Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El Plan Estratégico de Servicios Sociales apuntalará la modernización del sistema con 515,5 M€ hasta 2026 en Castilla y León

El Plan Estratégico de Servicios Sociales apuntalará la modernización del sistema con 515,5 M€ hasta 2026 en Castilla y León

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 23/12/2021 20:41

Impulsado por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, pretende consolidar un sistema de calidad, eficiente e innovador, accesible y gestionado bajo un enfoque ético.

El Consejo de Gobierno ha aprobado esta mañana el Plan Estratégico de Servicios Sociales, dotado con cerca de 515,5 millones de euros hasta 2026. Este documento define con carácter integral las líneas de acción estratégica del sistema y las directrices básicas de la política en esta materia, así como los objetivos y prioridades establecidos para el próximo periodo, con el fin último de proporcionar una adecuada cobertura de las necesidades de las personas más vulnerables, en condiciones de calidad y equidad, y promover su autonomía y bienestar.

El plan 2022-2025, impulsado por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, pretende consolidar un sistema de calidad, eficiente e innovador, accesible y gestionado bajo un enfoque ético, que optimice las aportaciones de todos los agentes implicados, y que opere de forma coordinada, poniendo en todo momento al ciudadano como centro de la actuación.

Su diseño da continuidad por un lado al plan precedente –finalizado el pasado mes de octubre–, en tanto incide en el proceso de construcción de una red de Servicios Sociales de responsabilidad pública universal, integrada por recursos, programas, actividades, prestaciones y equipamientos de titularidad pública o privada, en materia de servicios sociales. Por otro, introduce como novedades principales la innovación y modernización tecnológica, con la meta de garantizar un sistema inteligente y de alto valor añadido, que incremente la calidad en la atención y llegue a todo el territorio, especialmente al ámbito rural.

Para apuntalar este modelo, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades aprovechará los nuevos recursos articulados por la Unión Europea que, unidos a las aportaciones de los propios presupuestos de la Comunidad, permitirán acometer las inversiones necesarias para cumplir los objetivos que plantea el presente plan.

La planificación autonómica de los Servicios Sociales es vinculante para todas las administraciones públicas de Castilla y León y para las entidades privadas titulares de servicios sociales financiados, total o parcialmente, con fondos públicos. De ahí la relevancia de aprobar este nuevo plan, que servirá de hoja de ruta en la construcción de ese nuevo modelo de política social más moderno.

El documento se estructura en dos grandes apartados: un diagnóstico con los elementos más importantes que definen la situación actual del sistema, y la planificación estratégica derivada del análisis anterior para seguir avanzando en la mejora de la respuesta que ofrecen los Servicios Sociales.

En cuanto al primero, la evaluación del sistema, revela que el modelo de Servicios Sociales de Castilla y León se ha mostrado eficaz y ha sabido dar una respuesta ágil a los nuevos desafíos surgidos de la crisis derivada de la COVID-19, reforzando la prestación de servicios que ya se ofrecían y generando nuevos derechos para dar respuesta a necesidades de población, gracias a la gran capacidad de adaptación. Se trata de un modelo basado en la cooperación entre administraciones, con otras organizaciones y con el sector privado, para cohesionar el sistema y ganar en eficiencia.

El sistema de Servicios Sociales de la Comunidad se sustenta en dos niveles de atención, diferenciando los servicios especializados y los dirigidos a toda la población, en el que los Centros de Acción Social (CEAS) constituyen la referencia en relación con la valoración de casos, la dispensación de servicios y la coordinación y seguimiento de las prestaciones.

Otra de sus señas de identidad es la integración del sistema de atención a la dependencia en el de Servicios Sociales, lo que permite que Castilla y León sea la única comunidad que ha alcanzado la plena atención de la dependencia.

A partir de esta realidad, se han fijado como objetivos estratégicos el refuerzo de prestaciones y servicios –ampliando coberturas y apostando por la calidad–, y el de la capacidad de afrontar las nuevas necesidades que surgen desde un enfoque innovador, inteligente y tecnológico.

Se trata de garantizar que el sistema pueda hacer frente de manera eficiente a los retos estratégicos de los próximos años. Por un lado, el envejecimiento y sobre-envejecimiento, así como las consecuencias derivadas de la pérdida de autonomía de las personas, el incremento de personas que viven solas y una disminución del cuidado informal disponible. Por otro, las secuelas generadas por la pandemia en el ámbito de la pobreza, el desempleo, y la cronificación de las situaciones de exclusión y su transmisión intergeneracional.

Cuatro ejes sectoriales

El programa de actuaciones del Plan Estratégico de Servicios Sociales, con 106 iniciativas, se agrupa en cuatro ejes sectoriales: mejora general del sistema; autonomía personal y cuidados de larga duración; inclusión social y lucha contra la pobreza; y finalmente familia y conciliación.

Dentro del primer epígrafe, para el que se estima una inversión de más de 3,8 millones de euros en el horizonte del plan, se incluyen la aprobación y desarrollo de diversa normativa relacionada con la prestación de apoyos para el proyecto de vida, en particular, para las personas con discapacidad; el impulso a la gestión electrónica, a la implantación de herramientas para la interconexión entre las administraciones y los proveedores, y a la concertación social; la elaboración de un nuevo mapa y guía digitales de recursos de Servicios Sociales; el fomento de actividades formativas y de estudio en materia de innovación tecnológica en el ámbito social; el desarrollo de un sistema de atención a las urgencias sociales; la evaluación de la calidad de los servicios; o la redacción de un plan estratégico de impulso del Tercer Sector social en Castilla y León, entre otras medidas.

