Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Entrevista a Miguel Broto, responsable de la OID, entidad que revoluciona la lucha por la repoblación

Entrevista a Miguel Broto, responsable de la OID, entidad que revoluciona la lucha por la repoblación

PROVINCIA
Actualizado 18/02/2022 20:31
Encarna Muñoz

La Oficina de Innovación contra la Despoblación pretende incluir la ilusión y el concepto de comunidad en la lucha contra una lacra que sangra la provincia. Su responsable alerta de que la situación es "peor de lo que todos imaginan", y pide a los políticos un cambio de mentalidad que "resultará vital para Soria".

El reto demográfico podría haber encontrado, después de décadas analizando la cuestión, un enfoque definitivo. Desde la Oficina de Innovación contra la Despoblación (OID) defienden que debe buscarse una solución conjunta. Consideran que Soria tendría que enfocarse en encontrar factores diferenciales competitivos, y potenciarlos con ilusión y concepto de comunidad. Lo explica Miguel Broto, un oscense que llegó a Soria por motivos laborales y, ahora, se desvive por su salvación.

Pregunta: La OID se presentó en junio de 2021 como una organización supramunicipal que gestiona ayudas destinadas a paliar la despoblación. ¿Esto qué significa?

Respuesta: Es una entidad de colaboración, creada entre la Diputación y la Universidad de Valladolid, cuya meta es generar un instrumento que permita a la provincia de Soria, a toda ella, desarrollarse y luchar contra la despoblación de un modo innovador.

Muchos habíamos entendido que la función de la OID era meramente administrativa. Que se trata, de forma resumida, de una entidad de apoyo a los ayuntamientos en diferentes trámites y gestiones.

El trabajo no es en absoluto administrativo, nos servimos del I+D+i. Esto puede sonar muy pedante pero se traduce en investigación, innovación y desarrollo. Primero analizamos el problema y diseñamos las soluciones al mismo. Cuando ya tenemos esto tratamos el impulso, la gestión y la dirección de esas mismas soluciones. Por supuesto, también está la ilusión.

Necesito que concrete un poco más.

Ahora estamos intentando obtener más información del territorio para entender mejor cuáles son los problemas, porque se ha hablado mucho sobre despoblación, pero se sabe mucho menos de lo que se cree. Nosotros pensamos que se deberían descartar las soluciones específicas y abordar la cuestión de modo colectivo, global.

Soria es un caso atípico, y la única manera que tiene de superar los retos es la innovación de un modo colectivo. Integrar los esfuerzos de la provincia y conducirlos en una dirección. Es decir, sumar esfuerzos y generar ilusiones.

La población activa del medio rural soriano es baja y se reducen las interacciones económicas

Dice que el caso de Soria es único, ¿por qué?

Porque se sale de todos los registros. Aquí no existe la actividad económica y social como en otros territorios. El medio rural soriano tiene menos de 50.000 habitantes. La población activa ronda las 20.000 personas, y el número de interacciones económicas es muy reducido. Por ello, cualquier cosa que se intenta difundir lo hace a una velocidad lenta y, muchas veces, se corta antes de llegar al destino. Buscas gente para colaborar y no la encuentras.

Esta es una de las razones por las cuales no se puede afrontar la situación individualmente. Se puede trabajar en llevar una empresa de 500 empleados a un municipio y ese pueblo tendrá 500 habitantes más, pero no se habrá superado la situación de desamparo demográfico. Hay que generar, y para eso estamos nosotros aquí, las ventajas competitivas diferenciadas que consigan que la gente quiera venir y quiera vivir, que es realmente lo importante.

Diferenciarse. Suena sencillo, pero supongo que no será así.

No es fácil, ahí está la gracia. Además, también deben identificarse y potenciarse esos elementos de competitividad diferencial de modo colectivo, es decir, unir los de varios sitios en un paquete, porque un único elemento tampoco consigue que un lugar sea atractivo. La gente no va a mudarse a Soria porque la luz sea más barata, pero si lo es y, además, la educación es buena, la sanidad también y, por ejemplo, hay un ambiente de innovación, quizá si se encuentre la ilusión de generar cosas nuevas.

La intención con los DUS 5000 es convertir a Soria en referente sostenible

Hablando de una luz más barata, para conseguirla han presentado una solicitud a los DUS 5000. Una petición peculiar para unos fondos europeos.

