Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
San Baudelio II: El futuro de la 'Capilla Sixtina' del arte mozárabe

San Baudelio II: El futuro de la 'Capilla Sixtina' del arte mozárabe

REPORTAJES
Actualizado 09/01/2022 21:28
Encarna Muñoz

Segunda parte del profundo reportaje sobre la joya soriana. La directora del Museo Numantino, Marian Arlegui nos ayuda a poner luz sobre el futuro de uno de los monumentos más importantes de Soria. ¿Es eterna esta joya patrimonial? ¿Se debe cobrar por su visita? ¿Regresarán algún día los frescos que se expoliaron legalmente hace casi un siglo?

Decir que San Baudelio es una joya patrimonial se queda corto, y es que Soria puede presumir de que la 'Capilla Sixtina' del arte mozárabe (así la denominan los expertos en la materia) se ubique dentro de sus límites provinciales. La ermita de San Baudelio es una joya única en el mundo, pero su reputación, lamentablemente, no solo se atribuye a su relevancia arquitectónica y pictórica. El templo no puede contemplarse en su integridad a día de hoy porque entre los años 1922 y 1924 se materializó uno de los expolios legales con mayores consecuencias para la historia del arte español.

Esto supuso que las raíces del arte soriano se extendieran hasta el continente americano. Actualmente se puede contemplar la extraordinaria belleza de los frescos exportados de San Baudelio en el Museo de Cincinnati, la sección de claustros del Museo Metropolitano de Nueva York (The Cloisters Museum), el Museo de arte de Indianápolis y el Museo de Bellas Artes de Boston. También hay un pedazo de la 'Capilla Sixtina' del arte mozárabe en el Museo del Prado, pues el gobierno español consiguió recuperar parte de los frescos, pero decidió que no regresaran a su escenario primigéneo.

El futuro de San Baudelio

Marian Arlegui, directora del Museo Numantino, afirma que el verdadero problema del expolio legal de San Baudelio es la "desposesión" del tempo, porque "sería sobrecogedor verlo al completo". Arlegui no está dispuesta a renunciar, aunque suene a utopía, a la idea de que las pinturas expoliadas puedan regresar a su lugar de origen.

Aún así, aclara que "esto es muy complicado" porque "todos los museos son hijos de su tiempo". "Esos museos exponen arte europeo y, dentro del economicismo salvaje de la cultura, son bienes que atraen mucha gente. Si de la sección medieval de The Cloisters eliminásemos todas las piezas que no son americanas, tendrían que cerrar. De la misma manera ocurriría si el Louvre o el British tuviesen que devolver las piezas egipcias, griegas, cretenses o mesopotámicas", sintetiza Arlegui.

No obstante, Arlegui deja entrever que sí pelearía por que el Museo del Prado retornase lo que pertenece a San Baudelio. Su argumento es que las colecciones del Prado tienen un origen en las colecciones reales y nobiliarias, con lo cual San Baudelio es un anexo y se remonta a un arte más antiguo y con procedencia distinta". Aún así, la directora del Numantico matiza que "esto corresponde a política de museos".

San Baudelio, ¿eterno?

Soria dispone de una auténtica joya patrimonial que está obligada a preservar para las futuras generaciones. Esta conservación es una de las cuestiones que ocupan a Marian Arlegui, y le preocupa especialmente desde que, hace cuatro años, se detectó un problema de hongos en los frescos de la ermita. Por el momento se descarta cerrar el Monumento y construir una réplica visitable al estilo de Altamira.

Para evitar un problema que obligue a cerrar se debe buscar una solución preventiva. "Entre junio y octubre hay muchos visitantes creo que más pronto que tarde deberemos establecer un sistema de concertación previa de visitas para repartirlas a lo largo del año", explica la directora del Museo Numantino.

Arlegui considera que la razón es "tan poderosa" que, si se explica de forma correcta, no generará conflictos. También puntualiza que "podría tener cosas positivas pues mejorará considerablemente la calidad de la visita, además de desestacionalizar la visita al monumento, algo que repercutirá en el turismo".

Continúa Arlegui refiriendo que la obligación de conservación no solo es ética, también legal. "Nuestra obligación absoluta es conservar el Patrimonio en las mismas condiciones o mejores que ha llegado hasta nosotros", sintetiza.

Un precio a la visita

La directora del Museo Numantino no es partidaria de poner un precio a la entrada de San Baudelio y lo argumenta en base a las diferencias entre las tradiciones de derecho imperantes en el mundo occidental: el latino-germánico y el anglosajón. En el latino, que rige la mayoría de acciones de nuestro país, el patrimonio cultural es propiedad del pueblo; por el contrario en los países anglosajones hay una elevada propiedad privada de determinados bienes.

Que sea el pueblo español quien ostente la propiedad del patrimonio cultural se debe traducir, para Marian Arlegui, en facilidad en el acceso. "La educación y la sanidad son gratuitas, y la cultura en lo que tiene que ver con bienes inmuebles y muebles (monumentos, archivos, bibliotecas, yacimientos arqueológicos) tiene que facilitar el acceso de toda la población de modo que la economía no sea una razón excluyente", expresa la directora.

Se sirve de un ejemplo más que ilustrador: "Imagina que una familia con dos hijos quiere visitar la fortaleza de Gormaz, la colegiata de Berlanga, San Baudelio, Numancia y Tiermes. Si el acceso a estos lugares tuviese precio, no visitarán todos estos puntos. Por ello me parece que este tipo de legislación de es correcta".

Arlegui considera que el análisis económico de la cultura es mucho más complejo y está convencida de que existe un beneficio indirecto del acceso libre a la cultura. "Aunque no pagen sí comen, sí se alojan, sí compran...", refiere. Además, puntualiza que "lo que cobráramos no sería suficiente para la conservación del monumento. Un pueblo orgulloso de su cultura y patrimonio, que es usuario y lo frecuenta, es más culto y está comprobado que tiene mejor calidad de vida. Es un pueblo mucho más rico".

Para concluir, Arlegui abre otra cuestión, la jerarquía de los precios: "Si el Prado cobra 10 euros, ¿cuánto hay que cobrar por San Baudelio?", plantea.

La primera parte puede leerse en este enlace.

Comentarios...