Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La Sinagoga, un restaurante que Ágreda necesitaba en su centro urbano

La Sinagoga, un restaurante que Ágreda necesitaba en su centro urbano

PROVINCIA
Actualizado 26/09/2013 18:13

Acaba de abrir las puertas el edificio que albergó el lugar de culto durante la presencia judía en la Villa de las Tres Culturas.

El edificio que albergó la sinagoga de Ágreda acaba de ser puesto en valor toda vez que el Ayuntamiento adjudicase el edificio para su uso como restaurante a joven emprendedor Víctor Luengo. Con ello, la Villa de las Tres Culturas recupera un espacio y suma un establecimiento de hostelería logrando ubicar un establecimiento en el centro del casco urbano, a medio camino entre la iglesia de la Virgen de los Milagros y el Palacio de los Castejones.

La edificación fue restaurada a través de fondos europeos hace más de una década, si bien hasta la fecha no se había podido adjudicar, un hecho que ahora se ha materializado por un período de veinte años.

El adjudicatario, un devanés de 30 años que ha cursado estudios de Hostelería en Soria, y también se ha formado con el célebre cocinero Martín Berasategui, se ha lanzado a esta aventura que ahora, además, procura empleo a cuatro personas. "Depende de cómo continúe el trabajo es posible que pueda contratar más gente", ha señalado a SORIANOTICIAS.COM, indicando que sus planes también pasan por celebrar distintas jornadas de degustación, entre las que ha previsto la micología, el arroz, el cardo y la gastronomía tradicional, incluyendo, como no podía ser de otro modo, la referente al mundo hebreo.

En total, la sala, que conserva el ábside románico original tiene una capacidad para 70 personas, y sus amplios ventanales dan luz natural al espacio, decorado con mobiliario moderno de vanguardia sin que ello suponga una ruptura con la tradición del edificio. También cuenta con un bar a la entrada del establecimiento.

En el sótano todavía se conservan vestigios de una construcción romana y anteriormente, hasta los años 70 del pasado siglo, era sede del Auxilio Social aunque las dependencias de entonces fueron derribadas para conseguir un espacio destinado a la restauración.

Con la llegada de las fiestas de San Miguel este fin de semana, Luengo confía en que estos días servirán para "dar el empujón" que todo negocio precisa en sus comienzos. De hecho, ya han recibido numerosas reservas, tanto de vecinos como de foráneos que a buen seguro disfrutarán de las delicias del joven emprendedor que ha preferido apostar por su tierra.
Comentarios...