Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Entrevista con Jesús Cintora: Él sí quiere que lo sepas

Entrevista con Jesús Cintora: Él sí quiere que lo sepas

CAPITAL
Actualizado 11/08/2022 12:48
Itziar Ortega

Jesús Cintora presenta mañana jueves 11 de agosto en el espacio La Alameda su último libro, ‘No quieren que lo sepas’, en el que narra los entresijos del periodismo y la política. "A mi nunca me han llamado a un despacho para decir: “te quitamos este programa por haber mentido”, ha sido por contar cosas que han afectado a poderosos”.

Trabajo duro y nunca olvidar los orígenes. Esos son dos de los pilares básicos en los que se sustenta el éxito de Jesús Cintora, periodista natural de la Villa de las Tres Culturas, que poco a poco ha ido añadiendo una tercera columna a esta estructura: no dejarse atemorizar por los poderosos. Mañana regresa a Soria, su provincia de origen, para presentar su cuarto y último libro, titulado ‘No quieren que lo sepas’. Una historia sobre un bosque oscuro, lleno de peligros, sobre el que él pretende arrojar luz.

Porque después de tantos años de experiencia en el periodismo, ha terminado dándose cuenta de que "en el mundo de los medios de comunicación, de la política, de las empresas o de la judicatura hay delincuentes a cara descubierta; abusones que no conciben la regeneración y que son un auténtico tapón para mejorar como democracia". Al principio, eran lobos que trataban de apartarle a zarpazos del camino. Luego, a medida que sus datos de audiencia dibujaban montañas, estos mismos le sumergían más y más en el fondo del mar para acercarle a los tiburones. Pero él cree "en el periodismo que no se achanta" y ha seguido zambulléndose sin descanso.

La élite es un concepto que la población general conoce y muchos entienden que el compromiso individual es, en muchos casos, un mito para depurar responsabilidades. El poder es un arma de doble filo. Muchos lo ejercen de forma honesta, aplicando una deontología y acatando "las reglas del juego". Para Cintora, no todos los poderosos son malos, pero sí que existen aquellos que no respetan la democracia, mienten e incluso eliminan testigos. "Yo lo he vivido y el libro lo que hace es contarlo".

Amenazas al periodismo

Para este periodista, su oficio está amenazado por ciertos peligros entre los que se encuentra la excesiva dependencia de muchos medios de una subvención pública, tanto de ámbito nacional como autonómica, que "determina mucho las cuentas de un medio de comunicación". Esto, en palabras de Cintora, no tiene por qué ser malo si se respetan los códigos deontológicos, pero muchas veces "por el hecho de no molestar a aquellos que ponen el dinero", entre los que también se incluyen los empresarios, hay ciertos temas que quedan en la sombra.

Cree que en la prensa digital en España hay más pluralidad y cabeceras, lo que les permite estar menos restringidos que el mundo de la televisión. "En la televisión cada vez hay más programas que hablan de asuntos costumbristas, de folclore, de entretenimiento y menos de investigación, de denuncia y de contar lo que afecta al ciuadano. Todo, con dinero público".

Con esto, no pretende que el entretenimiento quede erradicado, sino que la población no se deje distraer. "Hay un interés por que la gente esté más despistada, más sumisa, que piense menos", asegura. Por ello, cree que la ciudadanía también tiene que aportar lo suyo. "Un pueblo conformista tiene una losa tremenda para avanzar, el conformismo es un auténtico lastre para una sociedad". Porque su abuelo ya le decía que "el saber no ocupa lugar", y para él, el saber es el músculo y la sangre de un pueblo. La población merece informarse y por eso el periodismo que cuenta aquello que los poderosos quieren ocultar es necesario", asegura, aunque reconoce que este tipo de ejercicio de la profesión tiene un precio. "A mi nunca me han llamado a un despacho para decir: “te quitamos este programa por haber mentido”, ha sido por contar cosas que han afectado a poderosos”.

