Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Ara Malikian regresa a Soria: “Mi sueño es seguir tocando el violín toda la vida”

Ara Malikian regresa a Soria: “Mi sueño es seguir tocando el violín toda la vida”

NOTICIAS DE BURGO DE OSMA-CIUDAD DE OSMA
Actualizado 02/08/2021 11:31
Belén Lafuente

El afamado violinista libanés, Ara Malikian, tendrá una cita en la plaza de Toros de El Burgo de Osma hoy lunes 2 de agosto a las 21:30. El municipio es uno de los destinos que conforman la gira de su último disco “Petit Garage”, que recoge todos los temas que ha compuesto el artista durante el confinamiento. Además, las composiciones reflejan los diferentes estados de ánimo que ha ido experimentando Malikian a lo largo de la pandemia.

Ara Malikian habla en exclusiva con Soria Noticias. En esta grata conversación descubrimos qué ha significado para él la pandemia, qué es lo que nos va a ofrecer su nuevo disco, cómo se ha presentado la gira a pesar de las restricciones y cuál es la clave del éxito. También nos desvelará por qué Soria está siempre entre los destinos por visitar y cómo ha llegado a ser uno de los violinistas más brillantes y expresivos del momento. Lo que sí tenemos claro es que Ara Malikian es pura magia y así lo demuestra en cada concierto. Cuando sube al escenario el tiempo se detiene, solo está él y su música.

Pregunta: Buenos días Ara, cuéntanos, ¿cómo se inició en el mundo de la música y en particular con el violín?

Respuesta: Mi padre me inició en la música, él era músico y tenía muchos violines. Así que, me colocó un violín en la barbilla casi cuando nací, crecí entre violines.

P: ¿Qué es para usted la música?

R: La música forma parte de mi vida desde que nací prácticamente. Mi padre era violinista y sabía que la música iba a acompañarme el resto de mi vida, así que, yo soy lo que soy y tengo lo que tengo, gracias a la música. Por eso estoy muy agradecido de ser músico y de compartir mi música con el público y con la gente.

P: Supongo que la situación por el coronavirus y los meses de confinamiento, que le han obligado a abandonar los escenarios, habrán sido duros. ¿Qué ha supuesto para usted el confinamiento?

R: Ha sido una situación muy drástica, yo antes de la pandemia tenía unos 150 conciertos al año. Estaba todo el día fuera de casa, las 24h del día cogiendo aviones, trenes y en carretera solo trabajando. Así que, a pesar de que lo que hemos vivido ha sido una pesadilla, debido a que mucha gente ha sufrido, ha fallecido, se ha contagiado, ha perdido su trabajo o no ha podido trabajar, en mi caso, ha sido gratificante. Durante el confinamiento he estado en casa con mi hijo y con mi familia y hasta ese momento, yo no me había dado cuenta de que había empezado a coger un ritmo muy intenso, en el que, ni siquiera me daba cuenta de que tenía una familia, una casa, un lugar en el que estar. Todo esto me llevó a reflexionar y ahora las cosas han cambiado. Pero dentro de todo lo duro que fue este año, creo que también hay que sacar el lado positivo y que, cuando salgamos de todo esto, hayamos aprendido algo.

P: Centrándonos en su nuevo disco ‘Petit garage’, me llama la atención el título ‘pequeño garaje’. ¿Tiene algún significado personal o es una adaptación a su anterior disco ‘Royal garage’?

R: Sí, exacto. El nombre del disco ‘Petit garage’ se lo pusimos así porque la gira anterior se llamaba ‘Royal garage’, ‘garaje real’. Además, para mí los garajes significan algo muy especial porque yo empecé a tocar en garajes durante la guerra del Líbano.

Al cambiar el formato de concierto debido a la pandemia, hemos tenido que reinventarnos y adaptarnos a las circunstancias. Antes de la pandemia, hacíamos conciertos con nueve músicos en el escenario y ahora, debido a la reducción de aforo, solo tocamos dos músicos; un violín y un piano. Por eso le he llamado así, porque he pasado de tener un gran garaje a un pequeño garaje.

