Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El Camp-Co Ángel de la Guarda, ‘Centro libre de sujeciones físicas’

El Camp-Co Ángel de la Guarda, ‘Centro libre de sujeciones físicas’

CAPITAL
Actualizado 20/07/2021 17:20

Es el primer centro público de la Administración autonómica que obtiene esta certificación, entregada en este caso por la Fundación Maria Wolff.

El centro de atención a personas con discapacidad psíquica y centro ocupacional Camp-Co Ángel de la Guarda ha sido reconocido con la certificación que le acredita como ‘Centro libre de sujeciones físicas’, de acuerdo con la puntuación obtenida en la evaluación realizada siguiendo los criterios del Modelo Asistencial de la Fundación Maria Wolff.

Se trata de un reconocimiento a la labor y al compromiso de todos los trabajadores de este centro, dependiente de la Gerencia de Servicios Sociales de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, y supone una garantía de la calidad del servicio prestado a todas las personas atendidas. Es el primer centro público de la Administración autonómica que obtiene este certificado. La misión de estos centros es proporcionar a las personas con discapacidad intelectual apoyos en su proyecto de vida personal, orientados a la mejora continua de su calidad de vida.

Proceso de formación

En noviembre de 2017 la Gerencia de Servicios Sociales decidió iniciar el proyecto ‘Cuidar sin sujeciones’ en los centros residenciales de la comunidad. Para ello propuso, con el asesoramiento las Fundaciones Maria Wolff y Cuidados Dignos, una experiencia de pilotaje en cuatro centros públicos, dos para personas con discapacidad (Camp-Co Ángel de la Guarda y Nuestra Señora de la Calle, de Palencia) y dos residencias de mayores (Los Royales, en Soria, y Fuentes Blancas, en Burgos).

En el Ángel de la Guarda este proceso comenzó en abril de 2018, con el asesoramiento de un técnico de la Fundación Maria Wolff, siendo la primera actuación la presentación del proyecto ‘Cuidar sin Sujeciones’ a los familiares y tutores de los residentes, así como a los trabajadores del propio centro.

La necesaria formación e implicación de todos los profesionales fue fundamental, antes de comenzar y durante todo el proceso de retirada de las medidas restrictivas utilizadas hasta este momento. Durante el proceso formativo los profesionales adquirieron habilidades en la búsqueda de alternativas a las mismas, como alarmas de levantamiento, cojines antideslizantes, adaptación del mobiliario o mayor vigilancia, de manera que el cuidado en libertad no supusiera un aumento de riesgos para los residentes.

Tras tres años de intenso trabajo y mucha ilusión, en mayo del 2021 se retiró la última sujeción a una usuaria del centro, constatándose que durante todo este proceso no se ha producido un aumento de caídas, accidentes o percances en el cuidado de los residentes.

Este cambio en la forma de trabajo ha supuesto un giro importante en la atención los usuarios del Camp-Co Ángel de la Guarda, aumentando su calidad de vida y respetando los derechos de cada persona: libertad, respeto y autodeterminación.

CAMP-CO Ángel de la Guarda

El CAMP-CO Ángel de la Guarda cuenta en la actualidad con 115 personas en régimen de internado y acuden al servicio de Centro de Día (de 10.00 a 17.00 horas) 16 usuarios.

De su atención se ocupan 153 trabajadores, que se distribuyen en los siguientes servicios: equipo técnico (cinco); personal de administración (cinco); personal sanitario: enfermería y fisioterapia (siete); personal de atención directa, cuidadores, educadores y maestros de taller (91); personal de servicios (27); conserjería (seis); cocina (siete); almacén (uno), mantenimiento (tres) y transporte (uno).

El Servicio de Atención Residencial se ofrece durante todos los días de año, e incluye: atención a las necesidades básicas de los residentes (aseo diario, vestido adecuado a cada actividad, alimentación personalizada a las necesidades nutricionales de cada persona, y descanso y sueño); atención del bienestar físico y emocional (servicios de psicología, médico, de enfermería y de trabajo social); actividades de ocio y tiempo libre, que fomentan la inclusión social y facilitan la autorrealización, así como la interrelación personal; y otros servicios adicionales, tales como peluquería, podología y depilación.

El Centro de Día ofrece, de lunes a viernes, atención especializada en fisioterapia (tanto en su vertiente rehabilitadora como preventiva); pre-talleres de informática, creatividad y cocina; talleres ocupacionales de madera, textil y polivalente; estimulación sensorial en ‘Sala Snoezelen’ y psicomotricidad. En doce salas y aulas, se trabaja con los usuarios el desarrollo humano y social, habilidades sociales, vida en la comunidad, inclusión en el medio físico y en el entorno, así como habilidades académicas-funcionales.

El Ángel de la Guarda cuenta con transporte para todos sus usuarios y se atienden necesidades personales durante su periodo de asistencia: alimentación y servicios médicos, de enfermería, de psicología y de trabajo social. Además, se realizan otras actividades adicionales, como baile, piscina, equitación o gimnasia.

Comentarios...