Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Entrega de los Premios FOES: Construyendo Soria

Entrega de los Premios FOES: Construyendo Soria

PROVINCIA
Actualizado 26/05/2022 21:55

La patronal reconoce los valores de los emprendedores en una gala presencial donde queda patente que "vivimos un innegable cambio de ciclo, en el que los empresarios, una vez más, deberemos adaptarnos si queremos seguir en el mercado", según ha recalcado el presidente, Santiago Aparicio.

Esta tarde eran celebrada en el Aula Magna Tirso de Molina la 38 edición de los Premios FOES, con los que se reconoce la trayectoria empresarial soriana a sus hacedores en el último año. Un modo de construir y difundir el valor emprendedor de capital y provincia y también un guiño a quien ha triunfado fuera de los límites sorianos.

La cita que volvía al modo presencial, y con asistencia de responsables de distintas administraciones oficiales. Ha estado amenizada por el espectáculo de ventriloquía y canto de la soprano Celia Muñoz, la polifacética artista ganadora de la última edición de Got Talent.

NUFRI ha sido reconocida como Empresario Soriano 2021. En la entrega del premio por parte de la compañía se ha mencionado que el premio correspondía a "todo el equipo humano de la instalación de La Rasa. Del mismo modo, extrapolaban las siglas I+D+i que corresponden a investigación, desarrollo e innovación, a "ilusión más dedicación más imaginación". Pese a que su origen no es soriano, han significado que "después de 14 años es un gran honor este premio. Nos sentimos parte de la familia soriana".

Por parte de Mochuelo JAM que obtenía el galardón Empresa Soriana 2021, se indicaba que ello supone un reconocimiento que "nos hace pensar que estamos haciendo bien las cosas". De igual modo, han destacado su compromiso por Soria porque las calles y carreteras de esta provincia son su "casa".

El Premio Empresa Soriana en el Exterior 2021 correspondía a Casa Balbino, con sede en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y dedicado a la gastronomía. Las nietas de Balbino Izquierdo Aldea recogían el galardón, señalando que su abuelo abandonó las tierras sorianas con tan solo 13 años. Ahora, el negocio, con casi un siglo, es un templo del tapeo que tiene presencia en las guías más prestigiosas del mundo, pero con recuerdos de aquí. "Nuestro abuelo siempre nos inculcó los valores sorianos", han destacado las representantes de esta tercera generación.

Ya en lo que es Empresa Innovadora, la startup tecnológica Agerpix Technologies ha tenido su protagonismo. Sus responsables han mencionado que la razón de ser se debió a que "localizamos un gran problema de los productores de fruta para tener buenas previsiones de la cosecha". Y a partir de ahí desarrollaron su idea, la cual se ha materializado con éxito gracias a "muchos de los empresarios sorianos que nos ayudaron hace dos años en los comienzos". Ahora, la tecnología con marchamo soriano "puede llegar a cualquier parte del mundo".

A propuesta la Asociación de Jóvenes Empresarios, FOES reconocía la iniciativa de Comercial Andrés, dentro del apartado Joven Empresario 2021. "Nunca tuvimos una meta, pero sí unas ideas claras y una forma de trabajar", han mencionado sus responsables, quienes han dado méritos a su plantilla diciendo que "sin nuestro equipo no somos nada". Dedicaban el premio a Diego Rodrigo, uno de los fundadores de la empresa.

Meciones

Decir que este año eran concedidas, además, dos menciones especiales: a José Luis Jiménez García ‘Gari’ (Mesón Castellano) y a la Panadería Sucesores de Carlos Hernández Asensio.

El primero ha recordado la fundación de su negocio en 1969, y emocionado ha agradecido a la ciudad y clientela el apoyo que le ha sido prodigado estos años. Aún así, ha bromeado: "Si me lo merezco, bien. Y si no, me lo llevo a casa". Su esposa también era ovacionada. ha bromeado. Importante ovación para su mujer.

