Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
GALERÍA: Soria se regala una buena tarde de toros y otra puerta grande para Rubén Sanz

GALERÍA: Soria se regala una buena tarde de toros y otra puerta grande para Rubén Sanz

CAPITAL
Actualizado 03/10/2022 20:47

El público soriano, un tercio de plaza, arropó a su paisano a sendas orejas en sus toros. Ritter y Galdós ofrecieron buenas faenas y toreo de quilates por momentos, pero la suerte suprema les privó de mayores triunfos. Los toros, de Salvador Gavira, pequeños y algo faltos de fuerza. Crónica taurina: Gustavo Gonzalo.

Entretenida tarde de toros en Soria la que han podido disfrutar los aficionados que se acercaron al coso de San Benito. Algo más de un tercio de entrada en el tendido que presenció una corrida con sus más y sus menos pero que cumplió las expectativas. Rubén Sanz (esta vez si) salió a hombros por la puerta grande tras cortar una oreja a cada uno de sus toros. Los sorianos demostraron gran cariño hacia su paisano concediéndole los premios en dos faenas en las que el diestro dio todo lo que tiene. Tuvo un buen toro en el cuarto, noble y con fijeza y un difícil primero, corto de fuerzas y al que le faltó movimiento después del tercio de varas.

Sebastián Ritter era el segundo en el cartel. Poco pudo hacer el colombiano ante el segundo de la tarde. Consiguió dominar la difícil embestida del animal y se volcó en la faena rematando con una estocada fulminante, aunque a juicio del presidente no mereció la oreja que si pidió el tendido. Se desquitó con el quinto. Un negro zahíno con mucha nobleza y de bella embestida. Consiguió cuajar una grandísima faena con valor y torería que deslució con el hierro. Un pinchazo y una estocada trasera le robaron el pasear las dos orejas y tuvo que conformarse con una y la ovación del respetable.

Completaba la terna Joaquín Galdós que consiguió una oreja en su primero. Una buena serie de chicuelinas en el inicio que levantó a la afición y una faena de muleta muy seria por el pitón derecho le merecieron el trofeo a pesar de pinchar en el primer intento de matar al toro. En el sexto toreó con mucho sentido. Despacio y con hondura, brindó los que seguramente fueron los mejores pases de la tarde. Perdió la puerta grande con la espada al pinchar cuatro veces, pero se pudieron ver trazos del buen toreo que tiene dentro el peruano.

En resumen: una tarde de toros vistosa y que a buen seguro dejó buen sabor de boca a la afición soriana.

Comentarios...