin embargo, si lo hacemos a la velocidad estipulada para estas vías, el riesgo de muerte es del 10%. Si la velocidad es de 50km/h, el riesgo se elevará a un 90%.

Si vamos a una velocidad de 120 km/h necesitaríamos una distancia mayor a un campo de fútbol para detener el vehículo.

El exceso de la velocidad también perjudica al medio ambiente, a la calidad de nuestra vida y al consumo de combustible. Así que, si queremos mantener estos tres aspectos vitales a salvo, tendremos que reducir la velocidad cuando conduzcamos.

Comentarios...