P: ¿De cuántos temas está compuesto este disco? ¿Hay alguno que sea más especial o le tenga más cariño?

R: Los temas de memoria no los tengo claros, pero alrededor de 12. Está compuesto por los temas que he estado tocando durante el confinamiento. Dada la situación que hemos vivido, me ha llevado a tocar otro tipo de música, otro tipo de estilo. En el disco se refleja un poco el estado de ánimo que he ido experimentando a lo largo de este año de pandemia.

Hay un tema que para mí es el más especial de todos, se llama “Nana arrugada” y lo compuse durante el confinamiento. Es una composición dedicada a todas las personas ancianas o las personas vulnerable que han sido infectadas, aisladas y muchos de ellos han fallecido sin nadie a su lado. Nadie que les hayan podido coger la mano o que haya permanecido junto a ellos en esos momentos de miedo y soledad. Así que, este tema está dedicado a ellos.

P: Su música ha roto todos los esquemas musicales. ¿Podría pertenecer a un estilo en concreto o quizá es una mezcla de muchas culturas al haber vivido en tanto lugares del mundo?

R: Yo no me identifico con un estilo de música en concreto. He tenido la suerte de trabajar muchos estilos de música y hoy en día, soy muchas músicas y muchos estilos. Cuando toco intento hacer cada giro mío, a mí manera, con mi propio estilo.

P: ¿Cree que la música es vital y que, a través de su música, puede hacer feliz a la gente?

R: Estoy convencido de que la música nos hace más felices y más aún con esta situación tan difícil. Creo que es muy importante la salud física, pero nos hemos dado cuenta en estos meses de confinamiento que esta va completamente vinculada a la salud mental. La salud mental para los artistas que nos dedicamos al arte, la cultura o la danza, es fundamental porque cualquier estímulo nos eriza la mente. Y, sin duda, la música nos relaja, nos hace muy felices, nos ayuda a tener la mente más saludable y por consiguiente, a cuidar nuestro cuerpo.

P: En muchas ocasiones ha comentado que cuando se sube al escenario entra en trance. ¿Qué es lo que siente cuando se encuentra en el escenario, con su violín frente al público?

R: Exacto. Cuando me subo al escenario se para el tiempo y la vida. Tus problemas y tus pensamientos se esfuman y solo existe la música y la energía que recibes del público. Entonces es un momento de trance, de meditación, es un ritual. Uno no tiene tiempo de pensar, es solo música, emociones y compartir felicidad, es un momento adictivo. Cuando estoy dos semanas sin actuar, lo necesito.

P: Respecto a la gira del nuevo disco, está llevándola a cabo en lugares con un aforo muy reducido. ¿Echa de menos los grandes escenarios o quizá tocar en lugares más reducidos le ha aportado nuevas sensaciones?

R: A mí me gusta tocar. Me gusta estar en contacto con el público. Es cierto que es totalmente diferente tocar para 30 personas que para 30.000. No digo que uno sea mejor que el otro, las dos partes tienen algo precioso y único. Por ejemplo, cuando tocas para 30.000 personas se crea una energía bestial, una energía que traspasa con mucha fuerza. En ese momento, necesitas todo tu cuerpo, alma y corazón para entregárselos a esa cantidad de personas.

Y por otra parte, hay algo maravilloso que se pierde en los macroconciertos y es que, cuando estas en un lugar más íntimo, se forma algo especial y quizá puedes utilizar muchos más matices que en una sala muy grande se perderían. Así que, cada opción tiene su encanto y su importancia. Para mí, uno complementa al otro. Si tocase toda mi vida en lugares grandes, echaría de menos los lugares pequeños y viceversa, así que, lo único que puedo decir es que estoy muy feliz de haber vuelto a estos encuentros más íntimos y cercanos. Debo destacar que este tipo de concierto durante la pandemia han sido muy enriquecedores y emotivos.

