Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
¿Por qué Mazda elige a Soria y a Cesefor para compensar su huella de carbono si en otros lugares le saldría más barato?

¿Por qué Mazda elige a Soria y a Cesefor para compensar su huella de carbono si en otros lugares le saldría más barato?

Actualizado 16/11/2023 20:46

Mazda Automoviles España plantará una 6,5 hectáreas de pinos y coníferas en San Pedro Manrique para lograr bonos de CO2, compensando así lo que consume durante su actividad y adelantándose a las exigencias regulatorias. “Es un proyecto respetuoso con el medio ambiente en 360 grados, no solo se trata de absorber Co2”, señalan desde la empresa. El 'Modelo Soria', impulsado por Cesefor, apuesta por unir conservación y aprovechamiento porque "no es posible lo uno sin lo otro".


Cuidar el medioambiente se ha convertido en una de los objetivos de las grandes empresas, marcas e industrias. Aquellas que todavía no lo hacen por convencimiento, lo deben hacer por presión social o regulatoria y reducir la huella de carbono de su actividad es uno de los pilares estratégicos. En este aspecto, la provincia de Soria se ha convertido en todo un referente gracias a su sapiencia inmemorial sobre la gestión de los montes y a la presencia de instituciones como Cesefor.

Así lo demuestra la presentación realizada hoy por Mazda Automóviles España en la Dehesa. La `sucursal´ española de la marca de coches japonesa ha elegido Soria para compensar su huella de carbono. José María Terol, su consejero delegado, explica que Mazda es una de esas empresas convencidas en la tarea de cuidar el plantea y que elige Soria, aunque en otras provincias se puede compensar más rápidamente el CO2 consumido, por el valor añadido que aporta.

Proyecto de compensación de Co2

Para este proyecto, explica Pablo Sabin, director de Cesefor, se ha elegido una parcela agrícola y de matorral de 6,5 hectáreas en San Pedro Manrique donde se plantarán coníferas y frondosas, especies autóctonas como pinos y robles. Además, la parcela tendrá un enfoque de adaptación al cambio climático y se mejorará la biodiversidad de la zona. Un proyecto “excepcional” en palabras de Sabín que contará con la participación de empresas locales. La tecnología también tendrá un papel fundamental con sensores que permitan generar conocimiento y mejoras para realizar en el futuro. El objetivo es alcanzar las 1.000 toneladas de absorción de Co2 en un periodo de 50 años, en un proyecto inscrito en el MITECO.

Gracias a eso la empresa tenga una huella de carbono cero en sus operaciones en España (hay que señalar que el grupo no tiene industrias en nuestro país, por lo que se trata de oficinas y comerciales) durante los años 2023 a 2028. Actualmente esta actividad genera unas 200 toneladas de Co2 al año, cifra que están reduciendo progresivamente. A partir de ahí, la empresa buscará nuevos terrenos para cubrir todas las emisiones “de forma prácticamente indefinida”, señalan.

La matriz japonesa, explica Terol, “tiene el objetivo de compensación de la huella de carbono 0 en todas sus operaciones ‘del pozo a la rueda’ en 2050”. Dicho plan incluye no solo su actividad industrial sino también el suministro eléctrico o las actividades de extracción y transformación de las materias primas. Antes, en 2035 alcanzará la cero huella de carbono en sus fábricas y oficinas, una meta a la que en España se espera llegar en 2028.

Mazda Automoviles España y Cesefor amplían ahora una colaboración que viene realizándose desde 2018 con el objetivo de que la empresa alcance la neutralidad en carbono. Terol explica que este proyecto de compensación en la huella de carbono del periodo 2023-2028 se trata de un paso más en un proceso en el que la marca cree y lleva inmersa años.

¿Por qué en Soria?

Durante la presentación del acuerdo, Pablo Sabín ha explicado que otros arboles en otros ecosistemas dentro de España pueden generar fácilmente el doble de créditos de Co2. Así, una hectárea de bosque ya establecido puede absorber entre 3 y 10 toneladas al año en la provincia de Soria. En otros climas, como por ejemplo en la cordillera cantábrica, y con otras especies, como el eucalipto, se alcanzan las 20 toneladas por hectárea y año. Incluso el propio pino soriano, en otros climas, podría llegar a duplicar su capacidad de absorción. Entonces… ¿por qué en Soria?

