Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Los dos perfiles de jóvenes en Castilla y León que, de diferente manera, contribuyen a propagar los contagios

Los dos perfiles de jóvenes en Castilla y León que, de diferente manera, contribuyen a propagar los contagios

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 20/07/2021 18:17

Algunos no dicen los nombres de sus amigos para evitarles cuarentenas, mientras otros están en contacto con tanta gente que no son capaces de identificar o proporcionar teléfonos de todos sus contactos.

Los contagios entre los jóvenes continúan disparados en Castilla y León. Con incidencias de 2.676 entre los adolescentes (12 a 19 años) y de 3.591 entre los jóvenes (20 a 29 años) en ambos casos la cifra es prácticamente el doble de la media nacional en esas edades. De hecho entre los 20 y los 29 años, Castilla y León está a la cabeza de España, como también lo está en los menores de 11.

Por provincias es la que peor está con más de un 4% de sus adolescentes y un 6% de sus jóvenes infectados ahora mismo. La Junta ha señalado que la curva de contagios comienzo a bajar 12 días después de la limitación del ocio nocturno, pero los datos son tan altos que el gobierno regional ha impuesto hoy nuevas restricciones como el cierre nocturno de parques para evitar botellones, el cierre de las discotecas y la prohibición de consumo en barra.

La consejera de sanidad, Verónica Casado, ha explicado hoy en rueda de prensa los perfiles de los jóvenes contagiados y como la actitud de algunos está provocando que sea difícil seguir el rastro del virus y, por lo tanto, cortar la cadena de contagios. Algunos hacen gala de una “falsa solidaridad” no dando los nombres de sus contactos para que no les aíslen. Afortunadamente, “son los menos”, señala la consejera.

Pero hay otro grupo más mayoritario, el de los hipercontagiadores que Casado define así; “Salen a las 12 o la 1, van a varios bares para luego acabar en un parque o plaza”. El problema de estas personas es que “están en contacto con multitud de personas”, hasta el punto de no ser capaces de decir nombres o teléfonos de muchos de sus contactos porque solos los conocen de vista.

Ambos ejemplos de jóvenes no solo propagan el virus, sino que también “disminuyen la trazabilidad” y complican el trabajo de los contagiadores. La consejera Casado ha reiterado el mensaje hacia los más jóvenes pidiéndoles que sean responsables, controlen su vida social y ayuden a acabar definitivamente con la pandemia.

Comentarios...