Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Día de la Madre 2020. La experiencia de ser mamá durante el estado de alarma
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Día de la Madre 2020. La experiencia de ser mamá durante el estado de alarma

DURUELO DE LA SIERRA
Actualizado 03/05/2020 20:28
Encarna Muñoz
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Belinda Fernández Bacigalupe acaba de ser mamá. Su bebé ha llegado al mundo, como otros tantos sorianos, en el hospital Santa Bárbara pero las circunstancias han sido muy distintas.

Soria Noticias te contó la historia de Belinda Fernández pocas horas antes de que se convirtiese en mamá por segunda vez. Esta durolense afirmaba entonces no tener miedo a una experiencia que estaba llamada a ser radicalmente distinta de lo que ya conocía.

Belinda ya intuía que el Covid-19 les iba a obligar, a ella y al padre de sus niños, a enfrentarse a sus mayores miedos. Para ella se impondría la soledad y para él la distancia y, también por momentos, la desinformación y todo lo que ella entraña.

Ahora todo ha pasado y la historia tiene un final feliz, precioso y que lleva el nombre de Diego. "Me ha tocado esto pero estoy muy contenta", afirma Belinda para añadir que "todo el personal del hospital me trató genial, hay que agradecerles su labor porque además, justo esos días, estaban saturadas. Nacieron un montón de niños en Soria".

Un parto más que especial

Diego, después de hacerse de rogar unos cuantos días (su mamá ya había salido de cuentas), decidió que iba a llegar al mundo el día 16 de abril, en plena pandemia del coronavirus.

Despertó a sus papás a las 03:00 horas de la madrugada y les obligó a recoger las cosas a toda prisa y montarse en el coche para recorrer la distancia que separa Duruelo de la Sierra del Hospital Santa Bárbara en la capital soriana.

Belinda ingresaba sola a las 04:00 horas y Rubén (el papá de Diego) se volvía para casa. "Para él ha sido más difícil que para mi", explica Belinda, "él se tuvo que ir a casa sin saber nada".

Doce horas después, Diego estaba en brazos de su madre. "Las enfermeras estaban muy atentas y una de ellas me hizo varias fotos con mi bebé en brazos. Además, dejaron que Rubén entrase al pasillo para conocer a su hijo dos minutos".

Después del primer contacto, Belinda subió a la habitación y, aunque estuvo solo 24 horas ingresada, el tiempo le sirvió para darse cuenta de lo importante que es tener una persona cerca en estos momentos. "Cuando acabas de dar a luz necesitas mucha ayuda porque te cuesta mucho moverte. Además, yo ya sabía lo que tenía que hacer, para una madre primeriza tiene que ser mucho más díficil".

Aún así, las mamás son conscientes de que estas medidas de seguridad son "necesarias". "Todos tenemos que poner de nuestra parte para frenar esto y, además, es lo más seguro para los profesionales que cada día se están jugando su salud por los demás".

Un Día de la Madre precioso

Este 3 de mayo Belinda hace balance de todo lo vivido mientras camina por las calles de su pueblo en una solo aparente normalidad. "Llevo al niño blindado", bromea, "en el pueblo nos conocemos todos y hay que evitar las tentaciones de asomarse al carrito para conocerlo". Caminan desde "la ventana de una abuela hasta la de la otra" pues así son las comunicaciones en época del coronavirus.

Hoy, esta mamá ha recibido de regalo "una tarjetita y muchos besos, no necesito más para ser feliz", afirma esta radiante mamá para confesar que "el Covid también ha tenido algo bueno. Su papá y yo estamos en casa porque hemos tenido que cerrar temporalmente el negocio".

Comentarios...