En la segunda mención, los acreedores del reconocimiento han significado la trayectoria en el sector panadero, concretamente en Vinuesa, donde ya son cinco las generaciones que siguen adelante con este negocio, siendo sus antepasados los merecedores del reconocimiento. Una profesión a la que "por entero" se ha dedicado la saga frente a un horno.

Aparicio

El presidente de la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas, Santiago Aparicio, cerraba el acto hablando de los "mejores de entre los nuestros", a la vez que nombraba la existencia de un "cambio innegable de ciclo" en lo que es atender o comenzar un negocio o empresa. Así también no ha dejado de olvidar que ahora "la inestabilidad es la tónica".

Las palabras de Aparicio:

Autoridades, presidentes de organizaciones empresariales hermanas, representantes sindicales, queridos compañeros empresarios, amigos todos.

La familia empresarial soriana, después de tres extraños años, se reúne de nuevo en este aula Magna cedida por Diputación (gracias Presidente), para reconocer los valores empresariales.

Retomamos nuestra cita para distinguir a los mejores de entre los nuestros, después de haber vivido una etapa de enorme dificultad, en lo social, lo personal y en lo económico: crisis sanitaria, crisis de demanda, crisis de confianza, y cuando aún no habíamos superado todo lo anterior, nos vemos, inmersos en una profunda recesión económica derivada de la invasión de Ucrania, en la que la inestabilidad, es la tónica. Una crisis encima de otra crisis, que nos está llevando a un cambio indiscutible de modelo económico; a una profunda transformación global, que preconiza un nuevo orden económico y geopolítico a nivel mundial.

Vivimos un innegable cambio de ciclo, en el que los empresarios, una vez más, deberemos adaptarnos si queremos seguir en el mercado. Y cierto es que de eso sabemos mucho, pues todos los aquí presentes, los que hoy homenajeamos y los que les acompañamos, nos hemos enfrentado a lo largo de nuestra trayectoria a numerosas crisis...

Nada nuevo bajo el sol, nada que no hayamos vivido anteriormente, si bien, ello no obsta para aseverar que el contexto actual es muy-muy preocupante porque el entorno es infinitamente más complejo que cualquier otro que hayamos conocido. Porque nos enfrentamos a amenazas muy diferentes; a reveses que serán muy difíciles de resolver en el corto plazo y cuya solución plantea disyuntivas tremendamente difíciles, que no dependen de nosotros.

Los costes energéticos y el incremento de las materias primas, son titanes que nos superan; las cadenas de suministro están rotas, la inflación desbocada y nuestro nivel de deuda es equiparable al 122% del PIB… sin olvidar, que las perspectivas actuales en todos los ámbitos, son inquietantemente inciertas.

A estos problemas generales sumamos los nuestros coyunturales; los que sufrimos los empresarios sorianos como consecuencia de nuestra despoblación: una demanda de productos y servicios insuficiente y la imposibilidad a que se enfrentan nuestras empresas, para encontrar trabajadores. En definitiva, la dificultad para mantenernos y especialmente, para poder crecer.

Nueve de cada 10 empresas sorianas acusan ya la crisis abierta por la guerra. La situación es tan complicada que un 20% de nuestra industria considera posible un cierre de actividad, según nos han trasladado en el último Observatorio que hemos realizado desde FOES. Son ya varios los organismos internacionales que advierten sobre una próxima crisis de deuda y sobre las confrontaciones geoeconómicas, con la certeza de que sus consecuencias se agudizaran en los mercados locales… También en el soriano.

Con todos estos mimbres, sabemos que no va a ser un otoño fácil. Como empresarios tenemos que estar preparados para afrontar lo que venga, para seguir adaptándonos, y para hacerlo con éxito, tenemos que hacerlo unidos.

Me vais a permitir que en este punto me refiera a una curiosa reflexión del analista económico, Marc Vidal. Una reflexión que leí hace poco y que se refiere al valor de lo colectivo, con una metáfora de la naturaleza.