Sí. Elegimos los DUS 5000 porque creemos que con su ayuda podemos diferenciar a Soria. Pensamos que el medio rural no tiene que ser solo un campo de patatas. Pretendemos que Soria se identifique como una vanguardia, y vamos a empezar por la transformación energética con la estrategia de conseguir la sostenibilidad y una energía a un precio ya no asequible, también previsible, que tal y como está el mercado parece importante.

Aparentemente, el proyecto consiste en poner placas fotovoltaicas, pero la realidad va más allá, incluye generar un modelo energético que no se está aplicando en ningún sitio y puede convertir a Soria en referente.

"La única manera que tiene Soria de superar los retos pasa por la innovación de un modo colectivo: sumar los esfuerzos de todos y generar ilusiones"

En el proyecto se engloban 300 actuaciones en 181 de los 183 municipios sorianos. Se anunció como una red que transformará toda la provincia, pero lo más llamativo es que se incluyen los factores emocionales.

Soria no ha pedido dinero simplemente porque toca pedir dinero. Estoy convencido de que en toda España no hay un proyecto como éste, porque es conjunto y pretende la transformación. Y sí, la ilusión tiene un papel fundamental porque la apuesta por el mundo rural debe ser por convencimiento.

¿Tratáis de convencernos de que unas subvenciones pueden cambiar el futuro de una provincia como Soria?

Unas subvenciones como estas pueden ser la primera piedra del camino que puede acabar convirtiendo, a Soria, en un ejemplo. Y si esto sucede habrá personas y empresas que decidan apostar por ella.

Hay un proyecto en el que podemos avanzar todos juntos, hay motivos objetivos para tener ilusión. Lo primero porque es algo nuevo, tiene objetivos claros y bien trazados, es creíble y es un conjunto. También tenemos la voluntad firme de llevarlo a cabo, sea con ayuda de otras instituciones o sin ella. Por eso es importante que la gente se sume a la voluntad. Queremos que los sorianos estén ilusionados, y si quitamos esto hay pocos motivos.

Soria está en una situación dramática. El proceso es lento pero irreversible. Lleva a la despoblación completa de la provincia

¿Soria y los sorianos tienen pocos motivos para el optimismo?

No vamos a engañar a nadie. Estamos en una situación dramática, peor de lo que creemos, y la mayor parte de la gente no se da cuenta. En muchas partes del territorio la situación es terminal, un curso irreversible. Hemos comprobado que el proceso demográfico se dirige a la concentración, y es un modelo que lleva a la despoblación completa de toda la provincia en pocos años. Ahora se salva la capital porque absorbe de otros pueblos pero, ¿qué sucederá cuando ya no quede nada que absorber? Además, aunque en muchas localidades todavía queden habitantes, no se trata de población activa y no generan recursos, proyectos ni ilusión.

Por ejemplo, Pinares. Es una zona económicamente potente desde siempre y se está yendo a pasos agigantados. Allí todavía hay mimbres, por eso es un objetivo principal de la OID.

Pero ustedes confían en que sí existe una solución. ¿También para las localidades más pequeñas?

No damos nada por perdido, precisamente por ese diseño en red. Creemos en que los recursos deben ser sistémicos y repartirse como el agua por la arena, por todo el territorio. Un pueblo vacío funcionaría como un tapón que dificultaría el desarrollo de los demás. Consideramos vital crear comunidades de sentido social y económico, no desarrollar un pueblo y abandonar otros. El término comarca adquiriría sentido, pero debe estar bien entendida. No importan que una empresa vaya a un pueblo, porque mejorará al de al lado.

Hay que entender que solo nos podemos salvar si se salvan los demás. Nadie sobrevive solo en el desierto. Si todos los pueblos de tu alrededor se vacían, te acabarás yendo también del tuyo.

La OID está mejorando la colaboración con la clase política, que "debe implicarse"

Todos debemos entenderlo, pero especialmente deberían hacerlo los políticos. ¿Dejar de competir y comenzar a colaborar?

Los políticos deben entenderlo y participar porque si no funciona, no hay solución. No obstante, somos optimistas. Con la creación de la OID La colaboración ha mejorado muchísimo. Esta herramienta está sirviendo y la situación es de esperanza.

Comentarios...