Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Una mezcla histórica y arquitectónica única

Una mezcla histórica y arquitectónica única

RUTAS
Actualizado 08/08/2021 16:16

En esta propuesta nos adentramos en dos localidades sorianas llenas de arte. A través de un camino repleto de cereal y girasoles podemos visitar varias obras arquitectónicas. Entre ellas, la Iglesia de San Miguel Arcángel en Portillo de Soria, o la ermita de la Virgen de la Llana y el castillo que perteneció a los Condes de Gómara en Almenar.

La provincia de Soria esconde entre sus rincones más profundos auténticas obras de arte que merecen la pena visitar. A pesar de que la despoblación ha dejado casi vacíos a numerosos municipios sorianos, la huella artística del pasado sigue vigente con el objetivo de avanzar hacia un futuro más esperanzador.

La ruta que proponemos hoy no solo presenta elementos arquitectónicos de gran belleza. Personajes históricos como el marqués de Zafra y Leonor Izquierdo (mujer de Antonio Machado) unirán los dos puntos que vamos a recorrer. Todo ello estará acompañado por un paisaje lleno de campos de trigo y girasoles que añadirán a nuestro viaje un toque natural. La combinación de arte, historia y naturaleza nos espera.

En este caso, iniciamos una nueva aventura que nos lleva desde Portillo de Soria hasta Almenar. Una vez nos hemos preparado con un calzado cómodo, ropa indicada y varias botellas de agua para hidratarnos (más en esta época de año) comenzamos.

Huella Imborrable

Portillo de Soria es una localidad perteneciente a la comarca Campo de Gómara. Este pueblo soriano cuenta actualmente con 15 personas, según el último censo de 2020. En él podemos visitar los restos de un antiguo palacio y dos templos religiosos.

La primera de estas reliquias arquitectónicas es el palacio que el marqués de Zafra construyó en esta localidad (pertenecía a su señorío). Actualmente todavía se puede apreciar una pared y un muro almendrado.

Arte Románico

Por otro lado, la ermita de la Virgen de Silos y la iglesia parroquial de San Miguel Arcángel son los dos templos religiosos que se pueden visitar en el pueblo. Esta última es una construcción románica que se encuentra a la izquierda del pueblo, subiendo un pequeño repecho con maleza y unas escaleras. Los muros de la iglesia, que se conservan en un buen estado, fueron construidos con mampostería. Esta se encuentra rematada por una cornisa achaflanada sobre canecillos lisos y de nacela.

Una de las peculiaridades que guarda es que, en su parte meridional, cuenta con un cementerio que se encuentra rodeado por pequeños muros.

Cereal y Girasoles

Después de haber visitado Portillo de Soria es hora de emprender una ruta de 10,95 km. hasta Almenar. El camino apenas tiene desnivel y transcurre por zonas llenas de campos de cereal y girasoles. En esta época se puede ver cómo los agricultores cosechan el cereal y los primeros girasoles empiezan a crecer con los rayos del sol.

Entre todo este paisaje, pasaremos a mitad de camino por debajo de la N-122, dejando a la izquierda el pueblo de Buberos. En total, con esta ruta tardaremos unas dos horas y 15 minutos hasta alcanzar nuestro destino: Almenar. La localidad de 232 habitantes atesora un rico patrimonio histórico.

Rica arquitectura

En el centro del pueblo se encuentra la iglesia gótica de San Pedro Apóstol. La pila bautismal de vaso troncocónico, decorada con arcos de medio punto, es uno de los principales atractivos ubicados en el templo soriano. Junto a esta iglesia, la ermita de la Virgen de la Llana es otro de los tesoros que se esconden en el pueblo. Esta construcción, que data del siglo XVIII, sufrió una ampliación por la gran cantidad de devotos con los que contaba.

Un milagro

Para llegar a ella y conocer su historia hay que recorrer un camino lleno de árboles y arbustos. Una vez se alcanza la entrada, la ermita guarda entre sus cuatro paredes el milagro del cautivo de Peroniel.

Miguel Martínez era un joven devoto de la Virgen de la Llana que fue apresado por los árabes en las mazmorras de Argel durante tres años. Cada día le rezaba a la Virgen con la fe de salir de aquel lugar. La leyenda explica que un día de Pascua el joven apareció con un arcón en el interior de la ermita para sorpresa de todo el pueblo. Tras ese hecho, el número de personas que visitaban el templo aumentó en consideración.

Si continuamos con la visita por Almenar llegamos hasta el castillo. Éste tiene su origen en una fortaleza anterior que se construyó en el siglo X. Una doble muralla, torres, un foso y un patio de armas con pozo son alguno del os principales reclamos de un monumento que fue declarado BIC en 1949. Su historia cuenta que perteneció a las familias Bravo de Laguna, Saravia, Ríos y a los Condes de Gómara. Además de ellos, otros personajes históricos como el rey Carlos II ‘El hechizado’ o Felipe V tuvieron su morada en este castillo.

Poesía

Gustavo Adolfo Bécquer y Antonio Machado también tienen una relación muy estrecha con esta construcción. El primero de ellos situó dos de sus relatos en la fortaleza de Almenar, ya que pasaba mucho tiempo en tierras sorianas.

Por su parte, Leonor Izquierdo, la que fuera mujer de Antonio Machado, nació en el interior del castillo el 12 de junio de 1894. Durante esa época, su padre Ceferino Izquierdo era cabo de la Guardia Civil, cuerpo que tenía sus dependencias dentro de las murallas. La joven, que pasaría los primeros años de su vida en Almenar, llegaría posteriormente a Soria donde se enamoró de Antonio Machado. Cuando Leonor tenía 15 años la pareja decidió casarse, uniéndose en un matrimonio que tan solo duró 3 años por la muerte de ella a causa de la tuberculosis. Actualmente, el castillo es de propiedad privada y muestra una placa en honor a la musa del poeta.

Con ello terminamos la visita a dos pueblos, Portillo de Soria y Almenar, que atesoran un gran patrimonio histórico, paisajístico y artístico. Las leyendas e historias que se esconden entre estos 11 kilómetros de cereal y girasoles merecen la pena ser conocidas y visitadas por todos los habitantes de la provincia.

Comentarios...