Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
USO denuncia el "deterioro psicosocial" de la plantilla laboral del Ayuntamiento de Soria

USO denuncia el "deterioro psicosocial" de la plantilla laboral del Ayuntamiento de Soria

Actualizado 08/02/2024 10:06

El sindicato urge respuestas a los resultados de la evaluación de riesgos.

La Unión Sindical Obrera ha denunciado nuevamente lo que consideran como "degradación laboral que sufre el colectivo de empleados públicos del Ayuntamiento de Soria. Una afirmación donde "parece haberse generalizado el síndrome del 'trabajador quemado', que se ha traducido en los últimos tiempos en diversas bajas laborales y renuncias a diversos puestos de trabajo".

En el sindicato aseguran que se han dirigido al concejal de Personal, Éder García, para indicarle que la única reacción municipal a las conclusiones de la evaluación de riesgos psicosociales realizada en el mes de septiembre de 2019 "fue la liquidación del comité de Seguridad y Salud, empeño personal de su predecesora en el cargo, la concejal Teresa Valdenebro".

La respuesta dada al sindicato por parte municipal, según recalcan, ha sido la de convocar por espacio de una hora, el próximo 14 de febrero a un comité de Seguridad y Salud que no está todavía constituido. "El concejal ha convocado una hora después una mesa de negociación para tratar nada más y nada menos que veinte calendarios laborales, alguno de los cuales no cuenta siquiera con los cómputos horarios de los trabajadores afectados".

USO denuncia que García "confunde la necesidad de abordar de manera rigurosa los temas a tratar y su afán de guardar las apariencias con convocatorias de escaso recorrido, tal como ocurrió en la pasada comisión paritaria, donde quedaron sobre la mesa todos los asuntos trasladados a la misma". Se trata de tiempo y dinero de todos los sorianos "malgastado en una gestión de personal que, sin embargo, abona tarde y mal los atrasos a sus propios trabajadores públicos".

Del mismo modo, recuerdan en la organización sindical que bajo el mandato del concejal mandato sigue sin constituirse el citado comité, el cual "debe respetar en su composición la pacífica co-existencia de los delegados designados por parte de la junta de Personal y el comité de empresa, tal como reconocen los vigentes acuerdo y convenio colectivo prorrogados desde el año 2015, firmado en su día por el cuestionado Ángel Hernández y los sindicatos de la cuerda e incumplido de pé a pá".

En su denuncia, en USO observan que la "interpretación del progresismo" en el Consistorio pasa por deteriorar las condiciones de trabajo, además de "ciscarse en la RPT [relación de puestos de trabajo] y en la negociación colectiva, incumplir el convenio, no promover el obligatorio Plan de Igualdad, erradicar la salud laboral de la empresa y experimentar con nuevas formas de sometimiento cuasi esclavista, atentando contra toda dignidad obrera".

Mirando atrás, en el sindicato recuerdan a partir de 2011 y bajo la sucesión de diversos equipos de gobierno socialistas, "pese a los escandalosos datos" que muestra este trabajo de campo, cuyas conclusiones advertían que “En ningún caso, debe convertirse la evaluación en una actividad que una vez hecha y con el documento correspondiente elaborado, se dé por terminada”, no se ha hecho nada.

Este estudio realizado por el servicio externalizado de prevención a finales de 2019, descubrió que en Ayuntamiento de Soria existen "situaciones psicolaborales de riesgo elevado o muy elevado, entre las cuales se detectaron casos de exposición a violencia física, psicológica, sexual y discriminación". Todo esto en el marco de una Administración Pública, "regida presuntamente por principios 'progresistas', dirigidos principalmente a deteriorar la salud laboral de los propios empleados públicos.

El sindicato advierte que la inacción política de la empresa ha agravado este deterioro que está amenazando la integridad personal de muchos empleados del Ayuntamiento, "abonando el terreno para las bajas médicas, excedencias e incluso renuncias a puestos de trabajo, ante la insensible pasividad de la patronal municipal".

Esta "silenciada" evaluación de riesgos advirtió la necesidad de intervenir “a la mayor brevedad posible” en asuntos relacionados con la “Participación / Supervisión, Interés por el Trabajador / Compensación, Desempeño de Rol”, donde los resultados del test son más desfavorables, "sin que se tenga constancia de que se haya implementado medida alguna que palie o corrija estas situaciones que tanto influyen, de manera muy negativa, en la salud laboral y en la prestación del propio servicio público".

USO ha trasladado al concejal que no ha encontrado testimonio o evidencia de ningún empleado municipal que refiera haber recibido algún tipo de información por parte de la empresa sobre estos "lamentables resultados", siguiendo en consecuencia expuestos a estos riesgos, entendiendo que los problemas detectados y la necesaria intervención psicosocial "debería entenderse como vinculante, denunciando el caso omiso evidenciado por la empresa".

"La perpetuación del deterioro psicosocial está pasando una elevada factura al personal. Las intervenciones para resolver la situación debía aplicarse de acuerdo con el Comité de Seguridad y Salud que se encargó de dinamitar la concejal Teresa Valdenebro", significan en el sindicato.

Así mismo, remarcan que la evaluación de riesgos no incluyó a personal dependiente de áreas o colectivos tales como G1 (órganos de gobierno…), G3 (ordenanzas, porteros, vigilante y conductores), G5 –G6 (policías), G10-11 y 12 (Cultura, Almacén, cementerio, jardines…) "pese a padecer en algunos casos lamentables situaciones de riesgo psicosocial que se han pasado por alto en este estudio y que conviene reconsiderar de manera urgente, junto al resto de situaciones y riesgos detectados".

Además, detallan que "abordar la gravísima problemática puesta en evidencia a nivel psicosocial es un asunto en el que habrá que invertir meses de trabajo. Para Éder García es un punto en el orden del día más. Una excusa para tapar las responsabilidades políticas implícitas en la desnortada gestión del personal del grupo de gobierno socialista, para el que sus empleados son lacayos".

La Unión Sindical Obrera responsabiliza de las consecuencias personales que de esta situación pudieran derivarse a los sucesivos concejales de personal y a los sucesivos equipo de gobierno desde el año 2015. Así, USO insistirá en la constitución urgente del comité de seguridad y salud, con la designación de delegados por parte de junta de personal y comité de empresa y la inclusión de esta evaluación como único punto en el orden del día al objeto de poder aclarar, implementar y plantear un calendario y método de trabajo, así como las oportunas y urgentes medidas correctoras en el orden del riesgo psicosocial, "en pro de la salud mental y laboral de los empleados del Ayuntamiento de Soria".

Únete a nuestro canal de whatsapp

Comentarios...