Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Uno más en la lista de dramas de la España Vaciada

Uno más en la lista de dramas de la España Vaciada

PROVINCIA
Actualizado 20/08/2022 12:24

Paula, una vecina de Montenegro de Cameros, recibió la llamada de un repartidor de Correos Express indicándole que, por falta de tiempo, entregaría su paquete en Vinuesa, a 28 kilómetros de su casa. Una anécdota convertida en el último exponente de otro de los problemas a los que se enfrentan los habitantes de la Soria rural.

Paula, una vecina de Montenegro de Cameros, sigue esperando un paquete que debería haber sido entregado durante la jornada del miércoles a través de Correos Express. “Pasa siempre, pedimos un paquete aquí y siempre ponen excusas de por qué no llegan a tiempo”, protesta. Las justificaciones son distintas en cada ocasión y se extienden a diversas empresas de paquetería. “A mi hermano una vez le dijeron que no les funcionaban los frenos, así que no podían bajar Santa Inés para llegar hasta aquí”.

Esta vez, recibió el propio miércoles una llamada del repartidor comunicándole que, por falta de tiempo, no podría acercarse hasta Montenegro para efectuar el envío a domicilio, servicio por el que ella había pagado. Por el contrario, le daba la opción de dejar el paquete en Vinuesa, a 28 kilómetros de su casa, un destino habitual para los pedidos montenegrinos.

Ella se negó, alegando que no podía desplazarse hasta allí y que tampoco tenía ningún conocido que pudiera encargarse, por lo que acordaron que se lo llevarían a casa, aunque durante los días siguientes. Poco después, recibió un e-mail informándole de que el paquete no había sido entregado por no encontrarse ella en el domicilio. “Que no se rían de nosotros, una cosa es que te llamen diciéndote que no tienen tiempo y retrasarte algunos días el envío y otra, es que encima digan que yo no estaba en casa”, denuncia

Sus quejas en Twitter parecían haber sido escuchadas por Correos Express, que se puso en contacto con ella para tratar de solucionar el problema. “Se supone que me lo entregaban el jueves pero un mensaje me dijo que había solicitado cita para el 26 de agosto, cosa que yo no había hecho, y que entonces no me lo podían entregar ese día”. Aún confiaba en que le llegara a lo largo del día, pero la empresa volvió a no dar señales de vida.

Un problema más para la lista

Paula asegura que muchos vecinos de la zona se han resignado y ya optan por pedir sus paquetes a otros puntos de la geografía nacional como Logroño. El motivo, es que “saben que aquí no llegan, o que llegan con un mes de retraso, o lo dejan en otro sitio y te dicen que vayas a buscarlo”, apunta. Sus quejas no se extienden al servicio de Correos, ya que el pueblo sí cuenta con un cartero y sigue manteniendo su servicio rural. Sin embargo, recuerda, “no siempre tienes la posibilidad de pedir a través de esta empresa”.

Un incidente que habla del drama que experimentan los entornos rurales y la España Vaciada para acceder a servicios básicos que se han convertido ya en incuestionables en las ciudades gracias al auge de la venta online. “Esto no es urgente, pero otras veces sí que lo es”.

Comentarios...