Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Una campaña con pocas luces y muchas sombras

Una campaña con pocas luces y muchas sombras

PROVINCIA
Actualizado 09/07/2022 09:45

El cambio climático está provocando que los cultivos tengan cada vez menos meses para madurar. Este año, a los dorados campos sorianos no les ha dado tiempo a hacerlo.

“Catastrófica”. Así describe Óscar Gómez, agricultor de Cubo de la Solana, la cosecha de este año. Lleva 25 primaveras dedicado a este oficio y no recordaba unos datos así desde 2005. “El año pasado la media se aproximaría a 4.500 o 5.000 kg. por hectárea. Este año, con suerte, llegaré a 2.000", lamenta.

Desde ASAJA, cifran la producción regional en 4'5 millones de toneladas, cerca de 4 menos que en los años anteriores y un 30% por debajo de la media castellano y leonesa en las últimas 10 campañas. La producción regional media estimada por hectárea se sitúa en los 2.350 kg, aunque en Soria, según Carmelo Gómez, presidente de ASAJA en la provincia, no se esperan más de 1.500 kg., la mitad que en un año normal.

Las sombras

Aunque la posición de una nube puede decidir entre una mala o una buena cosecha, los cultivos bajo el techo soriano comenzaron a ver las sombras a partir de mayo, cuando la lluvia dejó de hacer acto de presencia. Según datos de AEMET, el valor medio de precipitaciones a nivel nacional alcanzó los 89 mm., un 45% menos de lo normal. Las extremas condiciones climáticas propician que, un año, el tiempo sea perfecto para los cultivos de secano y que, el siguiente, sea "catatrófico". Los inviernos son cada vez más cortos, las lluvias más escasas y el verano empieza antes. Óscar ha visto esta campaña cómo, con una prematura sequía veraniega, no daba tiempo a madurar a unos campos que prometían números similares a los del 2021.

Cosechas insuficientes de una campaña, en la que el precio de los insumos agrarios ha sido una víctima más de la inflación. El agricultor ha llegado a pagar el gasoil agrícola a 1'60€, "cuando en la crisis de 2008, mientras el combustible general subía hasta el 1'47€, el agrícola no superaba el euro", recuerda Óscar.

Los abonos también se han duplicado y ahora teme que los nitrogenados, que ya se han disparado, sigan subiendo la próxima campaña. "Herbicidas, insecticidas, abonos, semillas... todo está disparado", lamenta Donaciano Dujo, presidente de ASAJA Castilla y León. Afirma, también, que esto ha elevado el coste de producción por hectárea hasta los 1.200€, cuando en el año 2000 no superaba los 500€. Esto implica que se necesitarían 3.000 kg. de producción para que la cosecha fuera rentable. Los números, a Gómez no le salen y ya ha asumido que le va a tocar poner dinero.

¿Las luces?

El precio del cereal en España ha subido por causa de la guerra en Ucrania y la falta de exportaciones, aunque Óscar Gómez sabe que cuando se ponga fin a la tragedia y se reinstaure el suministro, los mercados se normalizarán y los precios del producto español volverán a bajar hasta su nivel natural.

Soluciones

El seguro no parece un buen remedio, ya que no se aplica a toda la producción perdida, y apenas cubre la mitad del precio íntegro de mercado, que es el que en principio contempla la subida de precios de las materias primas.

Para Dujo, las soluciones tienen que llegar por parte de la administración. Pide la formaación de la primera 'Mesa de la Sequía' a nivel nacional y autonómico, para plantear ayudas directas al sector y conocer con urgencia las normas de siembra del próximo año. "Necesitamos tener todas las cartas sobre la mesa para decidir qué sembramos y qué no; lo que no queremos es arruinarnos trabajando", denuncia. Gómez cree que el Ministerio va a ofrecerles préstamos a coste cero, igual que han hecho en otras ocasiones. "Si al año siguiente tampoco va bien la campaña, no tenemos para vender y pagar el abono de la próxima. Es pan para hoy y hambre para mañana", destaca.

Falta esperar hasta el año que viene, para entender la magnitud de las pérdidas. La escasez de algunos insumos y la mala cosecha de este verano, podrían hacer que el barbecho sea el destino de gran parte de las tierras sorianas, por falta de rentabilidad. "Vamos a tener que hacer economía de guerra, yo no puedo sembrar una superficie para tener pérdidas", remata Carmelo Gómez, presidente de ASAJA Soria. Queda esperar que la próxima campaña venga acompañada de más luces que sombras.

Comentarios...