Abrir los ojos

El libro, en cierto modo, versa sobre abrir los ojos, algo que él trata de hacer cada día. "Creo que tengo al menos dos carreras, una es la del periodismo y otra es la de la vida", apunta. La vida, o lo que aprendió de crecer en Ágreda e ir superando los obstáculos que se le ponían en el camino. "Hay que andar despierto cada día porque hay retos permanentes a los que a veces no prestamos atención". Batallas como el calentamiento global, la despoblación, la protección de los montes, la centralización informativa, el envejecimiento de la población... Temas que suelen quedar en lo más bajo de la agenda política, perdidos entre otros que sí que afectan a las altas esferas -o a Madrid-. "Con la despoblación no basta con organizar unas jornadas de vez en cuando. Es un tema complicado, se puede hacer más, pero no interesa que esté entre los principales de la agenda".

Cree que hay que ir “más allá de apagar o no los escaparates, ponerse o no corbata”, identificar de dónde vienen realmente los problemas, cuáles son sus causas y por qué no se buscan, o no se encuentran, soluciones. Como ejemplo, valora cómo en la pandemia todo parecía cuestión de encontrar al "culpable", y no de abordar los problemas de la sanidad pública. "Los dirigentes políticos son los que tienen la responsabilidad otorgada por el pueblo para administrar y gestionar", aunque reconoce, que gestionar bien es una tarea muy complicada.

Por eso, asegura que 'No quieren que lo sepas' "es un canto a conocer lo que hay" y a ser conscientes de que "con un comportamiento de rebaño, sumiso, vamos a estar abocados a hacer únicamente lo que dicen los pastores y sus perros". "El deterioro de servicios públicos como la sanidad; la excesiva teatralización política; la politización de la justicia; las puertas giratorias de personajes que, sin haber dado un palo al agua, llegan a altos cargos y acaban colocados en una buena empresa; otros que ocupan un espacio sin que se sepan realmente qué es lo que hacen y medios de comunicación amenazados", son algunos de los puntos que se encuentran en la sombra y que trata de desgranar en este libro.

Tiburones, reconocimientos y vocación

"No quieren que lo sepas" será presentado mañana en Soria en un coloquio de entrada libre que va trasladando a todas las localidades en las que quieren contar con él. Siguiendo su ejemplo, muchas veces son otros sorianos los que se desplazan a verle a él. "Fuera de la provincia hay un montón de sorianos que vienen con orgullo y cariño a que les firmes los libros y a saludarte". Para este periodista, ese es el mayor reconocimiento que podría recibir. "Para mí, el principal premio es ir por la calle y que al gente me hable en Madrid, Barcelona o Bilbao, que te sigan en redes sociales, que te den cariño… siempre hay alguien ahí. Uno comunica porque llega a alguien y tiene un deber con esa gente".

Y como él sí quiere que lo sepas, tratará de dar respuesta a todas las cuestiones que se planteen. Lo de mañana en Soria será "un encuentro con mis orígenes", con su patria de la que tanto escribe y sobre la que tantos están leyendo. Tres ediciones, decenas de presentaciones, cientos de dudas y miles de ejemplares después, seguirá atendiendo -y disfrutando- todas las preguntas de quellos asistentes que se atrevan a arrojar algo de luz sobre sus dudas. De todos estos interrogantes, el más repetido sigue siendo: ¿Por qué cancelaron el programa 'Las cosas claras'?. Como en todo, fue cuestión de que alguien quiso que rodaran cabezas y otro las puso en bandeja de plata.

Encuentros esperados e inesperados, obstáculos más grandes o más pequeños en el camino, veces incontables de caer y volver a levantarse, ninguno de estos contratiempos ha conseguido arrebatarle su vocación periodística. "Yo soy numantino y los numantinos no nos rendimos hasta que morimos", repite, como si de un himno se tratara.

Pero no todo es negativo en el mundo del periodismo y la política y no todos a los que te encuentras quieren hacerte daño y la vida siempre tiene "algo bueno, malo o regular". Y así lo afirma el propio Cintora. “También hay muchos animales buenos en el bosque”. Más sobre lobos, tiburones y sendas seguras mañana, a las 20:00, en el Espacio La Alameda.

En la agenda

Comentarios...