Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Una nueva forma de dar misa se abre paso en Soria por el peso de los acontecimientos

Una nueva forma de dar misa se abre paso en Soria por el peso de los acontecimientos

PROVINCIA
Actualizado 25/01/2023 19:51

La Diócesis de Osma Soria cuenta con 520 parroquias y solo 66 sacerdotes en activo para atenderlas. Párrocos inmigrantes y las nuevas ‘comunidades parroquiales’, que estarán en marcha tras el verano, sirven para paliar la situación.

Esas son las parroquias con las que cuenta la Diócesis de Osma-Soria. Todas ellas cuentan con su iglesia principal a la que se suman las diferentes ermitas. Para dar servicio religioso en estos templos, el obispado cuenta con 66 sacerdotes, más otros 20 ya jubilados que, en ocasiones, también ayudan.

En los 6 años que está apunto de cumplir el obispo Abilio Martínez Varea se han producido únicamente 2 ordenaciones, frente a más de una docena de jubilaciones y fallecimientos. Aunque Martínez confía en la futura ordenación de los 4 seminaristas mayores con los que cuenta la diócesis y que vendrían a parar a la provincia reconoce que “cada año nos vemos obligados a que los sacerdotes cada vez lleven más parroquias lo que supone más trabajo y la posibilidad de llegar a menos lugares”.

Con esa situación, trasmitida a los periodistas por el Obispo con motivo de su patrón, la Diócesis de Osma Soria se plantea un nuevo modelo. Bajo la estructura de “comunidades parroquiales” el objetivo es ampliar las parroquias, tanto en número de personas involucradas como en tamaño.

“Las matemáticas no fallan y con las previsiones de los próximos años…”, platea el vicario general. El objetivo es que junto a los sacerdotes, los religiosos y los laicos formen parte activa de vida de la parroquia. Una responsabilidad que caerá principalmente en los feligreses pues religiosos “tampoco es que haya mucho”, explica el obispo en alusión a frailes o monjas.

Así cada comunidad parroquia agrupará a varias de las actuales parroquias, según un criterio geográfico y de población, y tendrá al frente a un sacerdote y a un equipo pastoral integrado fundamentalmente por laicos. “El objetivo es que cada uno, según su misterio, se despliegue por todo el territorio y realice las tareas propias de la diócesis”, explican. Entre ellas está la al labor caritativa, las visitas a enfermos o dirigir la catequesis, pero también la propia celebración del culto.

El obispado, que puso en marcha en 2005 una experiencia parecida que no fraguó lleva trabajando en este plan desde 2018. Un proceso de definición “largo” y que es similar a lo que se está estudiando en diócesis “similares a la nuestra” con mucho territorio y poca población. El objetivo es tener un borrador del plan antes del verano para que el próximo curso pueda comenzar con este sistema.

“Es algo que obedece no solo a la necesidad de los hechos”, explica el obispo, “sino también al deseo del Papa Francisco de mutar las parroquias en atención a las necesidades de nuestra era”. Y destaca que la parroquia ha sido a lo largo de la historia “una estructura de gran plasticidad”.

Actualmente Soria también cuenta con dos sacerdotes que no son españoles. Naturales de Nicaragua y Colombia dan servicio religioso en Ágreda y Medinaceli. Una posibilidad que también se prevé explorar más en profundidad. “En cierto modo, Iberoamérica nos está devolviendo el proceso de evangelización”, señalan.

Comentarios...