Las secuoyas, esos árboles centenarios cuyos troncos alcanzan de media 80 metros, ¿imaginamos la profundidad que necesitan sus raíces para poder sujetarse...? Pues bien, os sorprenderá saber que sus raíces sólo miden unos excasos metros. ¿Cómo pueden entonces soportar un centenar de metros de alto, con unas raíces de apenas un metro de profundidad? Pues bien, las secuoyas sólo pueden crecer en grupo. Para alcanzar su gran altura y longevidad, se enlazan las unas con las otras. Mantienen su individualidad, pero si una de ellas, por algún motivo precisa savia, el bosque entero y los árboles más cercanos, le proveen de esa savia. Esa unión entre todos les permite enfrentarse a las inclemencias atmosféricas de las alturas, y aun estando tan expuestas, crecen en proporciones inconcebibles y pueden llegar a vivir hasta 1800 años.

Pues bien, cada uno de los empresarios sorianos conformamos ese bosque de secuoyas, y sus raíces quedan enlazadas a través de la unidad empresarial que mantiene nuestra Federación. Si una de esas secuoyas empieza a ceder, si uno de nuestros empresarios pierde la verticalidad, el bosque, el colectivo empresarial, hace fuerza contraria durante décadas hasta que recupera el eje.

Estamos en una situación compleja, plagada de inclemencias en la que corremos altísimos riesgos de que muchas de nuestras empresas pierdan la verticalidad y caigan. Sólo podremos recuperar el eje, y alcanzar grandes alturas si permanecemos juntos; unidos. Sólo la fuerza colectiva nos ayudará a recuperar el punto de equilibrio.

Porque la adaptación a lo que viene y la recuperación, será colectiva o no será. Para ello, contamos con la fortaleza y la unidad de las organizaciones empresariales, de FOES, de CEOE CyL, de CEOE Empresas Españolas y de CEPYME. Estoy seguro de que, a muchos de vosotros, cuando os hablaba del bosque de secuoyas, os ha venido a la cabeza la pandemia y el valor de la fuerza colectiva en los momentos más difíciles, en torno a nuestra organización. El compromiso individual unido al esfuerzo colectivo, es el mecanismo que hoy, igual que hace décadas, es básico para que una sociedad funcione.

Como empresarios en este complejo momento ofrecemos unidad, ofrecemos resiliencia conjunta, lealtad, trabajo, esfuerzo, colaboración, pero como respuesta, por parte de los poderes públicos, necesitamos que se dejen a un lado las polarizaciones políticas que nada nos aportan, que se olviden los intereses partidistas y cortoplacistas, así como las falsas autosuficiencias.

Los empresarios en este momento, pedimos unidad de acción, seguridad jurídica, claridad de la norma, estabilidad reguladora, así como enfoque integral e integrado:

Además, como empresarios precisamos terapias de choque, medidas de calado por parte de los distintos gobiernos, medidas reales que lleguen de verdad a las empresas sorianas.

Ante este contexto de gran incertidumbre y ante la ralentización del crecimiento del Producto Interior Bruto, necesitamos que se intensifiquen las medidas para minimizar el impacto de la crisis sobre las empresas y generar un clima favorable para las mismas.

Necesitamos impuestos acordes a la situación de inflación persistente.

Necesitamos que los fondos de recuperación lleguen a todas las empresas (a las grandes sí, pero también a las pequeñas y a los autónomos). A todos los lugares de España, porque se generaron muchas expectativas, pero lo cierto, es que hasta el momento estos fondos no están siendo accesibles para las empresas sorianas.

Necesitamos además que la cohesión territorial y las medidas para afrontar el reto demográfico, pasen del papel y del discurso, al BOE: necesitamos medidas reales sobre el territorio, y que lleven aparejado presupuesto, ¡por supuesto!!. Porque de todos es sabido, que las secuoyas no crecen en cualquier suelo; sólo enraízan en aquéllos especialmente preparados para ellas.

Y permítanme que me detenga en este punto, porque los empresarios sorianos necesitamos que, de una vez por todas, nuestra provincia se abone adecuadamente, que las distintas políticas sean consecuentes con las debilidades territoriales propias de la provincia de Soria.

