Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Debemos irnos olvidando de los Sanjuanes 2020

Debemos irnos olvidando de los Sanjuanes 2020

SAN JUAN
Actualizado 04/04/2020 20:31
Sergio García

Sergio García, director de Soria Noticias y sanjuanero, reflexiona sobre las posibilidades o no de celebrar las fiestas de Soria y el impacto anímico y económico que las Fiestas de San Juan tienen para miles de sorianos.

Sé que para muchos hablar de fiestas en estos momentos es poco menos que un insulto, pero considero legítimo preguntarse cómo afecta el Coronavirus al elemento social, cultural y económico más importante de esta ciudad. El hecho de que hayamos pasado de preguntarnos si habrá Catapán a si habrá Sanjuanes es un claro indicativo de por dónde van los tiros. Lo que van a leer a continuación es una reflexión personal, pero realizada después de hablar con mucha gente y de analizar los datos con calma. Una previsión que dudo se aleje demasiado de la realidad. (Si solo quiere leer sobre San Juan puede saltarse los dos próximos párrafos, aunque le recomiendo que no lo haga).

Alcanzamos la tercera semana de cuarentena y debemos analizar donde estamos. El propio Gobierno ya ha avisado que los datos de los fines de semana no son tan fiables y son más bajos que los reales, por lo que no sean demasiado optimistas con los buenos datos de hoy. Con todo, parece que nos encontramos en la fase de estabilización de la curva de contagios diarios en nuestro país y muy poco a poco, a partir de esta semana que entra, deberemos tener cada día menos contagios. Domada esa curva, el objetivo es domar luego otras dos – algo que es `automático´ pero que lleva su tiempo- la de casos activos y la de fallecidos diarios. Y ojo, todavía nos quedan un par de semanas para poder ver una reducción drástica de los fallecidos porque es precisamente ahora cuando se acumulan, y esa palabra es clave, más casos graves.

Con esta situación, Sánchez ha prologado hoy el confinamiento, mínimo hasta el 26 de abril. Mi apuesta, hasta el 4 de mayo estaremos así. A partir de ahí, con la situación del sistema sanitario más o menos controlada, iremos recuperando la normalidad. Pero ojo, que nadie piense que la normalidad será la normalidad que conocíamos. No durante varios meses en el mejor de los casos. La vuelta será poco a poco, empezando por el trabajo, el deporte en solitario, los niños… Bienvenidos a una nueva realidad donde todos iremos con mascarillas y guantes y donde las reuniones de más de 5-6 personas estarán mal vistas. ¡Faltan MESES para que podamos volver a reencontrarnos en la Herradores tomando unas cañas! Es duro, es triste, pero es así. Pasado el punto de no retorno del virus, la realidad no tiene más que un camino.

Así las cosas, volvamos a lo que nos trajo a este artículo; las Fiestas de San Juan. Con ese escenario, ni el más optimista y acérrimo sanjuanero es capaz de imaginarse la celebración del Catapán. En una reunión telemática con las parejas voluntarias para ser jurados en 2020, el alcalde les informó que la decisión sobre la celebración del Catapán se tomaría en torno al 20 de abril. Mínguez señala que el Ayuntamiento “está a la espera de los acontecimientos”, pero invitaba a los sorianos a “no engañarse”.

Hoy debía haberse celebrado en la Audiencia el Sorteo (fotos de 2019, 2018 y 2017 ). Un acto suspendido sin fecha, lo mismo pasará con el Nombramiento (fotos de 2019, 2018 y 2017 ). La fecha clave, el Catapán, es el 3 de mayo. Con las medidas anunciadas por Pedro Sánchez hoyes evidente que no se va a celebrar. O al menos no en su fecha. Mínguez advertía que “no tiene sentido celebrar los 5 días de fiestas si no se han producido los festejos previos”. El propio alcalde señala que “las autorizaciones para grandes concentraciones de personas van a tener restricciones importantes” y reconoce que en el fondo se trata de “retrasar una decisión que nadie queremos tomar” antes de volver a reiterar lo obvio, que lo importante ahora es luchar contra el virus.

Desde el Ayuntamiento señalan que valoran todos los escenarios, pero que es un tema que ahora mismo no centra los esfuerzos del consistorio. Sobre la organización de las fiestas señala que el trabajo burocrático podría realizarse rápidamente y los protocolos, planes y necesidades de las fiestas se conocen de sobra, por lo que la tramitación administrativa no sería un problema si finalmente las fiestas se pueden celebrar. Otra cosa muy distinta es la capacidad de las cuadrillas, quienes realmente organizan las fiestas, para poder hacerlo en tiempo récord.

Todo el que ha estado en una cuadrilla sabe el esfuerzo arduo que supone preparar unas fiestas. Semanas de trabajo colectivo. Desde decorar el local a preparar provisiones. Días de bolsas, planing, ilusión, alegría y reuniones. Una quimera. Igual que lo es que en poco menos de 1 mes alguien llame a nuestro timbre para invitarnos a entrar en fiestas. Además, hay que recordar que según las ordenanzas municipales el Catapán es la asamblea vecina clave que da no solo el pistoletazo sino también la conformidad del barrio para celebrar las fiestas. Sin Catapán, no hay nada más.

¿Y qué opinan los jurados? “Los jurados son absolutamente consientes, como cualquier otro ciudadano, de las circunstancias excepciones” explicaba Mínguez. Soria Noticias ha hablado con alguno de los voluntarios para este año y trasladan la responsabilidad y resignación de las 11 parejas voluntarias. “Tranquilidad y lo que tenga que ser será” señalan. Saben que la salud está muy por encima de las fiestas y también son conscientes de que la decisión final la tomará un órgano y una realidad muy superior al propio Ayuntamiento. Además, se preguntan si habría ganas de fiestas en caso de ser posible su celebración con tanta gente enferma, tantas familias que han perdido un ser querido, las empresas con dificultades económicas, el temor por los empleos y los sanitarios destrozados física y mentalmente… El simple relato de las consecuencias de esta crisis es demoledor.

Sobre la propuesta de que el presupuesto de las fiestas sea destinado a la lucha contra el Covid19, Carlos Martínez lo tiene claro: “Ojalá lo arreglásemos con el presupuesto de las Fiestas de San Juan”. El Ayuntamiento ya tiene preparado un plan de choque contra la crisis que se nos viene encima y señala la importancia no solo económica sino también social que tienen las fiestas para Soria.

Personalmente creo que es imposible que tengamos fiestas de San Juan en 2020. Al menos no en junio. Pero también creo que, si se pueden celebrar, se deben celebrarse por el bien de la salud mental de los sorianos y porque son un acicate económico importantísimo para miles de empresa y autónomos sorianos. Siempre existe la posibilidad de trasladarlo a otoño, como ha pasado con otras fiestas como las Fallas, pero no parece que sea una decisión que ahora mismo se esté barajando.

Con todo el dolor de mi corazón, soriano, sanjuanero y peñista, me temo que debemos irnos olvidando de los Sanjuanes 2020.

Comentarios...