Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
¿Sueñas patinar, montar en monociclo, hacer malabares o acrobacias en telas? Ahora es posible en Soria

¿Sueñas patinar, montar en monociclo, hacer malabares o acrobacias en telas? Ahora es posible en Soria

CAPITAL
Actualizado 11/10/2021 19:42

La Nave, el gimnasio no gimnasio, pone a disposición de los sorianos los cursos con más demanda a nivel internacional.

Soria es una provincia deportista. Los sorianos corremos como pocos, llenamos las montañas y hay pocas disciplinas que se nos resistan. No obstante, todavía nos queda todo un mundo por descubrir y este puede ser el mejor momento para conocer modalidades que combinan a la perfección los beneficios físicos con el ocio y el fomento de valores como la superación y la autoestima.

La Nave Ocio y Deporte No Industrial, espacio que muchos sorianos conocen como el gimnasio no gimnasio, estrena temporada con interesantes cursos en el horizonte. Si alguna vez soñaste con patinar como un experto, montar en monociclo, hacer malabres o acrobacias colgando de una tela, este es tu momento porque ahora lo tienes más cerca que nunca.

Patines de calle

El deporte que está causando furor a nivel internacional desembarca en la capital soriana. En La Nave tienen previsto a corto plazo arrancar con un curso de patinaje de calle, tanto para nivel avanzado como para iniciación, con el que "mejorar la agilidad, el equilibrio, la parte inferior del cuerpo (piernas y glúteos) y el sistema aeróbico", explica Gonzalo Espino, copropietario de La Nave.

Se trata de una oportunidad única para descubrir un deporte "especialmente bonito porque resulta muy estético y visal", expresa Gonzalo Espino. Una prueba merecerá la pena porque la práctica "engancha". Los usuarios podrán "no solo aprender a patinar de un modo fluido y salvando los obstáculos de la vía pública, sino también aprender la técnica del slalom entre conos y todas las acrobacias que la disciplina permite", señala el responsable de La Nave.

Malabares

Otra opción que este espacio deportivo pondrá a disposición de los sorianos son las clases de malabares, modalidad deportiva que pretende romper el estereotipo circense de técnicas que "entrañan importantes beneficios físicos", apunta Espino. Practicando con mazas, diábolos y otros elementos se mejorará la atención, la coordinación, el equilibrio, el sistema cardiovascular y otras muchas habilidades.

Este curso, además, permitirá descubrir "un mundo impresionante en el que se están consiguiendo auténticas proezas". Todo ello sin olvidar el desafío personal que supone ir alcanzando logros y superando límites sin importar la edad o la forma física.

Monociclo

La Nave continuará durante esta temporada con los cursos de monociclo. Todos los sábados por la mañana, los sorianos más intrépidos toman la calle para practicar una disciplina que atrapa. "En nuestras clases comprendes que, aunque pueda parecer una actividad compleja, todo tiene su truco y, este, es mucho más fácil de interiorizar si tienes a alguien que te enseñe", cuenta Gonzalo.

Telas acrobáticas

También repite otro de los cursos que mejor aceptación ha tenido durante los últimos años. Colgarse de una tela y exprimir al máximo sus posibilidades con acrobacias y movimientos que parecen salidos de una película es posible y en La Nave quieren demostrarlo.

Una experta en esta disciplina visitará las instalaciones un sábado al mes. Gonzalo Espino explica que las telas acrobáticas requieren "constancia" para observar evolución. Por ello, los participantes en el curso podrán, después de estas sesiones mensuales, practicar "cuando mejor les venga" en La Nave.

Compañerismo y superación

La intención de La Nave con estos cursos es poner en valor la práctica deportiva no competitiva. Aquella que se realiza con el único objetivo de disfrutar con uno mismo y en equipo, de aprender "cómo el compañero nos puede enseñar y cómo podemos enseñarle a él", expresa Gonzalo Espino, firme defensor de "la camaradería" en el ámbito deportivo.

Los niños y los adultos disfrutarán poniéndose a prueba y comprobando que nada es imposible. "Fomentamos el esfuerzo y luchamos por aprender a gestionar la frustración, y estas disciplinas nos ayudan con ello", concluye el responsable de La Nave.

Seguro que ya te ha picado el gusanillo. Piénsalo, ¿por qué no? Busca más información en Camino de la Piñorra, número 4.

Comentarios...