Hace algo más de un año, los empresarios sorianos, unidos con los empresarios de Teruel y de Cuenca, conseguimos un hito jamás pensado: que la Comisión Europea autorizase las ayudas de funcionamiento para las empresas de estas 3 provincias, con base en nuestra debilidad económica y social y como solución ad hoc para una provincia en la que el mercado es del todo ineficiente. Pues bien, a fecha de hoy, a pesar de nuestro trabajo e insistencia, no hay visos de que dichas ayudas de funcionamiento vayan a ser puestas en marcha por el gobierno de España.

Aun cuando la Comisión Europea ha sido muy clara al aseverar que, dado nuestro escaso peso en el PIB nacional, estas ayudas no alteran la competencia ni en España, ni en Europa y que las mismas pueden suponer el principio del fin de una crisis demográfica que está dejando en coma a la sociedad soriana. Pues bien, aun con todos los parabienes de Europa, aun habiéndose publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea, dicha ayuda acumula ya, más de cinco meses de retraso.

Los empresarios sorianos, no vamos a admitir más excusas, porque ocurre que para este territorio nunca hay presupuesto, ni en las épocas de bonanza, ni en las épocas de crisis.

Y las cosas son muy claras: o hay voluntad por parte del gobierno de España de darle un empujón a provincias despobladas como Soria, o no la hay. Y si la hay, que vaya al BOE, y si no la hay que nos lo digan claro. Todo lo demás es ruido que solo pretende confundir, despistar y seguramente, polarizar.

También el gobierno de la Junta debe poner en práctica los compromisos adquiridos durante la primavera pasada en campaña electoral: cumpliendo promesas a través de los presupuestos ordinarios y a través del Plan Soria, garantizando el cumplimiento del mismo mediante la inclusión de un enfoque territorial integrado en el próximo programa operativo de Castilla y León. Ello sin lugar a dudas demostraría que efectivamente nuestro gobierno más cercano está comprometido con esta provincia, y el momento es ahora. Sin ir más lejos, esta misma mañana, hemos presentado alegaciones a dicho documento, solicitando una vez más que las estrategias del gobierno regional para los próximos 6 años, tengan en cuenta la problemática diferencial de nuestra provincia.

Michael Porter, (a quien ya me he referido en anteriores ocasiones en este mismo escenario), profesor de Harvard considerado el padre de la estrategia empresarial moderna, ha demostrado que la competitividad de una empresa depende en un 60 por ciento de los factores internos de la misma y, en un 40 por ciento de los factores externos a ella, siendo ambas variables un todo indisociable y dinámico.

Los empresarios sorianos, como cualquier otro empresario español, aportamos rigurosa y escrupulosamente ese 60 por ciento que nos corresponde, pero necesitamos que las Administraciones Públicas, en sus distintos niveles de responsabilidad, (gobierno de España, gobierno de Castilla y León y administraciones locales), aporten el 40 por ciento restante. En definitiva, que aporten el abono que necesitamos para crecer alto y mantenernos firmes y longevos. Necesitamos que los distintos gobiernos aporten esos factores externos imprescindibles para que las empresas sorianas podamos desarrollar nuestra actividad en igualdad de condiciones que los empresarios de otros territorios.

Que el futuro es difícil, todos lo sabemos; que el año 2022 será complicado es obvio. Que lo que nos rodea, no es en absoluto el mejor escenario, es evidente, y que las inclemencias nos acecharán, es seguro. Pensemos en nuestra capacidad como colectivo empresarial de apoyarnos y sujetarnos los unos en los otros, y también como colectivo unido, exijamos a quienes nos gobiernan responsabilidad y compromiso máximo…

Y ahora, vamos a respirar profundamente y a tratar de dejar de lado lo macro y los problemas cercanos. Vamos a evitar pensar en el preocupante futuro que nos sugiere la coyuntura actual. Recordemos que hoy, los empresarios sorianos, estamos de fiesta Estamos aquí para acompañar a los mejores de los nuestros del pasado año 2021, porque como dice Marc Vidal, cuando las secuoyas alcanzan semejantes cotas de altura, el éxito no es para una. El éxito es para todas.

