Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El PIB de Castilla y León podría crecer un 5,3% en 2022

El PIB de Castilla y León podría crecer un 5,3% en 2022

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 13/01/2022 12:29

El último informe ‘Previsiones Económicas de Castilla y León’ publicado por Unicaja Banco estima la previsión en el crecimiento del empleo en un 1%.

Unicaja Banco ha publicado el número 28 de su informe trimestral ‘Previsiones Económicas de Castilla y León’, que, como en ediciones anteriores, ha sido elaborado por Analistas Económicos de Andalucía. Según se recoge en este documento, las estimaciones realizadas por la sociedad de estudios del Grupo Unicaja Banco apuntan a que en 2021 el Producto Interior Bruto (PIB) regional podría haber crecido un 5,0%. Asimismo, se calcula que el empleo haya aumentado un 1,2%, situándose la tasa de paro en el 11,8%.

Para 2022, se prevé un crecimiento del PIB del 5,3%, en tanto que el empleo podría aumentar, en el promedio del año, un 1,1%. Por su parte, la tasa de paro se situaría en el 11,4%.

Este informe se divide en tres apartados: 1) Entorno económico; 2) Evolución reciente de la economía de Castilla y León, y 3) Previsiones económicas de Castilla y León 2021-2022. En el primero se describe el contexto económico internacional y nacional, y su evolución reciente. En el segundo se realiza un análisis de coyuntura de la economía de Castilla y León, prestando especial atención a la evolución de sus principales magnitudes, de acuerdo con la estructura productiva de la región. Y, finalmente, en la última parte se incluyen, para la Comunidad Autónoma, la estimación de la variación del PIB y del empleo para el conjunto de 2021, y las previsiones para 2022.

Entorno económico mundial y nacional

Según se recoge en el último informe de Perspectivas Económicas de la OCDE, la actividad económica continúa recuperándose a escala mundial, alcanzando los niveles previos a la pandemia del Covid 19, si bien está siendo desigual por grandes áreas geográficas. Durante el último tramo de 2021, se ha asistido a una pérdida de impulso de la actividad productiva y comercial, motivada, en gran medida, por la aparición de la variante ómicron, y los desequilibrios derivados de las tensiones en las cadenas de producción globales, así como el encarecimiento de las materias primas y otros bienes intermedios. La OCDE estima que, en el conjunto de 2021, el crecimiento de la economía mundial se habrá situado en el 5,6%. Para 2022 se prevé que el PIB avance un 4,5%.

En este contexto, en el caso concreto de la economía española, los últimos datos de la Contabilidad Nacional Trimestral, relativos al tercer trimestre de 2021, apuntan a que el PIB registró un crecimiento intertrimestral del 2,6%, 0,6 puntos porcentuales más de lo anticipado en el avance de octubre, situándose la tasa de variación interanual en el 3,4%.

La moderación de la actividad en el cuarto trimestre del año con respecto a los meses previos ha llevado a los principales organismos internacionales y servicios de estudios nacionales a revisar recientemente a la baja sus perspectivas de crecimiento. Las últimas proyecciones macroeconómicas del Banco de España apuntan a que en 2021 el PIB podría haber crecido un 4,5%, acelerándose la recuperación en 2022 hasta alcanzar el 5,4%.

Evolución reciente de la economía de Castilla y León

Según los últimos datos de la Contabilidad Regional Trimestral, publicados por la Dirección General de Presupuestos y Estadística de la Junta de Castilla y León, en el tercer trimestre de 2021, el PIB creció un 1,4%, 0,2 puntos porcentuales más que en el trimestre anterior. Con relación al tercer trimestre de 2020, el PIB ha experimentado un crecimiento del 3,0%, si bien la producción es un 2,8% inferior a la existente en el cuarto trimestre de 2019 (-8,5% en el conjunto de España, sin ajustar de estacionalidad y calendario).

La aportación de la demanda interna ha sido de 1,8 puntos porcentuales. El gasto en consumo de los hogares ha crecido un 1,2% en términos interanuales y el de las Administraciones Públicas un 3,9%, mientras que la inversión ha aumentado un 0,1%. Por su parte, la aportación del sector exterior ha sido de 1,2 puntos porcentuales, con un mayor crecimiento de las exportaciones (11,7%) que de las importaciones (9,5%).

Por el lado de la oferta, el crecimiento ha sido generalizado, exceptuando el sector agrario (-4,5% en términos interanuales), el que más creció en 2020, y la industria manufacturera (-0,7%). Por el contrario, el sector servicios registró el mayor crecimiento (4,6%), principalmente por los servicios de mercado, aumentando la construcción un 2,2%.

El informe puede ser consultado en este enlace o en el documento que acompaña a a estas líneas más abajo.

Comentarios...