Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La Navidad y los esclavos de Internet

La Navidad y los esclavos de Internet

OPINIóN
Actualizado 28/12/2022 19:14
Sergio García

La carta del mes de enero de Sergio García Cestero, director de Soria Noticias.

Nos encontramos inmersos en plena Navidad, con sus excesos y sus consumismos. Y esto lo digo de manera descriptiva porque no seré yo quien critique darse un homenaje en torno a una mesa rodeado de buenos amigos, comprar el enésimo décimo el día 21 por la tarde con la confianza ciega en que “este sí” ni regalarse desde el sofá algún caprichito culpable que llegue desde la otra parte del mundo. La nueva inquisición moral del siglo XXI nos juzgará por no comer sanos, caer en las garras de la ludopatía o contaminar el planeta, pero si la vida son dos días y uno es Navidad qué menos que disfrutarlo mientras se pueda.

Me quedaré en el mundo de los regalos porque hay algunos aspectos que sí me preocupan de esta cultura del consumo rápido, compulsivo e irrelevante en la que nos hallamos inmersos. El anuncio más escalofriante de todos los que me han ‘impactado’ estas fechas es ese que asegura que comprase un móvil es cosa del pasado. Las suscripciones son lo moderno, lo guay, ‘lo lógico’. Las suscripciones son lo que nos convierte en esclavos. Las que no nos convierten en dueños de nada, aunque estemos pagando por ello. ¡Pero si hoy en día puedes hasta suscribirte para que, cada mes, te llegue un calzoncillo a la puerta de casa! Eso sí, lo que no puedes hacer es comprar 10 calzoncillos de golpe de esa marca. Maravillas del sistema. Sistema, el de la suscripción, que combinado de la era digital se potencia exponencialmente.

Eres esclavo cuando no puedes reparar tu coche sin llevarlo a un taller oficial, eres esclavo cuando una marca de tecnología puede bloquear tu terminal. Porque ya nada es tuyo del todo y debes pagar no solo por poseerlo sino también por usarlo. Un peaje digital más peligroso de lo que parece. Y si no me crees busca sobre los tractores John Deere, sobre las máquinas de helados del McDonald's o sobre los respiradores en Estados Unidos durante la pandemia.

Eres esclavo cuando además de pagar por usar un servicio te obligan a regalar tus datos para mejorarlos. Eres esclavo cuando ese algoritmo que te conoce mejor que tú te dice que debes ver en tu plataforma favorita mientras tu cerebro se aplatana. Internet que llegó para democratizar el saber y la cultura, para ofrecer miles de propuestas es ahora un campo de batalla donde abundan las ‘fake news’ y los libros, las canciones, las películas son cada vez más similares porque se ha encontrado la manera ‘óptima’ de hacer cultura. Ya nadie arriesga, ya nadie crea porque el algoritmo no te recomendará. Netflix que llegó para hacernos olvidar a la tele ya tiene anuncios y emite sus capítulos a razón de uno por semana. ¿Qué será lo próximo? ¿Un botón con el que nos digan qué debemos ver? Ah no, calla…

Eres esclavo cuando no puedes dejar de mirar TikTok, cuando Instagram te atrapa durante horas. Horas y horas de contenido barato, sencillo, intrascendente que ablandan nuestro cerebro con cantidades ingentes de dopamina que luego nos impiden disfrutar de los auténticos placeres de la vida. Te hacen esclavo con tus datos y sus suscripciones, con su algoritmo y tu comodidad. Y el primer punto para romper esta esclavitud es ser consciente de ella. Feliz Navidad.

Comentarios...