Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La desoladora carta de las enfermeras sorianas: “Estamos cansadas de tragar, nos tienen abandonadas”
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

La desoladora carta de las enfermeras sorianas: “Estamos cansadas de tragar, nos tienen abandonadas”

CAPITAL
Actualizado 18/05/2020 22:09
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

En una carta abierta a la sociedad soriana las enfermeras y auxiliares de enfermería del Hospital de Santa Bárbara denuncian “una falta de organización tremenda”.

Tienen miedo a dar sus nombres, pero quieren denunciar su situación. Son un nutrido grupo de enfermeras y auxiliares de enfermería del Hospital Santa Bárbara de Soria. Tras varias semanas dándole vueltas al asunto han decidido escribir una carta abierta a toda la sociedad soriana que han hecho llegar a Soria Noticias. En ella denuncian una falta de organización en el hospital soriano que, según señalan, todavía continúa y un abandono por parte de sus superiores: “Estamos cansadas de ser el último mono y no recibir ni un gracias”.

Texto íntegro de la carta de las enfermeras sorianas

Mayo de 2020, son las 7:20 horas de la mañana, después de casi 10 horas de trabajo nos sentamos y como no, para no variar, nos desahogarnos entre nosotras para no llevar el cabreo a casa. Hablamos de la experiencia que hemos vivido y seguimos viviendo, nos sentimos abandonadas, estamos cansadas de tragar y tragar, pero hoy va a ser diferente, hoy queremos dar a conocer a la población soriana como nos sentimos.

Partimos de la base de que esto era algo totalmente nuevo, inimaginable, que se escapaba del conocimiento de todos. Podemos entender el caos de los primeros momentos, la falta de coordinación y la mala organización, pero la cosa no quedó en el caótico mes de marzo si no que siguió y sigue continuando. Nos sentimos totalmente desprotegidos, sin una buena organización de base que haya respaldado y cuidado a sus profesionales sanitarios. Nos han faltado EPIS, los cuales teníamos que reutilizar durante varios turnos, hemos usado durante semanas mascarillas no homologadas, han modificado plantillas, ha habido turnos de 12 horas sin casi descansos…en resumen una falta de organización tremenda. Pero por si esto fuera poco también sentimos que nos ha faltado el apoyo por parte de la dirección de enfermería y de nuestras propias supervisoras, nos hemos sentido desamparadas. En ningún momento se han pasado por los diferentes servicios para ver como estábamos, si faltaban cosas, si necesitábamos algo…

Queremos recordar que si el trabajo ha salido a delante ha sido por el esfuerzo profesional y personal de todos los profesionales, porque de eso si estamos seguras, tenemos un equipo sanitario excelente, es tan bueno que la dirección de este hospital no se lo merece. Y cuando hablamos de profesionales englobamos desde el personal de lavandería y limpieza hasta el personal médico, todos somos fundamentales.

Muchas compañeras se han alejado de sus familias para evitar perjudicarles, han dejado sus medias jornadas por cuidado de hijos para que no faltaran manos, se han incorporado compañeras estando de baja y personas que, sin estar en bolsa, llamaron para ofrecerse a trabajar.

Somos humanos, tenemos sentimientos y vidas que hemos tenido que aparcar. No nos gusta que nos traten como un número; hoy vas aquí mañana allí, te ponemos turnos de 12 horas, ahora reutilizas el EPI de ayer, ahora usas mascarillas que no valen para nada… Y para rematar nos hacen unos test de covid con una fiabilidad del 68%, que no entendemos ni para que se han gastado el dinero en eso.

En resumen, lo que más nos cabrea de todo es que a día de hoy aún no hemos recibido por parte de la organización del hospital ni unas gracias, ni unas palabras de ánimo de “que buen trabajo habéis hecho”. Menos mal que la gratificación personal que te hacen sentir los pacientes hace más llevadero el trabajo. Da rabia ver a compañeras que son unas profesionales excelentes tan quemadas, son profesiones vocacionales, amamos nuestro trabajo, pero estamos cansadas de sentirnos los últimos monos de la cadena, cuando somos nosotras quienes sacamos el trabajo adelante.

Para terminar, nos despedimos con un gracias a todos los pacientes y familiares que si nos habéis mostrado vuestro apoyo, GRACIAS.

Fdo. Personal de enfermería del Hospital Santa Bárbara

Comentarios...