Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
San Juan 2022 “sí o sí”, con chiringuitos en Valonsadero… ¿Y sin 12 cuadrillas?

San Juan 2022 “sí o sí”, con chiringuitos en Valonsadero… ¿Y sin 12 cuadrillas?

SAN JUAN
Actualizado 16/03/2022 14:35
Sergio García

Mínguez señala que puede haber Sanjuanes sin 12 cuadrillas, aunque alerta de que es “un escenario peligroso”. El Ayuntamiento garantiza económicamente el mismo número de vecinos que en 2019 y correrá con los gastos asumidos si finalmente las fiestas se suspenden. “No podemos convertir Valonsadero en una zona de bares”.

Las fiestas de San Juan de la ciudad de Soria en 2022 siguen adelante. Esa es la principal conclusión que se saca tanto del comunicado emitido ayer por el Ayuntamiento como de la rueda de prensa que ha ofrecido hoy Carlos Martínez. El consistorio señala que en la situación actual se pueden y se deben celebrar las fiestas con una cierta garantía de normalidad. Habrá fiestas, pero ¿habrá jurados?

Esa es la principal duda en este momento. En la reunión de ayer las parejas voluntarias reiteraron sus temores y ante la imposibilidad del consistorio de contestar al principal de ellos (los confinamientos obligatorios) varios dieron un paso atrás. En un primer momento fueron 2, aunque -según ha podido saber Soria Noticias- es bastante probable que alguna otra cause baja en las próximas horas.

En este contexto el Ayuntamiento ya busca voluntarios para las 2 vacantes y las que se puedan producir. Mínguez, que ha señalado que si la situación Covid no empeora “va a haber fiestas si o si”, abría las puertas a unos Sanjuanes con menos de 12 cuadrillas. “Por supuesto que sí. Se pueden celebrar sin 12 cuadrillas” señala, aunque avisaba de que “abriríamos la puerta a un peligroso escenario”.

Explica el alcalde señala que esta situación conllevaría unas fiestas “deslucidas” y que se daría un paso hacia “perder la singularidad” de los Sanjuanes. “Salir de fiesta es relativamente sencillo, pero celebrar unas fiestas tan peculiares es más complicado”, señalaba. Pese a ello, reconoce que “en la actual situación” no se puede trasladar a los vecinos “ninguna obligación legal ni moral” para que sean jurados. En este sentido ha reiterado un mensaje ya escuchado otros años: “San Juan será lo que los vecinos quieran que sea”.

Tema económico

Otro gran asunto de preocupación para muchos voluntarios es el económico. La duda de si los vecinos entrarán en las Fiestas está ahí y ahora parece unirse un alza desbocada de los precios. La mayoría de proveedores de las cuadrillas han subido considerablemente los precios estos dos años y algunos jurados se plantean si es asumible trasladar esa alza al cobro de la tajada o si deberán asumirlo ellos.

El alcalde respondía al primer escenario y les ha garantizado que el consistorio completará económicamente a las cuadrillas que pierdan vecinos con respecto a 2019. “Ahí sí podemos ofrecer una certeza”, señalaba para “garantizar” ese ingreso por los vecinos, se apunten los que se apunten.

El consistorio mantiene la opción del “freno de mano” para frenar las fiestas si la situación de la pandemia se complica. En este sentido, el alcalde trasladó ayer a los jurados que, en el caso de que esto suceda, el consistorio se hará cargo de estos gastos. Por ejemplo, si se celebra el Catapán y luego hay una nueva ola con restricciones el ayuntamiento respondería de el gasto realizado o si se hubieran encargado los pañuelos y luego no pudieran celebrarse las Fiestas.

¿Chiringuitos en Valonsadero?

Tras la reunión con los alcaldes de barrio se produjo la cita con los representantes de las peñas. Una reunión “más fácil” en palabras de Mínguez, pero no exenta de puntos críticos. “Son una parte fundamental de las fiestas, pero su decisión no es tan imprescindible para el desarrollo de las fiestas”, señalaba el alcalde.

El problema con las 6 peñas viene por la solicitud por parte del consistorio de “regularizar” su situación. Todas las peñas son Asociaciones Culturales o Taurinas, por lo que su situación ya es legal, pero plantea más incógnitas su uso de Valonsadero durante los festejos previos y el Jueves la Saca como herramienta principal para el sustento de su actividad posterior durante los días festivos.

La intención del consistorio es, siempre según el alcalde, “garantizar que ese espacio físico siga siendo de las peñas y de los que tradicionalmente han estado allí”. Algo para lo que hace falta evaluar la situación legal de emplazamientos y actividades y buscar la formula de hacerlo administrativamente de tal manera que nadie pueda quejarse.

En este sentido Mínguez también mandaba un mensaje de tranquilidad. Primero para este año, señalando que habrá chiringuitos en Valonsadero “con toda seguridad” y luego con un mensaje a futuro y desterrando la opción de a esos espacios se les pueda dar otro uso, digamos, más ‘comercial’. “No podemos convertir aquello en una zona de bares”, zanjaba.

Comentarios...