Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Ruta: camino a la centenaria Mina Petra de Ólvega

Ruta: camino a la centenaria Mina Petra de Ólvega

RUTAS
Actualizado 22/05/2022 12:54

En esta propuesta nos desplazaremos con el guía de Soria Paso a Paso, Ángel Campos, y con el senderista, Manolo Ciria, hasta Ólvega, para visitar una de las minas a cielo abierto más impresionantes de nuestro territorio. A pesar de la niebla, nos perderemos en el azul de sus aguas turquesas para descubrir su centenaria historia, y la forma en la que se trabajaba allí en el pasado, en las dos ocasiones en las que ha estado abierta. Además, tendremos tiempo de presenciar en directo a algunas de las aves que viven en la vía verde.

La ruta que vamos a emprender en este mes de mayo nos va a trasladar al pasado durante sus cinco kilómetros. En ella, visitaremos dos símbolos de Ólvega, como lo son la ermita de La Virgen de Olmacedo y la Mina Petra, lugar en el que descubriremos como los antepasados de cientos de sorianos trabajaban el mineral hace un siglo.

Durante este camino también tendremos la suerte de disfrutar de una abundante naturaleza, y de varias especies de aves que residen en la vía verde de esta localidad. De esta manera, solo nos queda calzarnos adecuadamente, coger nuestros palos de andar (aunque esta vez no son imprescindibles), preparar agua para hidratarnos y coger nuestras ganas para comenzar una nueva aventura con Soria Noticias.

En primer lugar, para llegar hasta Ólvega cogeremos desde Soria la N-122 y circularemos por ella 39,5 kilómetros hasta girar a la derecha, hacia la SO-P-2001, donde tomaremos el desvío hacia nuestro destino. Una vez inmersos en esa carretera, deberemos continuar durante 10 km. y atravesar todo el pueblo. Finalmente, saldremos de Ólvega, nos adentraremos en la CL-101 con dirección a Noviercas, y en poco más de un kilómetro observaremos a la derecha el acceso a la ermita de la Virgen de Olmacedo, en cuyo aparcamiento arrancaremos nuestra ruta.

Esta histórica ermita es especialmente querida por los olvegueños, donde celebran una popular y multitudinaria romería, en un paraje bello, y que cuenta con un paseo hasta Ólvega.

Esta construcción fue levantada en el siglo XII, convirtiéndose en la última ermita románica construida en la provincia de Soria. Su planta de cruz latina, su nave cubierta con una bóveda de cañón apuntado, y el retablo mayor barroco del s. XVII albergan en su interior la imagen de la Virgen y del Niño Curro, dos auténticos tesoros de la tradición olvegueña, que viven su momento de más apogeo en el mes de mayo, época en el que son llevadas en romería al pueblo.

Por último, respecto a la imagen de la Virgen, la leyenda cuenta que dos pastores de la localidad, Juanico y Pedro, se la encontraron encima de un olmo tras escuchar un enorme rayo, para convertirse desde entonces en la patrona de la localidad olvegueña.

Vía verde

Tras esta primera parada y repaso por la historia de la ermita, seguimos con nuestro camino dirigiéndonos a la Mina Petra a través de una vía verde. En ella andamos por un camino llano y muy bien asfaltado, recomendable para llevar a cabo en familia. A ambos lados nos rodea un robledal que cuenta con otro tipo de árboles, que se dejan ver entre los copos de nieve que caen en el día que hemos elegido para hacer la ruta.

Esa zona boscosa es el lugar idóneo para diversas especies de aves, como arrendajos, pinzones vulgares, cárabos o busardos ratoneros, entre otras muchas, ya que se dan allí las características perfectas para construir sus nidos y encontrar alimentos.

En esa vía llegaremos a un cruce en el que giraremos hacia la izquierda, dejando a la derecha un lavadero muy característico de piedra (por la zona en la que bajaban el mineral de la mina), para encarar los últimos metros hacia el destino.

230 mineros

Dejando atrás este bosque decidimos, en primer lugar, subir al mirador de la Mina Petra. Desde ahí vemos con dificultades el agua, debido a la niebla que hay, aunque la climatología nos deja una imagen preciosa, con la nieve cayendo y cuajando poco a poco en las rocas que conforman este paraje natural.

Desde las alturas, decidimos bajar hasta la misma orilla de la mina, para presenciar más de cerca el agua color turquesa. En este trayecto observamos un cartel en el que se explica la historia de una mina centenaria.

Conocemos que esta mina de la Sierra del Madero, en un principio, se llamaba Constancia, y que en 1902 se empezó a trabajar en ella, lo que provocó que se planteara la construcción del ferrocarril minero Ólvega-Castejón para dar salida al mineral. Extrayendo oligisto, 70 trabajadores permanecieron en plantilla hasta que en 1904 cerró.

Esto no evitaría que 50 años más tarde se volviera a poner en funcionamiento con 230 obreros, que extraían 50 toneladas diarias, transportando el mineral por la Soria-Castejón hacia destinos como Alemania o Francia.

Con este pedazo de historia, nos situamos a la altura de las aguas de la mina por última vez. De esta forma, nos despedimos de un recorrido que une historia, religión y naturaleza a partes iguales, en un entorno muy recomendable dentro de la provincia de Soria.

Comentarios...