Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Galería: La serena Ruta de las Cascadas II en Duruelo

Galería: La serena Ruta de las Cascadas II en Duruelo

RUTAS
Actualizado 16/04/2022 10:57

En esta propuesta, os invitamos a conocer un paraje apto para toda la familia. A través de un terreno llano observaremos dos cascadas, una poza de agua muy característica y una preciosa laguna. Recomendamos llevarla a cabo durante los meses de invierno, momento en el que se pueden apreciar estos lugares helados con estampas muy llamativas ¿Preparados para descubrir una nueva ruta con Soria Noticias?

Duruelo de la Sierra es el lugar que hemos elegido en esta ocasión para realizar nuestra ruta mensual. Vegetación y agua a partes iguales, son los ingredientes principales de un trayecto de unos siete kilómetros, en el que podremos conectar con nuestros orígenes a través de unas vistas increíbles. Desde Soria Noticias recomendamos realizarla en el mes de Marzo junto con personas expertas como el guía de 'Soria paso a paso', Ángel Campos, o el aficionado al senderismo, Manuel Ciria.

Dos cascadas parcialmente heladas, una poza de agua, un enorme corral de piedra para el ganado, o una singular laguna son la carta de presentación de una andada recomendada para toda la familia por el trazado que la conforma. ¡Empecemos nuestro viaje!

Este trayecto lo comenzaremos, en coche, desde Soria, tomando la N-234 hasta Abejar, donde se seguirá por la CL-117 hasta Duruelo de la Sierra. Una vez allí llegaremos hasta la plaza Alejandra Soria, lugar donde aparcaremos el coche e iniciaremos nuestra ruta andando. Atravesando una zona de aserraderos llegaremos hasta la ermita de Santa Marina, desde la que nos adentraremos a un paraíso natural. En él, la primera imagen que podremos observar será un grupo de vacas y toros pastando en una enorme masa vegetal llena de unos pinos que ocupan todo el horizonte de nuestra visión.

Galería: La serena Ruta  de las Cascadas II en Duruelo | Imagen 1

Cascadas heladas

Durante dos kilómetros, atravesaremos este fantástico bosque llano. Esta zona, que apenas cuenta con un desnivel de 150 metros, será la que nos lleve a la primera de nuestras paradas a través de una especie de escaleras con cuerda. Mientras las bajamos ya podemos escuchar la caída del agua, al tiempo que nos topamos con la cascada de La Hiedra.

Tras las bajas temperaturas de los últimos días, todavía se puede apreciar una majestuosa imagen de las aguas congeladas antes de darnos la vuelta, y dirigirnos hacia nuestro segundo punto de interés. Este lo compone una cascada de Pozas Malas, más grande que la anterior, con estalactitas de hielo en su parte superior y con una gran masa de hielo en su fondo, rodeada por una vegetación abundante.

Continuando con nuestra ruta y para terminar el primer tramo acuático, regresamos a un camino principal cubierto por acículas de pino. Siguiendo las marcas de este pequeño recorrido local, muy bien indicado por los senderistas de Duruelo, nos adentramos en Los Calderines, una serie de pozas entre las que el agua se abre paso muy lentamente hasta llegar al riachuelo. Cabe destacar el valor de la imagen que estamos contemplando en estos momentos, en la que agua y unas características rocas son sus principales protagonistas.

Laguna

Dejando atrás estas espectaculares vistas, seguimos nuestro camino por el sendero lleno de pinos. En esta ocasión, nuestra próxima parada se encuentra en un espacioso corral de piedra, en el que se guardaba el ganado y que nos traslada a un pasado muy cercano llamado El Cubo. Esta construcción será la antesala del espacio natural más impresionante y vistoso de los siete kilómetros que componen nuestra propuesta.

A unos pocos metros encontraremos la Laguna Marigómez, de escasa profundidad. A pesar de no ser tan conocida como otras que se encuentran en la provincia, su aspecto es, simplemente, espectacular. El agua mezclada con la niebla que cae sobre nuestros abrigos forma un ambiente de película, que recuerda a los paisajes de las películas rodadas en Escocia.

Por otra parte, en su interior se puede vislumbrar una isla con pinos, al mismo tiempo que observamos como, todavía, quedan restos de hielo en una zona de la laguna, ya que apenas unos días atrás estaba completamente congelada, asemejándose a una de las pistas de hielo que han invadido nuestro país durante las pasadas Navidades. Tras estas vistas, afrontamos el final de nuestro trayecto encontrándonos con ovejas, y teniendo cuidado con sus perros guardianes para no tener ningún problema.

Necrópolis

Antes de terminar nuestro recorrido, regresando al pueblo, una parada obligatoria es la necrópolis de la iglesia de San Miguel Arcángel. En ella, encontramos numerosas tumbas de diferentes formas y tamaños que nos demuestran, también, la riqueza cultural e histórica con la que cuenta Duruelo de la Sierra.

Con esta visita al pasado, ponemos el punto y final a un trayecto que conjuga naturaleza e historia a cantidades iguales durante dos horas. Sin duda, esta propuesta es una de las más aconsejables para familias que quieran conocer alguno de los tesoros que esconde la provincia en sus innumerables y sorprendentes rincones.

Comentarios...