Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La nueva realidad en los centros del tercer sector: Hablamos con Alzheimer Soria

La nueva realidad en los centros del tercer sector: Hablamos con Alzheimer Soria

CAPITAL
Actualizado 21/09/2020 22:33
Marina López

Alzheimer Soria ha denunciado la precariedad en los centros del tercer sector en el Día Mundial del Alzheimer.

Que el coronavirus nos ha puesto la vida patas arriba es un hecho. Que los más vulnerables han sido los que más han sufrido los efectos de esta pandemia, también.

Según CEAFA (Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras Demencias, en España, alrededor de 1,2 millones de personas padecen demencias como el alzheimer y están siendo “sin duda, las más damnificadas” en esta crisis.

En una fecha tan señalada como hoy, Día Mundial del Alzheimer, Alzheimer Soria ha denunciado la precariedad en los centros del tercer sector.

Beatriz Aldea Lafuente, directora de los centros de la entidad, cuenta a este diario que la pandemia, para las personas con alzheimer y sus cuidadores no está siendo nada fácil: “Hemos visto bastantes complicaciones, como cambios del ritmo del sueño, ansiedad o mucho nerviosismo”. También subraya que esta cuarentena ha hecho que el estado de los pacientes se deteriore, que “han dado un bajón muy grande” y que “gente que estaba bien antes de que comenzase el estado de alarma, ahora necesita muchísima más ayuda”.

Por su parte, el centro ha realizado un seguimiento de los pacientes a distancia durante la cuarentena. De forma telefónica y telemática. “Llamábamos cada cierto tiempo para ver cómo estaban y les dábamos ideas sobre actividades que llevar a cabo desde casa. También publicábamos vídeos sobre técnicas de movilización y estimulación…”. Desde Alzheimer Soria también conversaron con las instituciones públicas para poner sobre la mesa las necesidades de este colectivo. “Hablamos con la Subdelegación de Soria para comentarles que era muy importante dejar salir a personas con demencia a la calle, aunque solo fueron cinco minutos al día”, puntualiza la directora de los centros.

Incertidumbre ante la financiación

Las entidades del tercer sector, según los datos de CEAFA, están sufriendo una de las crisis más nocivas de su historia: cierre de centros, ERTE, paralización de servicios, etcétera. El problema es un denominador común en estos tiempos que corren: no hay dinero.

En el caso de Alzheimer Soria, el 20% de su presupuesto depende de las subvenciones públicas. A día de hoy la Junta Directiva se está reuniendo con las instituciones para ver cómo gestionar el tema de las ayudas. Nos dice que este año, al no poder llevar a cabo los eventos previstos con los que consiguen recaudar dinero normalmente, se les comen los apuros. “Antes ya íbamos muy justos y ahora nos preocupa que a la hora de abrir aumente nuestro déficit. Al final, nosotros no tenemos remanentes, porque todos los beneficios los vamos invirtiendo en lo que vamos necesitando. Desde las instituciones están viendo cómo ayudarnos pero, de momento, confirmado no hay nada”.

En cuanto a la financiación privada, la directora afirma que este año, de momento, cuentan con la aportación de empresas socias de la entidad, la ayuda de Caja Rural de Soria y la de varias asociaciones rurales de la provincia.

Otro de los problemas a los que se enfrenta la entidad es el miedo. Muchos de sus pacientes ya no asisten al centro. “En febrero los centros de la calle San Hipolito y el de Ólvega estaban llenos. Ahora, en el caso de Ólvega la asistencia no ha bajado mucho: hay 15 plazas y 12 de ellas están ocupadas. Sin embargo, en el caso del centro de San Hipólito y Gaya Nuño solo están ocupadas a la mitad”.

La gestión con covid

El centro de día de enfermos de alzheimer, que reabría sus puertas el pasado 17 de agosto, volvió a echar el cierre a mediados de septiembre porque un usuario de las instalaciones se contagió por un contacto familiar, tal y como adelantaba Heraldo-Diario de Soria. Ahora, están a la espera de una segunda PCR para descartar positivos. “Esto significará que los protocolos que estamos llevando a cabo: distancia social, lavado constante de manos, etcétera están cumpliendo su función. De hecho, hasta el otro día ningún usuario del centro había sufrido un contagio.”

El centro se ha adaptado a esta nueva realidad organizándose en grupos más pequeños, creando rutinas de lavado de manos y adaptando las actividades para evitar cercanía o contacto físico. Esta situación les “hace repensar mucho las cosas”, comenta la directora. “Ya estábamos buscando cómo incluir nuevas tecnologías en las actividades que realizamos en el centro. Ahora también se potencia el apoyo a los familiares para que aprendan a estimular a los pacientes desde casa”.

Lo de las tecnologías, al igual que en el tema de la educación, es un hándicap. “Hay que reforzar lo telemático y los servicios a domicilio. Muchos de nuestros pacientes no tienen internet en casa o no saben cómo se utiliza la tecnología. También tenemos que estar preparados para esto”, admite.

Plan Nacional de Alzheimer y otras Demencias

En octubre de 2019, un poco antes de que la pandemia nos eclipsase la vida, se aprobaba el Plan Nacional de Alzheimer y otras Demencias 2019-2023, una hoja de ruta cuyo objetivo era abordar esta enfermedad de forma integral, desde cuatro ejes de intervención: la sensibilización y transformación del entorno para normalizar el alzheimer y otras demencias, la coordinación con recursos suficientes entre Servicios Sociales, Sanidad y profesionales del sector, la salvaguarda de los derechos y la dignidad de los enfermos y la investigación de la enfermedad.

La falta de financiación y la llegada de la covid-19 hizo que este plan se quedase, de alguna forma, en un segundo plano. Desde CEAFA piden que este Plan se retome y se adapte a la nueva realidad. La directora de los centros de Alzheimer Soria aporta algo de luz entre tanto ruido y furia: “Si algo positivo se ha visto con el coronavirus es cómo todos los países se han dado cuenta de que invertir en investigación es necesario. Esto demuestra que si le damos a las enfermedades degenerativas, como el alzheimer, la importancia que realmente tienen, podemos progresar adecuadamente”.

Comentarios...