Desde Mazda explican que no se trata solo de conseguir un papel. Cesefor es “el socio perfecto”, en palabras de Terol. La entidad soriana les ha desarrollado un proyecto a medida “sofisticado desde el punto de vista ambiental, con un planteamiento muy responsable y novedoso desde el punto de vista tecnológico”.

Cesefor destaca que Soria es un referente de la gestión forestal. Algo que logra en base a tres pilares, los aprovechamientos (aunando conservación y producción), la cooperación entre agentes (administraciones, universidades y empresas…) y la concienciación ciudadana (alineada y conocedora de la gestión forestal y encargada natural de cuidar y disfrutar los montes).

Durante estos años, Cesefor ha acompañado y guiado a Mazda en las diferentes fases del proceso. La primera, el calculo de la huella de carbono de su actividad. Después un compromiso firme para reducir esas emisiones y ahora un plan para compensar esas emisiones que son imposible de eliminar en cualquier actividad humana, industrial o comercial.

La empresa se apunta de esta manera al ‘Modelo Soria’ porque “no se trata solo de absorber Co2”. El objetivo, explica Pablo Sabin, es que conviva “el aprovechamiento y la conservación” porque no es posible lo uno sin lo otro. Así este bosque en un futuro pasará a la cada de valor con la obtención de productos agroalimentarios o con los cortes programados de madera.

Soria cuenta con unas 600.000 hectáreas forestales de las que 450.000 son arboladas por lo que “hay margen para realizar nuevas plantaciones con proyectos de absorción”. Desde Cesefor se trabaja mano a mano con el ministerio para poder generar créditos de absorción de carbono en bosques gestionados. Una reclamación permanente de las provincias forestales que ven estos bonos como un atractivo más. “Es una cuestión de tiempo”, cree Sabin que señala que poder compensar Co2 con bosques gestionados “abriría un potencial enorme a provincias como Soria”.

Los requisitos para que un monte pueda emitir bonos de Co2 son que las zonas no fueran bosque en el año 1990 y, además, se debe obtener la acreditación del Ministerio con un plan de gestión de esa superficie. Los créditos de carbono se van generado a medida que el bosque crece, lo que asegura la continuidad del proyecto y solo le otorga rentabilidad solo si se han hecho bien las cosas. Sabín explica que estos bonos de compensación de Co2 son un “complemento” para la gestión forestal ya que económicamente “la base seguirá siendo aprovechar los recursos y transformarlos industrialmente” con una buena gestión ya sea en montes públicos o privados.

“Queremos reforzar ese Modelo Soria y aportarle la innovación y la investigación que integra este proyecto”, señala. Así los próximos proyectos de reforestación podrán ser mejores gracias al conocimiento adquirido en esta parcela. Cesefor ha trabajado ya con bastantes empresas en el análisis de su huella de carbono y la reducción de la misma, pero este proyecto de compensación y absorción supone “un paso más”.

Untoria, un ejemplo

Durante la presentación del acuerdo con Cesefor, el director de Mazda Automóviles España ha querido tener unas palabras para el soriano Julián Untoria. La marca quiere que sus concesionarios se incorporen a este compromiso verde y Terol señala a Untoria, el concesionario de la marca en Soria, como “todo un ejemplo”.

El concesionario Untoria de la capital cuenta con placas solares y cargadores eléctricos de vehículos que le han permitido en los últimos años reducir su huella de carbono y su consumo energético. En declaraciones exclusivas a Soria Noticias, Julián Untoria se ha mostrado “muy orgulloso” de esta unión de Mazda y Cesefir, dos marcas con las que ellos trabajan a diario, como vendedores de la primera y proveedores de los segundos.

Untoria explica que en el concesionario solo usan energía renovable y tiene procesos de reciclaje muy estrictos. Julián nos cuenta que “los sorianos cada vez se fijan más en que los coches tengan la pegatina eco” algo que no solo bien para “poder entrar a alguna ciudad” sino también para “reducir la contaminación del planeta”. En las áreas de mejora, la cantidad de puntos de carga para vehículos eléctricos en la provincia de Soria y la necesidad de que los fabricantes encuentren la forma de hacer estos vehículos más asequibles.

Únete a nuestro canal de whatsapp

Comentarios...