Y hoy la sociedad empresarial soriana, se reúne en este Aula Magna para compartir los éxitos y esfuerzos de nuestros galardonados, que son los éxitos de todos y cada uno de los autónomos, empresas y empresarios de Soria.

Hombres y mujeres que pertenecen a sectores tan diferentes como la agricultura, la logística, el sector tecnológico, el comercio o la hostelería y que comparten su afán por crear riqueza y por sentir la provincia de Soria y su progreso, como algo propio: como decía antes, aportando desde el compromiso individual, al compromiso colectivo; desde el árbol en solitario, conformando el bosque.

Si algo les une es que todos ellos, creen en Soria.

Lo hizo Nufri cuando introdujo una plantación inédita hasta entonces en la provincia, las manzanas. Hoy, es una de las mayores de España y emplea en temporada alta hasta 800 personas en la comarca de El Burgo de Osma. La visión de futuro de esta empresa, y de su confianza en las ventajas edafoclimáticas de Soria y su buen hacer, han convertido a la finca de La Rasa en un ejemplo nacional e internacional.

Querido Ignacio, la trayectoria de la familia Argiles, os hace merecedores del Premio FOES Empresario del año y Premio CEOE Castilla y León 2021. Os deseo un largo y próspero recorrido en vuestra apuesta hortofrutícola en Soria. ¡Enhorabuena! nos llena de orgullo contar con referentes empresariales como vosotros!

De Norte a Sur y de Este a Oeste, los vehículos de Mochuelo Jam recorren no sólo Soria, sino también España, garantizando la paquetería a nuestro mundo rural.

Empresa soriana donde las haya, comprometida cien por cien con la provincia y con su futuro. Vuestra trayectoria de más de 40 años, vuestra diversificación, y vuestra profesionalidad os hace merecedores del Premio FOES Empresa Soriana 2021. Queridos hermanos Andrés Isla, queridos Amelia, Fernando, Javier y Mamen, felicidades por vuestra energía y por vuestras ganas. Querida Carmen, felicidades también a ti por haber generado junto a tu marido Javier, ese gusanillo empresarial en vuestros hijos. Sin lugar a dudas, toda la familia, sois parte esencial de nuestro bosque de secuoyas.

Y de Soria nos vamos a Sanlúcar de Barrameda, a donde emigró a principios del siglo pasado un soriano nacido en Las Fraguas, Balbino Izquierdo Aldea. Este emprendedor fundó allí un negocio con raíces sorianas que hoy lleva la tercera generación. Casa Balbino es un referente internacional de la gastronomía gaditana, pero es también un ejemplo de la valentía y el empuje que caracteriza al empresariado soriano. Nuestros galardonados sanluqueños son fiel reflejo de tantos sorianos obligados a emigrar que han tenido siempre el corazón repartido entre dos tierras, en este caso entre Sanlúcar y Soria. Nos duele enormemente haber perdido tanta savia a lo largo de las décadas, pero nos alegra inmensamente tener hoy aquí a gran parte de la familia, a las segundas y terceras generaciones.

Hoy rendimos un homenaje póstumo a Balbino Izquierdo otorgando a sus descendientes el Premio FOES Empresa Soriana en el Exterior a quienes pido que no olviden su origen y el de su empresa y continúen difundiendo el ejemplo de su abuelo. ¡Felicidades a toda esta gran familia, felicidades de corazón!

Hemos hablado del pasado de Soria y de empresas que llevan décadas operando en Soria en sectores tradicionales y saltamos al futuro de la mano de Agerpix Technologies, que hoy recibe el Premio FOES Empresa Soriana Innovadora, empresa incansable que se afana día a día por mejorar sectores tan importantes para la sociedad como el de la Agricultura. Querido David, hacéis un trabajo impresionante, enhorabuena por vuestras ganas y por vuestras continuas apuestas. ¡Felicidades a todo el equipo! Sabéis que podéis contar con FOES para todo aquello que necesitéis.

