Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Jarda y Payaso reivindican en Soria el legado de una raza que se niega a desaparecer

Jarda y Payaso reivindican en Soria el legado de una raza que se niega a desaparecer

CAPITAL
Actualizado 06/11/2021 00:33

La Cabaña Real de Carreteros lleva una carreta tirada por un buey y una vaca serrana soriana al centro de la capital. La acompaña con una exhibición de corte de troncos de Chelio y Capitán.

En el marco de la Feria Presura para la repoblación del mundo rural y aprovechando su reciente premio Colodra la Cabaña Real de Carreteros ha hecho hoy presencia en el centro de Soria. Con dos magníficos ejemplares de vaca y buey de Serrana Soriana tirando del carro (literal y metafóricamente) y una exhibición de corte de troncos el colectivo ha querido poner en valor el legado y la cultura de la zona pinariega de Soria y Burgos.

Ángel, de Regumiel y José Luís de Vilviestre (más conocidos como Chelio y Capitán en la zona) han deleitado a los presentes demostrando que ni la mañana ni la fuerza se pierden con la edad. Un corte de troncos en sus diversas modalidades que preparaba el terreno para la llegada de los verdaderos protagonistas Jarda y Payaso.

Jarda y Payaso son una vaca serrana y un buey serrano de 8 y 6 años respectivamente que hoy han paseado su imponente fisionomía por el centro de Soria. Guiados por el mítico Zaca y tirando de un carro que reclamaba protección para la raza, los animales han llegado a Mariano Granados.

Allí desde la asociación Cabaña Real de Carreteros se ha realizado una breve explicación de la importancia de esta raza para la economía no solo de Soria y Burgos sino de toda España. “La Serrana y la oveja Merina fueron el motor económico de Castilla” que le permitió conquistar el mundo. Esta raza autóctona soriana llego a tener más de 25.000 ejemplares que tiraban de más de 8.000 carros.

Con ellos se movían materias primas por toda la península, pues los antepasados de Jarda y Payaso eran capaces de recorrer el trayecto entre Santander y Sevilla. Una raza que ya aparecía en los textos romanos en los que se habla de Numancia y que fue poco a poco cayendo en el olvido con la llegada de los medios de locomoción.

Hoy, los ejemplares de Serrana, que pueden vivir hasta 20 años, sobreviven gracias al esfuerzo durante años de la Diputación de Soria. Su carne no puede competir contra la de otros tipos de vacas y bueyes y para el trasporte de mercancías ya no son necesarios. Una situación que ha llevado a la especie al borde de la desaparición en varias ocasiones.

No en vano en estos momentos la mayor explotación ganadera de esta especie pasa momentos complicados. Desde la Cabaña Real de Carreteros se ha reclamado investigación y preservación, acompañada de las declaraciones oportunas por parte de las administraciones para proteger una raza única y que dio lustre y poderío a Castilla para lanzarse a la conquista de medio mundo.

Comentarios...