P: ¿La gira se está llevando a cabo solo por el territorio español o también pretende realizar una gira internacional?

R: Está previsto hacer giras por el extranjero también, aunque de momento es más difícil. Actualmente, estamos girando principalmente por España, pero están ya reservadas las fechas internacionales, aunque todo depende de cómo evolucione la situación. Así que, estamos pendientes para ver si se confirma todo lo planificado pero, ahora mismo, vivimos el día a día.

P: El lunes tiene una cita en el Burgo de Osma, ya ha estado en más ocasiones en la provincia de Soria. ¿Cuál es la conexión con Soria? ¿Qué es lo que le vincula con ella?

R: Sí, así es. El lunes a las nueve y media de la noche, en la Plaza de Toros del municipio. Bueno, creo que cualquier artista debe cuidar su relación con el público y yo creo que siempre hay que crear una relación a largo plazo con él, para que se surja un cariño, una magia o un amor mutuo. La verdad que con el público soriano lo hemos podido crear.

Por suerte, llevo viniendo a Soria, regularmente, desde hace muchísimos años y eso hace que exista esa continuidad. Cuando regreso siempre me reciben con mucho cariño y el objetivo de un artista es devolver ese cariño multiplicado por 10. Subes al escenario para entregar todo de ti, convirtiendo todo ese cariño en pura felicidad. En Soria siempre estoy como en casa.

P: ¿En algún momento se ha planteado dejar la música y desconectar del mundo, hacer un parón?

R: Nunca me he planteado dejar la música. La música es mi vida.

P: ¿Cómo se definiría?

R: Yo me defino como una persona muy positiva y es cierto que, ahora mismo, es algo imprescindible porque es lo único que nos puede salvar. Soy una persona muy diferente cuando me subo al escenario en comparación con cómo soy en la vida real. En la vida real soy una persona muy introvertida y sin embargo, en el escenario soy una persona mucho más abierta, extrovertida. En el momento en el que subo al escenario, me transformo en otra persona, me descontrolo. Pero, en general, soy una persona muy positiva, alegre y concienciada con el mundo en el que vivo.

P: Cómo consigue Ara Malikian llegar a ser uno de los violinistas más brillantes y expresivos del momento?

R: Yo he llegado hasta donde estoy con mucho trabajo. El secreto del éxito es trabajar mucho en tu pasión, en lo que tú crees. No intentar caer bien siempre a todo el mundo porque lo importante es creer en ti, en tu arte, en tu personalidad y hacerlo a tu manera.

P: ¿Cree en la suerte? ¿O es de las personas que piensa que la suerte la creas tú mismo con tus propias acciones?

R: La suerte es un misterio, si todo el mundo hubiese conocido el secreto del éxito pues todos hubiésemos tenido éxito. La verdad que no se sabe, a veces haces un proyecto que piensas que va a ser un exitazo y es un fracaso y a veces haces algo que crees que es solo para ti y se convierte en un éxito. Lo que sí es verdad es que el trabajo nunca te engaña, es decir, si crees en ti puedes tener muchas posibilidades para tener éxito. Para mí lo más importante es no hacer algo pensando en ser famoso, por la fama. ES muy importante tener siempre los pies sobre la tierra y no exponer tu arte con el objetivo de ser famoso porque es peligroso.

P: ¿Cambiaría algo de su vida?

R: En mi vida no cambiaría nada. Considero que cada uno es lo que es y así tiene que seguir. Siempre se puede mejorar, pero nunca debemos cambiar nada de nosotros mismos.

P: Una última pregunta Ara, ¿Le queda algún sueño por cumplir?

R: Hay que soñar y pensar en realizar esos sueños. Uno sueña a diario y en ocasiones los sueños cambian. Yo sueño, por supuesto, e intento realizarlos. Mi sueño es tocar el violín el resto de mi vida e intentar soñarlo lo máximo que pueda.

Comentarios...