Diego Rodrigo Rodrigo y Alberto Gómez González comparten ex aequo el Premio FOES Joven Empresario Soriano 2021. Ellos personifican hoy el necesario relevo empresarial en una provincia con escasa población en la que las jubilaciones suponen un drama, en vez de una alegría, porque obligan al cierre de negocios y empresas.

Felicidades Diego y Alberto. Gracias por apostar por la empresa, por lanzaros al apasionante mundo de ser empresarios. Estamos encantados de recibiros como nuevos empresarios y os deseamos todos los éxitos. Ojalá en esta provincia contásemos con muchos jóvenes como vosotros, capaces de continuar proyectos empresariales y de seguir creando valor y riqueza. ¡Enhorabuena!

Y dos son las Menciones Especiales que otorgamos esta tarde-noche:

La primera Mención Especial viaja hasta Vinuesa y se queda en un negocio familiar que hoy conducen Carlos, Sara y Mario Hernández Peirotén.

Hace falta mucho empuje, para mantener una empresa cuyo embrión se remonta al siglo XIX. La Panadería Sucesores de Carlos Hernández Asensio permanece en el tiempo y promociona Soria con sus exquisitas elaboraciones artesanales. Felicidades a la familia Hernández Peiroten, Enhorabuena a Carlos y a Felisa por vuestra trayectoria de años, y especialmente porque habéis sabido transmitir a vuestros hijos, el valor de continuar con la tradición familiar y de seguir apostando por Vinuesa, por la tierra que les vio nacer. Gracias a todos por vuestro trabajo y ojalá vuestra panadería siga manteniendo la longevidad, la calidad y el buen saber hacer durante al menos otro siglo.

Y nuestra segunda mención a José Luis Jiménez, ‘Gari’, apenas necesita presentación, después de 50 años trabajando al frente del Mesón Castellano, más que un restaurante, es un punto de encuentro no sólo para los sorianos, sino para el fútbol nacional, actores, actrices y otros protagonistas de la cultura, miembros de la familia real, políticos y personalidades nacionales e internacionales.

Qué voy a decir de Gari, que continúa siendo uno de los mejores embajadores de Soria dentro y fuera de su negocio y uno de los vecinos más comprometidos de la capital del Duero. Hoy, la familia empresarial reconoce tu larga trayectoria y el trabajo que has realizado y que sigues realizando. Enhorabuena Gari, gracias por tu buen hacer, por tu energía vitalidad y profesionalidad.

Queridos empresarios galardonados, en este acto, toda la sociedad empresarial os reconoce como dignos representantes nuestros. Y con estos premios os decimos que es un honor teneros en esta provincia, y que sois un orgullo con mayúsculas para todos nosotros. Hoy os manifestamos lo valioso de vuestro esfuerzo, lo importante de vuestro trabajo y lo útiles y necesarios que sois para la sociedad, para ese bosque de secuoyas colectivo, que individualmente, todos uno a uno, conformamos.

¡Enhorabuena a todos!

No tengo dudas de que, con personas como vosotros, saldremos de esta crisis, y seguro llegarán otras nuevas, pero las superaremos y lo haremos juntos, compartiendo savia cuando sea necesario. Sabéis además que, en este empeño, contáis con FOES como garante de ese bosque, de ese ecosistema fuerte, enraizado y unido que formamos todos los empresarios, para ayudaros y ayudarnos; para resolver vuestras dudas, para formar a nuestros trabajadores, para reclamar lo que es vuestro, lo que es nuestro; para reclamar lo que los empresarios de esta provincia nos merecemos …

En definitiva, y lo más importante, para hacer que la voz de las empresas y de los empresarios sorianos se oiga: alta, clara y unida. Y os aseguro que para quien os habla, es un auténtico orgullo, hacer de altavoz de las empresas y de los empresarios sorianos. En todos los momentos, y en todas las ocasiones: en las fáciles y en las difíciles, en las buenas y en las no tan buenas.

¡Muchísimas gracias!

Comentarios...