Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El C.D. Numancia 3 años después del Diamankazo: De rozar Primera a la irrelevancia en Cuarta

El C.D. Numancia 3 años después del Diamankazo: De rozar Primera a la irrelevancia en Cuarta

DEPORTES
Actualizado 08/06/2021 21:56

El club soriano ha pasado de ser un ejemplo de gestión deportiva y económica profesional a una entelequia que deambula por lo más profundo del fútbol patrio. El cambio de presidente abre una puerta a la esperanza, pero de momento se continúa sin plantilla ni entrenador. ¿Les suena?

Corría el 9 de junio de 2018. Éramos felices y algunos lo sabíamos. Un testarazo de Diamanka en la Romareda en el minuto 90 del partido de vuelta de los playoffs de ascenso a primera ponía al Club Deportivo Numancia a un solo paso de volver a la liga de las estrellas. Aquel Numancia del señor Jagoba Arrasate, cimentado sobre las paradas de Aitor Fernández, se había clasificado in extremis para pelearle una plaza en la élite al Zaragoza, el Sporting y el Valladolid. Casi nada.

Es cierto que aquella temporada fue un espejismo en medio de unos años de austeridad (¿preparación para vender el club?) y sufrimiento clasificatorio. También lo es que en la eliminatoria decisiva el equipo Pucelano pasó por encima de los rojillos. Pero nadie en aquel momento era capaz de atisbar el descenso a los infiernos que sufriría el club soriano en menos de 1.000 días. Un descenso a los infiernos que nadie sabe si ha tocado suelo o si todavía hay más plantas en el sótano del fracaso rojillo.

Hoy, 3 años después de aquel cabezazo (el gol más importante de su carrera, reconocía el bueno de Pape) que situaba al Numancia a 180 minutos de ascender a primera, el equipo soriano milita en la cuarta categoría del fútbol español. Una cuarta categoría llena de penurias y de equipos que sonaban a pasado pero que se han hecho presente por deméritos propios: Arenas de Getxo, Tarazona, Cristo Atlético, Peña Sport…

Hoy, 3 años después de que cientos de sorianos (que sacrificaron Valonsadero) silenciaran el templo maño, lo peor no es la catástrofe deportiva. El club deambula hacia una peligrosa irrelevancia. Hoy, el Numancia continúa sin entrenador para la próxima campaña y sin conocer el grueso de su plantilla. ¿Serán capaces de repetir el mismo error? Hoy, el Numancia tiene nuevo presidente desde la semana pasada. Hay muy buenas referencias, pero nadie lo conoce en Soria.

Hoy, los logos de la Liga de Fútbol Profesional todavía abundan por Los Pajaritos, como quien se resigna a quitar las fotos de su ex. Hoy, 3 años después y aturdida por el Covid, la ciudad de Soria todavía no parece ser consciente de todo lo que ha perdido por culpa de dos descensos consecutivos. Hoy, los numantinos desean que alguien nos diga que esto ha sido un mal sueño. Pero hoy lo que toca es remangarse, pisar el barro, asumir que estamos en la mierda y recuperar los valores de esfuerzo y humildad para tratar de volver lo más rápido posible. Seguro que esta vez no hace falta que nos recuerden de dónde venimos.

Comentarios...