Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Protocolos o coloprotos

Protocolos o coloprotos

OPINIóN
Actualizado 29/11/2022 16:55
Patxi Irigoyen

Tribuna de opinión de Patxi Irigoyen, soriano.

He de confesar que llevo un tiempo, cada vez más prolongado, pensando en que esta especie nuestra, la humana, va a extinguirse. Y lo pienso, para mi desgracia con cada día mayor convicción, por las pruebas que de modo ya cotidiano me llegan; por las noticias, por la prensa, por la vista y por el oído. En definitiva, por todos los lados.

La visita hace unas semanas del Presidente de Gobierno español me dejó perplejo en cuanto a protocolo de seguridad. Entiendo -casi-, que una más que relevante figura nacional tiene que tener un servicio de seguridad por encima de cualquiera. Es más, multiplicado porcentualmente por el peligro de que dicha seguridad se vea mermada en cada sitio. Lo que no alcanzo a entender es que, en un espacio abierto, en un parque público, en una hora y sitio tranquilo para hacer un mitin, y en una ciudad como la nuestra, donde todo el mundo es más que conocido, se intimiden a los ciudadanos de Soria y se les obligue a dispersarse -cuando mejor-, o a alejarse de la zona de influencia de una seguridad que en ningún caso se vio mermada. Cuestión de lógica si se tiene en cuenta que hablamos de menos gente en el parque “molestando” que servicio de seguridad que arrastra la figura de nuestro presidente de ejecutivo nacional.

La entrada triunfal en la ciudad, en manos de un alcalde del mismo partido -que no de la misma línea- que el ilustre visitante, se ve escoltada por el candidato más torpe del partido socialista en las últimas épocas: Tudanca, que no tiene más argumentos que la crítica a la Plataforma Soria Ya olvidándose, una vez más, de aportar en vez de quitar; de proponer en vez de parlar. De erigirse en reivindicador, en vez de repetir una y mil veces las mismas estupideces. Si el banco ha de tener las patas para sujetarse, que empiecen a quitar patas…. Está clara cuál sobra.

Llegan las fiestas navideñas. Se acerca el jolgorio, el consumo desbordado y las luces de fiesta. Se nos olvidan los males. Aquí, el que no se consuela, es porque no quiere.

Comentarios...