Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El Numancia juega esta tarde el partido más importante de su historia
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

El Numancia juega esta tarde el partido más importante de su historia

DEPORTES
Actualizado 28/06/2020 16:17
Sergio García
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Un descenso a Segunda B, en plena crisis económica del Covid y con muchas dudas sobre las intenciones de los propietarios, traería oscuros nubarrones sobre el futuro del club.

Somos los cronistas deportivos muy dados a los titulares grandilocuentes, pero creo que no exagero un ápice si afirmo que el partido que esta tarde enfrenta al Numancia y al Real Oviedo es el encuentro más importante de la historia del club (previa aquí). No se trata solo del aspecto deportivo, una derrota es prácticamente una sentencia de descenso, sino del propio futuro del club.

El aspecto deportivo es sencillo de analizar, afincado en puestos de descenso, a 3 puntos de la salvación y tras 11 partidos sin ganar la situación del conjunto soriano es crítica. Hoy visita el Real Oviedo, rival directo por eludir el descenso y al que darían caza en caso de ganarle. Una victoria solo asegura que hay oportunidad de seguir luchando, una derrota supone un varapalo tanto a nivel matemático como anímico que se podría calificar de definitivo.

Pero hoy sobre el césped del vacío estado de Los Pajaritos hay mucho más en juego que un `simple´ descenso deportivo. Bajar de segunda supone decir adiós al fútbol profesional, un drama para cualquier equipo que agravan en este caso las circunstancias. Al abismo de la segunda b se sabe cuándo se cae pero no cuando se vuelve y este año mucho menos pues la reestructuración del fútbol español no profesional está en el aire tras una temporada suspendida por la crisis del coronavirus.

A nivel económico el Numancia maneja unos presupuestos que rondan los 5 millones de euros (para hacernos una idea es en torno al 10% del presupuesto que manejan la Diputación de Soria o el Ayuntamiento de la capital). La ausencia de la gran inyección que suponen las televisiones complica la situación económica de los clubs de la división de bronce española y más en territorios pequeños. Los presupuestos más grandes rondan la mitad (entre 2,5M€ y 3M€) que el actual presupuesto del Numancia y corresponden a equipos de provincias mucho más grandes que Soria como Cantabria, León o Castellón. Sin las teles la capacidad de los clubs para lograr patrocinadores e inversores locales y el ingreso directo de los socios es fundamental en las cuentas de las entidades.

Un descenso supondría poner en riesgo muchos de las decenas de puesto de trabajo directos que tiene el Club Deportivo Numancia. Desde las oficinas, al mantenimiento de las instalaciones, pasando por el fútbol base sin duda se verían abocados a un considerable reestructuración. Pero no solo los empleos directos se verían afectados, también toda la economía de la ciudad, desde bares a hoteles pasando por el trabajo de muchos profesionales de la información.

Pero a este combo peligroso, y más en una situación de incertidumbre como la provocada por la crisis del covid19, se le suma otra factor puntual del cuadro soriano que abre aún más las incógnitas sobre el futuro del club tras un posible descenso. El club cambió de propietarios hace menos de 2 años y saber qué quieren hacer los nuevos dueños con él es una incógnita que los sorianos llevan meses preguntándose.

El nuevo dueño Moisés Israel no ha sabido o no ha querido (este periódico tiene solicitada una entrevista con él desde hace más de un año) explicar su proyecto y su escasa presencia e implicación con la ciudad tampoco ayudan. Su proyecto hablaba de internacionalizar la marca y traer una especie de turistas-deportistas que permitan rentabilizar la marca. Y cuando hablamos de marca esta parece ser más la marca `LFP´ que la marca `Numancia´. Un proyecto que parece ser más una mera estrategia de marketing que una pensada estrategia empresarial.

Con unos inéditos repartos de dividendos la parroquia rojilla está más mosqueada que ilusionada con un proyecto tras el que se esconde un fondo inversor del que poco se sabe. ¿Es el proyecto de los nuevos dueños viable en segunda B? ¿Cuánto valdría un club descapitalizado y fuera del fútbol profesional en una ciudad como Soria? En el fútbol profesional el paraguas de la LFP garantiza una estabilidad y rentabilidad económica que se convierte en puro trabajo por la supervivencia en la Segunda B por lo que, un eventual descenso, podría acabar con la etapa dorada del club y con el Numancia tal y como hoy lo conocemos.

Todo ello está en juego hoy en 90 minutos.

Comentarios...