Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La Vuelta a España en Vespino hace alto en Soria

La Vuelta a España en Vespino hace alto en Soria

CAPITAL
Actualizado 19/05/2022 08:03

El mítico ciclomotor recorre por etapas la geografía nacional haciendo parada en todas las capitales del país.

Proveniente de Salamanca cerraba este miércoles una etapa de la tercera Vuelta a España en Vespino. Una gira que se recorre con un único ciclomotor de este mítico modelo que nació en España, de la mano de la firma italiana Piaggio, de la también Vespa, y que exclusivamente fue fabricada para todo el mundo aquí, concretamente en Madrid. Así lo ha explicado Carlos Usín, uno de los responsables del periplo en la provincia. Con él se hallaban los también Félix Oliva y Eduardo Oliva, quienes se han encargado del relevo en Segovia. La etapa ha cubierto más de medio millar de kilómetros a lo largo de más de diez horas. A las seis y media de la tarde hacía su entrada el relevo soriano escoltado por miembros de la Policía Municipal. Después, foto de rigor en La Dehesa, tal y como establece el recorrido, para dejar constancia del paso por cada lugar.

Usín ha desgranado que son 150 las paradas para esta edición que también busca celebrar los 50 años de este ingenio sobre dos ruedas y que fue diseñado por el salmantino Vicente Carranza. Fue en 1968 cuando fue puesto en carretera, y la conmemoración, que estaba prevista para 2020 tuvo que ser retrasada por la pandemia. La previsión es que el ciclomotor recorra en torno a los 8.000 kilómetros en 17 días en una singladura ya programada previamente, y en la que empuñarán el manillar otro centenar y medio de relevistas.

La moto con la que se viaja ahora es propiedad del navarro Víctor Sáez de Albéniz Fernandez, un navarro entusiasta de este ciclomomotor, al igual que Francesc Gari, una de las cabezas visibles de la vuelta.

La popular Vespino surgió como una alternativa a las motocicletas con cambios de marcha, siendo que su versatilidad, su baja cilindrada, su consumo reducido (tres litros de combustible, gasolina mezclada con aceite, cada cien kilómetros) la hizo un medio de transporte accesible, sobre todo para la juventud. Compitió con su hermana mayor, la Vespa (la marca italiana se llamó en sus orígenes Moto Vespa), con su arranque con pedales de tipo bicicleta. "Fue un vehículo mítico para todos los españoles, se puede comparar con el Seat 600", ha recordado Usín, quien ha añadido que el disponer de una unidad de estas "suponía libertad" para poder desplazarse tanto por el campo como por la ciudad. "A quienes tenemos ahora más de cuarenta años se nos abría el mundo cuando a los 14 ya podías conducirla", confiesa.

Después llegaron otras marcas y modelos parecidos, aunque Vespino siguió llevando la voz cantante, rivalizando con la marca española Derbi, aunque también hubo otras parecidas de similar cuño, como las francesas Mobilette y Torrot o la nipona Suzuki. Dejó de ser fabricada en 1999 y fue exportada a todo el mundo, alcanzádose más de 1,8 millones de unidades, siendo el mercado hispanoamericano el destino con mayor número de pedidos, y donde, por cierto, la normativa de circulación permitía una cilindrada superior a la contemplada en España: 65 centímetros cúbicos por los 49 aquí. En Europa, Alemania, Reino Unido y Francia fueron países donde la Vespino gozó, igualmente, de gran aceptación.

La firma vespino.es es una de las patrocinadoras de esta aventura que, con ciertos toques de sana nostalgia, no deja de ser, de algún modo, divertida.

Comentarios...