Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Charla con el tiktoker farmacéutico Fernández: "El anonimato de las redes hace que la gente se atreva a preguntar lo que presencialmente no se atreve"

Charla con el tiktoker farmacéutico Fernández: "El anonimato de las redes hace que la gente se atreva a preguntar lo que presencialmente no se atreve"

Álvaro Fernández, más conocido en las redes sociales como @farmaceuticofernandez, acumula casi un millón de seguidores en Instagram y más de tres millones en TikTok. Su enfoque para divulgar información sobre la salud y medicamentos lo ha convertido en el farmacéutico por excelencia de las redes sociales. Lo que muy pocos saben es que su amor por la farmacia se fraguó en la comarca de Pinares: "Si me saliese la oportunidad de volver a Soria lo haría”

Desde pequeño, Álvaro vio en su casa el oficio de ser farmacéutico, pues su madre era quien llevaba la farmacia del pequeño pueblo soriano de San Leonardo de Yagüe. Quizás fue este el ingrediente principal de su pasión por este oficio ya que según afirma Álvaro: “siempre quise ser farmacéutico”.

Sin embargo, su pasión farmacéutica fue más allá. Fernández ha demostrado que la creatividad puede trascender las expectativas en cualquier plataforma, incluso en aquellas que inicialmente se perciben como puramente de entretenimiento. La mezcla de su humor junto a su picardía para contar contar temas acerca de la salud, han logrado generar un contenido único en TikTok.

Lo que empezó como un juego , “mis hermanas tenían un canal de Youtube y me animaron a participar, aunque yo no estaba mucho por la labor”, ha acabado convirtiendo a Álvaro en uno de los perfiles con más número de seguidores en la plataforma de TikTok.

Aunque los inicios de su andadura por las redes sociales pasaron desapercibidos, hubo un hecho que fue determinante,“cuando llegó la pandemia del Covid, me mandaban muchos vídeos de TikTok, entonces pensé que, ¿por qué no subía yo vídeos ahí en vez de a Youtube? Y así fue, aunque luego también cree un canal de Youtube y también funcionó”.

A medida que su perfil de TikTok ha crecido, no solo las visitas han aumentado, sino que también el número de los comentarios han incrementado, provocando que “antes yo buscaba los temas de mis vídeos, sin embargo, ahora me los mandan y cuando veo que me han mencionado mucho en algún vídeo o que una pregunta es muy recurrente y me parece interesante, de ahí salen las ideas para los vídeos”. Además, si algo destaca en su perfil es la variedad de temas ya que “las preguntas me sirven como fuente de contenido, pero también los bulos y los mitos me gustan mucho también”.

Redes y salud

Si algo está muy generalizado es la infravaloración del trabajo del farmacéutico, ya que mucha gente piensa que el trabajo se simplifica a cortar los cupones de los medicamentos. A pesar de ello, Álvaro afirma que “el paciente sabe nuestra labor y a nivel social nosotros somos expertos en los medicamentos, quien no valora nuestro trabajo es porque tiene un gran desconocimiento”. Además, el trabajo del farmacéutico no solo es importante como intermediario entre el paciente y el médico, sino que muchas personas recurren a estos profesionales para hacer preguntas sobre temas que les causan vergüenza, “el anonimato de las redes sociales hace que cosas que mucha gente no se atreve a preguntar presencialmente, lo haga a través de la pantalla, sobre todo temas de salud sexual”. Sin embargo, y como asegura Álvaro, “hay casos en lo que no se puede consultar, las redes sociales no son un mostrador de farmacia”. El contacto constante con el público es una faceta fundamental del trabajo del farmacéutico, lo que a menudo desencadena en grandes anécdotas, “las noches de guardia son muy curiosas, no podría destacar una ya que tengo mil, pero he tenido pacientes muy curiosos”, afirma Álvaro.

Hoy en día, las nuevas tecnologías están trayendo nuevos métodos y en ocasiones cambios muy drásticos de lo que hasta ahora conocíamos en los trabajos. En el caso del trabajo en las farmacias, “no sé lo que puede pasar en el futuro, hoy en día yo sigo cortando cupones como se ha hecho toda la vida. No ha cambiado mucho mi trabajo y llevo desde los veintidós años, ahora tengo treinta y siete. En algún momento quizás la venta por internet cambia nuestro trabajo, pero de momento en España está prohibido por ley”, nos cuenta Álvaro. Además de los cambios en los métodos de trabajo, han surgido nuevas tendencias en relación con los medicamentos. Un ejemplo de ello es la moda de tomar vitaminas, sobre la cual Fernández advierte que “tomar vitaminas si no se necesita no tiene ningún beneficio”. Por lo tanto, es crucial ser cauteloso con las modas difundidas en las redes sociales, ya que pueden ser beneficiosas en algunos aspectos, pero muy peligrosas en otros.

Álvaro ha conseguido consolidarse en este mundo de las redes sociales y como menciona él: “el humor y saber conectar con la gente es muy importante, además hay que ser muy original y tener un estilo propio, pero sobre todo hay que publicar información verificada, contrastada y de manera sencilla, ya que no hay que olvidar que son vídeos para gente que no es experta”. Está claro que Fernández ha sabido combinar todos estos elementos a la perfección.

De la vida de este famoso tiktoker, a pesar de desempeñarse en Alcalá de Henares, sus orígenes sorianos nunca desaparecerán y “aunque las oportunidades suelen salir en Madrid o en ciudades grandes, si me saliese la oportunidad de volver a Soria lo haría”. Además, a pesar de venir poco por tierras numantinas, sus veranos en San Leonardo de Yagüe han hecho que los paisajes de esta provincia y la gente tan acogedora deslumbren en sus recuerdos.

Únete a nuestro canal de whatsapp

Comentarios...