Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Una de las personas que mejor conocía a Berlanga analizará la figura del cineasta en Soria

Una de las personas que mejor conocía a Berlanga analizará la figura del cineasta en Soria

CAPITAL
Actualizado 08/11/2021 09:22

Sol Carnicero participará en el acto que tendrá lugar el próximo miércoles 10 de noviembre a partir de las 18.00 horas en el Centro Cultural Palacio de la Audiencia.

Sol Carnicero, la comisaria del Año Luis García Berlanga, amiga y colaboradora del genial cineasta, será una de las personalidades invitadas que el próximo miércoles 10 de noviembre participará en la mesa redonda con la que el XXIII Certamen Internacional de Cortometrajes Ciudad de Soria homenajeará al director de ‘París-Tumbuctú’ en el Centro Cultural Palacio de la Audiencia.

Inteligente, curioso, afable, divertido, exigente, guasón, tramposo… Pero siempre concentrado en un objetivo: “Conseguir que cada película fuera exactamente como la había pensado”. Así era Luis García Berlanga (1921-2010), un cineasta que “supo radiografiar a la sociedad española como han podido hacer sólo los grandes: Cervantes, Quevedo, Valle-Inclán…”. Para Sol Carnicero, Comisaria del Centenario de García Berlanga, nadie como el director de ‘Bienvenido, Mr. Marshall’ o ‘La vaquilla’ ha sabido “sacar punta” a cualquier situación absurda y “tirarnos de las orejas” para hacernos ver “un poco las vergüenzas sin hacer demasiado daño”. Porque, apunta la que fue su directora de producción en varios títulos, entre ellos la trilogía de ‘La escopeta nacional’, Berlanga era todo ternura y humanidad. Amiga y, sobre todo, admiradora del cineasta, Sol Carnicero no podía faltar al homenaje que el XXIII Certamen Internacional Ciudad de Soria rinde al director valenciano y será una de las destacadas ponentes que el próximo día 10 de noviembre participará en una mesa redonda y una serie de proyecciones en torno al director valenciano en el Centro Cultural Palacio de la Audiencia a partir de las 18.00 horas.

Para Carnicero es muy especial hablar de García Berlanga en Soria, una provincia muy vinculada a la vida personal del genial cineasta e incluso quizá a una de sus películas más celebradas y conocidas: ‘Bienvenido Mr. Marshall’. Porque… ¿qué hay de cierto en eso de que el pueblecito del filme se llama así por la soriana localidad de Villar del Río? “La verdad es que, cuando le preguntábamos a Luis sobre el origen del nombre del pueblo de ‘Bienvenido’, él siempre decía, al menos a mí, que era un nombre inventado y que no hacía referencia a ningún sitio en especial”, comenta Escudero. “Pero hace unos años, yendo yo a visitar a un amigo mío que vive en Bretún, me di de narices con la señal que indica que, a unos pocos kilómetros de allí, está Villar del Río… y un poquito más allá, San Pedro Manrique. Y no pude parar de reírme. ¡Una vez más Berlanga nos había engañado! Porque cuando rodó esa película estaba ‘de novio’ con quien luego fue su mujer y la madre de sus cuatro hijos, María Jesús Manrique [Caballo de Honor este año en el Festival Ciudad de Soria], que es de San Pedro. Y me monté mi propia explicación: Berlanga quiso hacer ese guiño a su novia pero sin que se notara demasiado… y como San Pedro Manrique sí puede sonar muy castellano, Villar del Río podría ubicarse en cualquier región española. Y por eso lo eligió”, comenta Escudero. Aunque, advierte, como el alcalde de la localidad al que dio vida Pepe Isbert en dicha película, que “esa explicación que os doy” es sólo una opinión personal, “que doy por buena”, aunque Berlanga “nunca lo reconoció”, reconoce Carnicero.

Para esta directora de producción, cuya carrera está jalonada de títulos dirigidos por otros grandes del cine español como Pilar Miró o Josefina Molina, estar al lado de alguien tan “inteligente, creativo” y que sabía lo que quería “te hacía abrir mucho los ojos para intentar estar a su altura. Desde luego, ese período con Berlanga ha sido el más completo de mi vida profesional”, confiesa.

Del cineasta valenciano destaca, sobre todo, su particular forma “de acercarse a los ciudadanos, de tratar las historias reales con ironía y causticidad, consiguiendo que nos veamos reflejados en nuestras pequeñas miserias sin turbarnos, pero emocionándonos y haciéndonos pensar”. Aunque también, desde el punto de vista técnico, “es muy interesante el aspecto formal de sus películas, porque los personalísimas planos secuencia, que aportan frescura y movilidad, son un sello personal muy interesante”, añade Sol Carnicero.

En el año 1999, justo en el año en el que la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Soria creó su Certamen de Cortometrajes, García Berlanga rodó su última película, ‘París-Tumbuctú’, pero su legado artístico, insiste Sol Carnicero, sigue “tan vivo que la Real Academia lo ha tenido que reconocer” aceptando el término “berlanguiano” en el diccionario para definir “cualquier situación absurda, cómica, pero posible de esas que se suceden día a día en nuestra vida cotidiana”, comenta. De ahí que sostenga que su cine puede enganchar plenamente a las nuevas generaciones. “Las películas de Berlanga siguen siendo actuales porque denuncian esa picardía que generalmente perdonamos y que pocas veces nos reporta algún beneficio. Y, además, está bien que los jóvenes descubran a esa excelente legión de actrices y actores que formaban los repartos de las películas en la segunda mitad del siglo XX”, destaca Carnicero. Ver ‘Plácido’ (1961) o ‘El verdugo’ (1963) o ‘Tamaño natural’ (1973) o incluso ‘La vaquilla’ (1985) o ‘Todos a la cárcel’ (1993) “puede ayudar a los jóvenes a entender el país en el que viven y a entenderse ellos mismos”, explica esta socia fundadora de la Academia de Cine y Premio Goya 1988 a la Mejor Dirección de Producción.

Actos como los que el Festival de Cortometrajes Ciudad de Soria está dedicando a Luis García Berlanga para conmemorar el centenario de su nacimiento la emocionan. “El Año Berlanga ha sido como una explosión y ha tenido réplica en todos los lugares de nuestra geografía”, lo que demuestra, continúa Carnicero, que Berlanga es querido y entendido “en cualquier lugar y por todos los públicos”.

Pero, ¿cómo habría reaccionado el genial cineasta ante la conmemoración de su centenario? “Si viviera creo que no nos habría dejado hacerlo porque no le gustaba nada el famoseo ni las alabanzas, pero como él ahora nos estará viendo desde otro sitio, yo creo que estará encantado de que se le recuerde”, concluye Sol Carnicero.

En la agenda

Comentarios...