Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Todo lo que debes saber sobre los créditos rápidos en internet. ¿Son buenos o malos?

Todo lo que debes saber sobre los créditos rápidos en internet. ¿Son buenos o malos?

ESPECIALES
Actualizado 02/09/2020 17:14

Créditos por internet. Desde hace unos años, la figura de los productos financieros tramitados a través de plataformas online ha ido adquiriendo más y más relevancia. Numerosas empresas han dado el salto a la red para ofrecer a los consumidores la opción de contar con mayores inyecciones de dinero sin necesitar nada más que rellenar algunos formularios y ofrecer datos de diversa índole.

Trámites sencillos que suelen venir acompañados del ingreso del dinero pedido en cuestión de minutos. Soluciones que parecen ser perfectas para momentos tan extraños e inciertos como los que vivimos a raíz del coronavirus. Pero, ¿qué hay detrás de los créditos por internet?, ¿son tan buenos como aparentan, son una mala solución? Hay mucho que tratar a la hora de abordarlos y, sobre todo, cuando miramos más de cerca a las diferentes plataformas financieras que hay en internet.

Con el panorama actual, se han disparado las solicitudes de préstamos online, como es lógico. Ante las dudas y el miedo a la falta de liquidez o la insolvencia, muchas familias han dado el paso y recurrido a plataformas en línea para buscar inyecciones rápidas en caso de ser necesario. El problema es que, al recurrir sobre todo a créditos rápidos, se han disparado las alarmas por el exceso de solicitudes.

Algo también lógico, ya que, aunque sean buenas soluciones, no son perfectas en absoluto. Vamos a ver mejor qué ofrecen, cuáles son los límites y, sobre todo, cuáles son las condiciones de estas soluciones económicas que ahora mismo están en boca de todo el mundo.

Créditos rápidos online: lo fundamental

Lo primero que hay que subrayar sobre los créditos rápidos por internet, o sobre los créditos al instante, es que detrás de ellos hay empresas financieras. Estas son la clave, ya que hay algunas que son absolutamente profesionales y fiables, pero también las hay que son todo lo opuesto. Tan solo hay que ver cómo se ha advertido recientemente del incremento de las estafas online para darse cuenta de ello.

Entre los engaños y los timos por internet también se han colado algunos relacionados con falsas financieras, y eso obliga a tratar uno de los puntos obligatorios sobre cualquier préstamo en línea. En el caso de solicitar uno, nunca se debe pagar por adelantado. Las empresas que piden algo así son engaños que quieren robar, nombres que se suman a las estafas por internet que se han disparado este 2020.

Eso ya hace obligatorio pensar en plataformas seguras para llegar a financieras y créditos. En ese sentido es donde sobresalen los comparadores, ya que se encargan de repasar todo el panorama del sector, acumular la información más importante y, acto seguido, ofrecer las mejores propuestas que se pueden encontrar. Lo cierto es que son un buen camino para llegar rápidamente al producto que se busca, pero, sobre todo, para escoger una opción segura y libre de riesgos innecesarios, como los que ya hemos mencionado.

Aun así, también hay que subrayar dos aspectos muy importantes sobre los créditos rápidos, y que todo consumidor debe consultar en el primer instante: los intereses y los plazos. ¿Por qué? Imagina pedir un crédito rápido de más de 1.000 euros y que el plazo de devolución sea de 30 días. Suena a una locura. Ahora, suma también unos intereses y comisiones que hagan que el valor total a pagar sea del doble del préstamo solicitado. En efecto, pagar 2.000 euros en un solo mes.

Eso, en lugar de a remedio, suena a problema, y serio. Desafortunadamente, es algo que sucede más de lo que debería, ya que no es habitual repasar todas las condiciones y características de los créditos rápidos, sobre todo cuando ofrecen el dinero en cuestión de minutos, sin avales y con tan solo pulsar un par de botones. El trámite, ciertamente, es de lo mejor y, a la vez, de lo peor que tienen estos préstamos porque invitan a pasar rápidamente sin pararse a mirar.

Algo innegable, en cambio, es que estos créditos rápidos se dan también aunque se esté en ASNEF, y eso es toda una ventaja para personas que hayan podido tener altercados con alguna empresa por algún supuesto impago. Además, también las hay que ofrecen créditos al momento de menor cuantía y sin ningún tipo de interés, aunque sean promociones puntuales.

Es una delicada balanza que se tiene que equilibrar con mucho cuidado antes de tomar ninguna decisión, máxime con las consecuencias que puede tener si no se tienen en cuenta todos los factores. Por supuesto que puedes pedir un préstamo de este tipo por internet, pero siempre debes hacerlo conociendo tanto las responsabilidades que implica como las posibles consecuencias. Analizar y estudiar cada caso es esencial, hacer lo contrario, simplemente, es una locura en los tiempos que corren.

Y sí, aunque puedan ser una buena forma de tener dinero para gastos imprevistos, siempre será mejor recurrir a los ahorros. Aunque, tristemente, no todo el mundo puede recurrir a ellos.

Comentarios...