Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Tiendas Vivas de Soria: la droguería de toda la vida que pervive en El Burgo

Tiendas Vivas de Soria: la droguería de toda la vida que pervive en El Burgo

NOTICIAS DE BURGO DE OSMA-CIUDAD DE OSMA
Actualizado 18/12/2021 17:13
Encarna Muñoz

Elías Alonso sabe que su pueblo es afortunado. El comercio muestra músculo porque el turismo colabora con ganas. Reconoce que no todo es sencillo, pero con una sonrisa capa la fidelidad de quien entra en su casa.

Continuamos la serie dedicada al comercio rural y, gracias a la campaña 'Tiendas Vivas' de la Diputación Provincial, viajamos hasta El Burgo de Osma para conocer un comercio que desprende un aroma único, ese que nos traslada a épocas donde se vivía con muchas menos prisas.

Más que tradición

La Droguería Agustín Alonso, ubicada en la calle Mayor de la villa burgense, es ejemplo de resistencia y adaptación, pues tras más de 50 décadas de historia, levanta cada día la persiana para acercar a sus clientes los productos que más necesitan. Aunque pequeñita, esta tienda no solo ofrece artículos de higiene y limpieza, "en cada época el negocio es diferente y ahora, por ejemplo, está llena de juguetes", cuenta Elías Alonso, el responsable del establecimiento.

Alonso reemplazó a su padre al frente de este negocio cuando se jubiló. Era "lo que tocaba", pero el haber "mamado" el oficio desde pequeñito, hizo que el regreso al pueblo no asustase lo más mínimo a este burgense con alma, y labia, de comerciante.

Reconoce que el sector "ha cambiado mucho" con el paso de los años. La última amenaza, y quizá la que más le asusta, es la venta online. "La competencia de los supermercados es buena, porque cada uno tiene su público o su momento, pero el comercio electrónico ha provocado que haya generaciones que no han entrado en una tienda de barrio", explica.

Por lo tanto y si nada se revierte, este gesto, el de cruzar la puerta de un negocio, hablar con el que es tu vecino, adquirir lo que necesitas en la puerta de casa y sobrevivir los dos, tendría los años contados. Además, con todo lo que esto supone, pues "un pueblo sin tiendas acaba siendo un pueblo fantasma", señala Alonso.

El Burgo tiene músculo comercial

Nuestro protagonista reconoce que en la villa episcopal "somos unos afortunados". Aquí es un placer pasear por la calle Mayor. Los comercios tradicionales se hacen fuertes junto con negocios "más modernos", que también brillan con más fuerza gracias a los primeros. Crean sinergias entre ellos y se apoyan en el motor de la localidad: el turismo.

"En El Burgo se están haciendo las cosas muy bien turística y culturalmente hablando y eso se nota. Siempre hay gente paseando que, al final, entran en las tiendas", refiere Alonso; que añade que "muchos de los turistas se sorprenden de ver una droguería de las de toda vida, es gracioso".

Se necesita relevo

El comercio rural "tiene su encanto", insiste Elías Alonso. "La relación con el público tiene muchas cosas bonitas. Conoces a cada cliente, sabes de su fidelidad, te echan una mano y eso es precioso", enumera. Además, "eres tu propio jefe", pero para ponerse detrás del mostrador no vale cualquiera: "No es todo un camino de rosas, hay que pensar mucho, trabajar muchas horas y estar siempre al día", añade.

Al carácter emprendedor, que no es fácil de encontrar en un territorio que tiene como principal aspiración la de ser funcionario, hay que añadir que "en un vendedor hay cosas innatas: empatía, amabilidad, visión comercial... El que no sepa sonreir no puede abrir una tienda", bromea Alonso.

El responsable de la Droguería Agustín Alonso considera que habrá que trabajar entre todos para asegurar el relevo generacional del comercio rural. Él anima a los que se lo puedan estar pensando afirmando que "en los pueblos hay líneas de negocio muy buenas por explorar".

Ha llegado la hora de "dejar de llorar" y "aprovechar lo que tenemos de positivos", concluye Alonso.

Comentarios...