El segundo eje, denominado ‘autonomía personal y cuidados de larga duración’, concentra 225,3 millones de euros, y contempla el grueso de las acciones relacionadas con la ampliación, modernización y mejora del catálogo de prestaciones y recursos que configuran el sistema de Servicios Sociales.

En este apartado se inscriben, entre otros, el desarrollo del Plan Estratégico contra la soledad no deseada y el aislamiento social; la mejora y potenciación de los servicios de ayuda a domicilio y de Teleasistencia avanzada; el aumento de la oferta de plazas residenciales de titularidad pública dirigidas a personas mayores, así como las de convalecencia sosiosanitaria, además de la ampliación de los conciertos; el incremento de las cuantías de las prestaciones económicas vinculadas, de asistente personal y cuidados familiares en el entorno, favoreciendo a las rentas más bajas; la aprobación de la futura ley de atención residencial; la implementación del nuevo programa ‘Canguros’ para personas mayores; el impulso a actividades de envejecimiento activo; la extensión a todo el territorio de los programas INTecum y Atención en red, o las obras de construcción, modernización y mejora de centros de titularidad de la Gerencia de Servicios Sociales, programadas con cargo a los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

El tercer eje, de ‘inclusión social y lucha contra la pobreza’, dotado con 180,7 millones de euros, incorpora medidas de refuerzo de la Red de Protección a las familias vulnerables, como la mejora de la Renta Garantizada, de los servicios de provisión de alimentos, y de las ayudas de emergencia, entre otros. En este ámbito se incluyen también acciones en materia de violencia de género, como la aprobación de una nueva ley y modelo de atención integral a las víctimas; en el ámbito de prevención y atención a personas con problemas de drogodependencias; y en el de protección a la infancia.

Finalmente, el cuarto apartado del plan estratégico se denomina ‘familia y conciliación’ y se nutre de 105,6 millones de euros. Aquí se engloban todas las medidas previstas en el Plan Familias, como el refuerzo de los programas de conciliación Conciliamos y Crecemos; la ampliación de las ayudas para conciliación y fomento de la natalidad; el fomento de la adopción, y la potenciación de las funciones de los Equipos de Intervención Familiar.

Medidas inspiradas en valores

Las medidas contempladas en este plan se inspiran en un amplio listado de valores, como son:

La prevención y proactividad. El sistema se configura para detectar tempranamente las problemáticas sociales y actuar cuanto antes sobre sus causas, evitando en la medida de lo posible la cronificación de su situación.

Atención centrada en la persona e integral. Se sitúa a la persona en el centro de las atenciones, tomando en cuenta los aspectos esenciales que configuran su realidad. Así, partiendo de la consideración del conjunto de necesidades de tipo personal, familiar y social, la intervención proporcionará cuantos recursos se precisen, integrándolos para dar respuestas unificadas e individualizadas a cada persona.

Empoderamiento y promoción de la autonomía personal. La finalidad de las intervenciones es contribuir a la plena realización de las personas y la participación en su entorno social. Partiendo de las capacidades de las personas, y considerando la libertad de elección en el desarrollo de sus proyectos vitales. La intervención ha de promover que sean protagonistas de sus propios procesos de cambio, con los apoyos necesarios para ello.

Participación. Siendo los ciudadanos los destinatarios finales de los servicios sociales, se promoverá su participación de forma colectiva, mediante entidades o asociaciones que los representen, o individual, a través del voluntariado, en la planificación, desarrollo, seguimiento y evaluación de los mismos.

Coordinación entre entidades (administración autonómica, local y ONGs) y sectores (sanitario y social). Tanto en la planificación como en la ejecución de actuaciones, se ha de garantizar la coordinación y cooperación de todas las organizaciones (públicas y privadas) implicadas en las materias objeto de atención de los servicios sociales.

Calidad. La prestación de servicios de calidad es un objetivo prioritario de los Servicios Sociales de Castilla y León, que persigue la mejora continua y la innovación en aras de conseguir avances progresivos en el funcionamiento del sistema, que reviertan en una mejor la atención a las personas.

Eficiencia, simplicidad y agilidad. El sistema busca establecer procedimientos accesibles a todos, definidos bajo criterios de proximidad, agilidad y simplificación de los procesos administrativos. Los procesos de atención compartidos y el intercambio de información entre los agentes son una clave para una prestación de servicios eficiente.

Innovación tecnológica. Los Servicios Sociales promueven el conocimiento y la investigación en lo relativo a los apoyos y ayudas técnicas y tecnológicas dirigidas a promover la autonomía de las personas en las materias que les son propias, y la incorporación de aquellas evidencias y avances tecnológicos que incrementan la eficacia de los servicios.

Continuidad en la atención. Siempre que las personas lo requieran, por las características de las necesidades sociales que presentan, recibirán atención durante el tiempo que se estime necesario, y contarán con un profesional de referencia, que realizará el seguimiento de las intervenciones que se pongan en marcha y garantizará la coherencia de las actuaciones y la interlocución con la persona.

Comentarios...