Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Alberto del Campo: “Yo cortaría todas las películas igual que otros montadores contarían las mías”

Alberto del Campo: “Yo cortaría todas las películas igual que otros montadores contarían las mías”

Actualizado 20/11/2023 08:30

Soria Noticias charla con Alberto del Campo, el galardonado con el Goya a mejor montador por 'As Bestas'. Nos cuenta cómo es el trabajo de montador y todo lo que esconde su profesión.

Alberto del Campo ha pasado por Soria con motivo del XXV Certamen Internacional de Cortos de la ciudad. En esta breve visita a su provincia natal, ha tenido tiempo para hablar con Soria Noticias y contarle más detalles sobre ‘As Bestas’, con la que ha sido galardonado con el Goya al mejor montador de películas.

Un premio muy merecido por su trabajo, pero también por todo lo que esconde la profesión. Durante nuestra charla asegura que unir las escenas para que todo tenga sentido no es tan sencillo como uno podría pensar porque “cuando el director graba lo hace pensando en una historia. Sin embargo, en muchas ocasiones tenemos que eliminar escenas debido a no quedan lo suficientemente bien o no son lo suficientemente buenas para incluirlas en la película”, algo que les duele profundamente a los directores “pues hay ocasiones que esa toma ha costado grabarla tres días”.

Cuando tiene un nuevo proyecto tiene claro la historia que quiere contar, pero “la película se reescribe en montaje, pues a parte del guion, vemos que hay otra historia contable”. Afirma que una vez tiene el primer montaje “Sorogoyen y yo hacemos una quedada con personas que no tienen nada que ver con el cine para que nos den una visión fría sobre ella”. Con este trabajo lo que obtienen es una perspectiva más neutra de la historia que han visto. “Hay veces que lo que los espectadores entienden no es lo que queremos contar. Es ahí cuando tenemos que volver a empezar y mirar en qué hemos fallado para que el largometraje tome la línea desea”. Así mismo, también les preguntan por los personajes en una visión general y también específica. “Aquí les pedimos que nos digan quién es el que peor les ha caído, y por qué. En general se trata de un ejercicio que nos ayuda mucho para corregir errores y añadir o quitar dramatismo”, asegura firmemente, “pero lo que más me gusta de mi trabajo es ver la diferencia entre lo primero que sale y lo que finalmente se proyecta en los cines, pues las diferencias son muy grandes”.

Además, con esta actividad, los espectadores también les ayudan a ver si tienen que quitar algunas escena. “Hay veces que nos dicen que la película se les ha hecho larga o, al revés, que hay situaciones que tendrían que durar más”. Con estos comentarios también toman una perspectiva externa que les permite mejorar. Aún así, no puede negar que “me molesta cuando otros montadores me dicen que cortarían una película mía 30 minutos”. Sin embargo, “yo cortaría todas las películas igual que otros contarían las mías”.

Un claro ejemplo de esta situación le pasó con ‘As Bestas’, pues aunque el comienzo sí que es un thriller que se cuenta de una forma dinámica, “nos queríamos centrar en la segunda parte de la película”. Según comenta, mucha gente les dice que se les hizo pesada, pero “nosotros lo que queríamos era contar la historia de la mujer a la que le han matado al marido, pero ella continúa en el pueblo a pesar de todo”.

Por otro lado, asegura que hay veces que el montador tiene que tomar decisiones mucho más drásticas, como por ejemplo “eliminar a un personaje por completo”, algo que “es muy complicado porque luego todo tiene que cuadrar perfectamente y tener sentido”.

Una cuestión que seguramente hayan vivido también los cineastas que han presentado sus trabajos al Certamen Internacional de Cortos ciudad de Soria, el cual Del Campo vio nacer en 1998. Nos cuenta que le hubiese encantado participar, pero por aquel entonces, él ya era director “de películas muy malas” en su propia productora . Es por ello, que entre risas asegura que “menos mal que poco a poco me fui encaminando al montaje”. Aún así, tuvo el placer de ver a grandes directores del cine que pasaban por la capital y le hacían soñar a lo grande. 25 años después ha tenido la oportunidad de subirse al escenario del Palacio de la Audiencia para recibir el Caballo de Honor.

No nos desvela sus planes de futuro, pero sí que nos dice que, al igual que se ha tratado el tema de la despoblación en ‘As Bestas’, le encantaría realizar un proyecto en la provincia soriana, lugar que le vio crecer.

Únete a nuestro canal de whatsapp

Comentarios...