Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Río Duero Soria, cuatro años de espera han merecido la pena para volver a la Copa

Río Duero Soria, cuatro años de espera han merecido la pena para volver a la Copa

DEPORTES
Actualizado 03/12/2021 08:34

Los de Alberto Toribio están realizando una notable campaña, imbatidos en Los Pajaritos y compitiendo fuera de casa, que los ha llevado a obtener el primer premio del año.

Esperar una meta durante mucho tiempo merece la pena siempre y cuando te esfuerces para conseguirla y te haga ser mejor durante ese recorrido. Claro ejemplo de ello es el Río Duero Soria y su clasificación para la Copa del Rey esta temporada después de cuatro años de ausencia.

En este periodo de tiempo, el conjunto celeste ha ido evolucionando paso a paso, cimentando sus actuales bases en una cantera prolífera, pasando de pelear por los puestos bajos de la tabla a luchar por cotas más altas como la Copa del Rey o las rondas de play off de la Superliga. Pero, vayamos año a año para ver cómo ha sido ese crecimiento exponencial del club.

Febrero 2018

Para observar la última participación del equipo soriano en una Copa del Rey hay que retroceder cuatro años a la celebrada en 2018. Esta edición fue todavía más especial y recordada ya que se disputó en el Pabellón de Los Pajaritos, siendo el Río Duero el anfitrión de la competición.

Por aquel entonces, los pupilos de Manuel Sevillano cayeron en cuartos de final frente al Ibiza por un ajustado 2-3. A pesar del resultado, el partido fue muy igualado en todo momento y el recuerdo de lo vivido en esos días en Soria será muy difícil de olvidar por cualquier aficionado al vóley.

Primera ausencia

Tras esa participación, el Río Duero se ausentaría de la Copa durante tres ediciones que se han hecho muy largas. La primera de ellas fue en 2019, año en el que los celestes pelearon en los últimos puestos de la clasificación, finalizando los novenos de la Superliga, a tan solo seis puntos del descenso.

En esa temporada, tan solo seis equipos se clasificaron para un torneo del KO, al que acudieron los cinco primeros clasificados y Melilla, que estaba peleando por el descenso, por ser el anfitrión. Con esta situación, los de Manuel Sevillano se quedaron sin ninguna opción a dos jornadas del final de la primera vuelta cuando L´Illa-Grau, quinto clasificado le sacaba siete puntos.

Una campaña 19/20 muy difícil

Por segunda temporada consecutiva el conjunto soriano no acudiría a la Copa del Rey, celebrada esta edición en Palma de Mallorca. Los de Manuel Sevillano no tuvieron apenas opciones para clasificarse, acabando muy lejos de las seis primeras posiciones, finalizando la primera vuelta novenos con once puntos a siete de Ibiza que fue el último clasificado.

Además, ese año no pudo terminarse la Superliga por la pandemia del Covid. En ese momento, el Río Duero era noveno a tan solo un punto de los puestos de un play off que nunca se disputó.

Última decepción copera, pero crecimiento exponencial

Después de hacer borrón y cuenta nueva, volviendo a las pistas tras varios meses de parón a causa de la pandemia, el equipo soriano regreso con un proyecto basado en la cantera.

Esa nueva combinación de jugadores tardo en arrancar y no logró clasificarse para el torneo del KO a pesar de que en esta edición se amplió el número de equipos hasta ocho. El destino fue muy cruel ya que los de Sevillano quedaron novenos, empatados a puntos con el octavo puesto, pero la diferencia de sets les dejó fuera del campeonato disputado en Las Palmas de Gran Canaria.

Ese contratiempo hizo a aquel equipo todavía más fuerte, y tras una gran racha de victorias, los sorianos consiguieron meterse sextos, disputando los cuartos de final del play off donde pusieron contra las cuerdas al todopoderoso, Unicaja Almería.

Tras ese éxito, el Río Duero mantuvo este verano prácticamente a todos sus jugadores y fichó al técnico, Alberto Toribio, con la mente puesta en alcanzar objetivos más ambiciosos como la Copa del Rey.

Para conseguirlo la fortaleza en Los Pajaritos, el papel de jóvenes como Adrián Olalla o Pepe Villalba, y la experiencia de otros como Manu Salvador o Xavi Folguera han propiciado que este camino por el desierto sin acudir a la Copa del Rey durante los últimos tres años haya merecido la pena.

En ese tiempo, el equipo ha formado poco a poco un proyecto ambicioso, en el que la cantera es el eje y en el que los seguidores celestes han recuperado la ilusión. Aunque todavía quedan dos meses para este torneo tan esperado, la ciudad de Soria ya espera con ansia volver a ver a su equipo tuteando de tú a tú a los grandes de la competición, y soñando por qué no con lo más alto.

Comentarios...