Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Soria o porqué la mejor vacunación de Castilla y León es también la más secreta

Soria o porqué la mejor vacunación de Castilla y León es también la más secreta

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 26/04/2021 15:03
Sergio García

Con el 20% de su población ya inmunizada, Soria avanza más rápido que las demás y lo hace ‘escondiendo’ los llamamientos y apartada de las vacunaciones masivas. La provincia siempre sufre una curiosa distorsión estadística debida a su escasa población.

Castilla y León espera superar esta semana el millón de vacunas administradas. Antes de comenzar esta semana la comunidad había recibido 1.041.649 vacunas de las que ha administrado el 91.71%. Con ellas ya ha logrado inmunizar al 13,3% de su población, mayoritariamente los más mayores e indefensos ante el virus.

Pero hay una provincia que sobresale ante todas las demás en este proceso de vacunación. Se trata de Soria, la más pequeña de España y la que más rápido avanza de todas. Tanto es así que el portavoz de la Junta la llegó a señalar como la región de toda Europa (seguramente Unión Europea) donde la vacunación avanza a mayor ritmo.

En total Soria tiene al 19,44% de su población ya inmunizada con las dos dosis y al 39.97% con al menos una dosis puesta. El dato es superior a la media regional que se sitúa en el 13,3% en cuanto a personas con las dos dosis. Por edades, Soria supera el 90% de personas con las dos dosis en los rangos de edad de 80 a 89 y de 90 en adelante. A nivel regional esos datos son del 91% para los más mayores de 90, pero solo del 64% para los de entre 80 y 89 años. Entre 70 y 79 años el 48% de los sorianos están inmunizados mientras ese dato a nivel autonómico es de solo el 8,3%.

Mucho se ha hablado sobre el secreto de este proceso de vacunación aunque lo cierto es que la mayor parte se explica viendo la pirámide poblacional y las estadísticas de trabajadores. O dicho de otra manera, los factores que ahora hacen que Soria sea la provincia que más rápido avance en la vacunación son los mismos que hicieron que fuera la provincia que más sufrió en la primera ola.

La elevada edad media de la provincia es la base para que este proceso vaya más rápido que en otros territorios. Algo a lo que se suma el elevado número de personas que, en proporción, viven en centros de mayores y una de las tasas más alta de España en cuanto a sanitarios, docentes y profesionales de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.

Los sorianos conocen bien las distorsiones estadísticas que su escasez de población provoca. En cualquier ranking de lo que sea sobre el total de la población la provincia siempre saldrá muy arriba o muy abajo puesto que el divisor siempre es minúsculo. Así el paro siempre pega bandazos espectaculares en la provincia, nuestros alcaldes son los que más cobran per capita o algunos políticos pueden señalar las bondades de la sanidad soriana al ser la que más médicos tiene por habitantes.

Pero más allá de las distorsiones estadísticas la vacunación en Soria tiene otro elemento que llama la atención. Sacyl lleva semanas anunciando en su web los lugares y horarios de vacunación. Provincia por provincia, uno puede saber a quién se está vacunando, dónde y en qué horarios. Cualquier vecino puede consultar que apellidos, meses o años son los llamados en cada uno de los centros de vacunación. En todas las provincias menos en Soria.

La página de Soria va camino de 2 semanas sin notificar nuevas vacunaciones. Esto no significa que no se esté vacunando, sino que los llamamientos se están realizando de otras maneras. Así, por ejemplo, durante la pasada semana se comenzó a vacunar a las personas nacidas en 1961, pero eso no apreció en la web. El apartado de Soria permanece en blanco, al menos, desde hace 10 días y solo ha tenido información específica de la provincia cuando se lanzó la web.

Tras la polémica sobre las vacunaciones masivas en Soria que llegó hasta las Cortes, la Junta parece haber apostado por un perfil bajo a la hora de dar publicidad a la mejor vacunación de Europa. Una especie de a mí que me dejen vacunas que yo ya las voy poniendo sin llamar la atención no sea que vean que voy muy bien y me corten el grifo. Una estrategia que, de ser así, se ha demostrado efectiva y que pasa por llamadas personales para avisar a la población de la posibilidad de vacunarse. Más vacunas y menos ruido.

Comentarios...